Invertir tus ahorros: por qué es tan importante

¿Tú inviertes o pierdes dinero cada año? Esta pregunta puede parecer exagerada, pero no lo es. La realidad es que invertir ha dejado de ser una opción y se ha convertido en una necesidad. El tiempo en el que con ahorrar era suficiente ha pasado a mejor vida.

Para alcanzar tu jubilación soñada, la libertad financiera o cualquiera de tus objetivos económicos debes ser capaz de obtener una alta rentabilidad por tus ahorros. Existe una gran diferencia entre limitarte a ahorrar e invertir y esta se llama interés compuesto.

Invertir aprovechando el interés compuesto

El interés compuesto es el mejor aliado para invertir tus ahorros. Sólo necesitas tiempo para que funcione correctamente y puedas conseguir más rentabilidad para tus ahorros.

Para aprovechar el interés compuesto basta con reinvertir los beneficios de tus inversiones año tras año y durante largos periodos de tiempo. Al hacerlo, tus ahorros crecerán más deprisa porque el principal de la inversión será cada vez mayor. Es lo que se llama efecto bola de nieve. Imagina el dinero de tu cuenta de ahorro como si fuese una pequeña bola de nieve que cae por una pendiente y va recogiendo copos a cada vuelta. Con cada vuelta será más grande y cuanto más larga sea la pendiente, mayor será su tamaño. Así de fácil

Para que lo entiendas, mejor, nada una comparación básica. Si ahorras 200 euros al mes y sólo ahorras, al cabo de 25 años tendrás en tu cuenta 60.000 euros, que está muy bien. El problema es que no tiene nada que ver con que sólo lograses un 1% por tus ahorros cada año. De lograrlo, la suma ascendería ya a 76.672 euros.

invertir y el interes compuesto

Imagina ahora que eres capaz de invertir y conseguir una rentabilidad más alta para tus ahorros. Con un 8%, la media histórica de la bolsa, habrías doblado tu capital para ese mismo periodo de tiempo. En otras palabras, contarías con 164.655 euros. Ahora que ya conoces la magia del interés compuesto sólo te restan dos cosas: ahorrar (si quieres aprender cómo ahorrar mucho más sin esfuerzo apúntate a nuestro programa gratuito) y empezar a invertir (aquí te hablamos de dónde invertir y cuáles son las inversiones seguras).

Qué pasa si no inviertes tus ahorros

Es muy habitual que aun sabiendo que debes rentabilizar tus ahorros sigas indeciso. El miedo a invertir es algo natural, tanto como el miedo a perder. Nunca hay que dejar que ese miedo te paralice y te impida invertir tus ahorros. Esta parálisis es el peor enemigo de tu dinero, por encima incluso de los propios mercados. El motivo es que si no inviertes la inflación se comerá tus ahorros.

La inflación se define como el aumento del coste de la vida y suele asociarse al IPC. Para que lo entiendas mejor, el dinero va perdiendo valor con el paso del tiempo porque cada vez las cosas cuestan más. Sólo tienes que pensar en cuánto pagabas por un café hace diez años y cuánto pagas ahora.

Aplicado a tus ahorros, lo que quiere decir es que ese dinero que tienes en el colchón valdrá menos porque podrás comprar menos cosas con él. Por eso mismo, batir la inflación debe ser el objetivo de rentabilidad mínimo para tus ahorros, algo que deberías pedirle incluso a las inversiones más seguras.