Cinco errores financieros que evitar a los 50 años

PreAhorroFinanzas PersonalesHacer un comentario

los errores mas habituales al jubilarse

Los 50 son una etapa de madurez en la que se supone que debes tener tu vida ya encarrilada. Esto no es sinónimo de estancamiento, pero sí de que ya has recorrido más de la mitad del camino y deberías haber recogido los frutos de tus esfuerzos y ver cómo crece lo que has ido sembrando. Para hay cinco errores financieros a los 50 años que debes conocer y evitar.

A los 50 te quedan menos años para llegar a la jubilación de los que has trabajado y ya deberías de haber andado parte del camino hacia la libertad financiera. Sin embargo, no haber empezado a ahorrar está entre los fallos más habituales, aunque no es el único.

Estos son los errores financieros que debes evitar a los 50 años.

No tener la jubilación solucionada

En España la edad de jubilación está fijada en los 65 años y alcanzará los 67 años en 2022. Una vez cumplas los 50 tendrás 17 años para conseguir el dinero para el tipo de retiro que te hayas planteado. Puede parecer mucho tiempo, pero en términos de inversión no es tanto.

Si todavía no has empezado a ahorrar para la jubilación, hazlo ahora mismo. No esperes ni un minuto más, deja de leer este post, haz cuentas y empieza a preahorrar ya mismo. Llegados a este punto no se trata de una recomendación, sino de una obligación.

En 17 años tus opciones para juntar el capital que necesitas para tu jubilación son limitadas, ya que, para empezar, no podrás aprovechar del todo el poder del interés compuesto y tu capacidad de asumir riesgos estará mermada por ese horizonte temporal. Si a estas alturas no tienes la jubilación solucionada, repasa tu presupuesto y busca fórmulas para acelerar el ahorro y adaptarte a un nivel de consumo menor o sufrirás el golpe al jubilarte.

Y si ya tienes tu plan, nunca está de más repasar su marcha con tu asesor. La entrada en los 50 es un gran momento para reevaluar tus objetivos para la jubilación y ver si tu plan para alcanzar la libertad financiera te permitirá lograrlos.

Seguir sin sentarte con un asesor financiero

Si llegado a este punto tienes el mismo plan de pensiones que contrataste cuando tenías 30 años, o fuiste muy cauto entonces o estás siendo demasiado temerario ahora. Al igual que tus necesidades vitales cambian según vas cumpliendo años, también debería hacerlo la distribución de tus ahorros.

En términos generales deberías ir reduciendo el riesgo de tus inversiones conforme se acerca la edad de jubilación. La razón radica en que cuanto menor es el plazo de la inversión más conservadora debe ser esta porque no hay tiempo para recuperarse de los errores. Dicho de otra forma, si necesitas el dinero invertido en un plazo de tres años, tu prioridad es no perder ese dinero, aún a costa de que los beneficios sean menores. Por el contrario, si tienes 40 años por delante la rentabilidad debe ser tu objetivo. Aquí puedes ampliar información al respecto.

Desde Renta4 han elaborado una tabla que recoge cómo debería distribuir una persona sus ahorros entre renta variable (más riesgo) y renta fija (menos riesgo) en cada etapa de su vida y que puede servir de orientación.

Renta 4 distribución de la cartera de inversion por edad

Si todavía no lo tienes claro, sentarte con un asesor financiero puede ayudarte a aclarar tu mente e invertir mejor.

No hablar de finanzas personales con tus hijos

En este punto de la vida deberías tener clara la importancia de saber gestionar adecuadamente tus finanzas personales. Sólo tienes que reflexionar sobre qué habrías hecho a los 20 años con los conocimientos que tienes ahora y pensar en tus hijos. Todavía estás a tiempo de ayudarles a enfocar de forma diferente su relación con el dinero e incluso con el trabajo.

No hace falta que les hagas partícipes de todas las decisiones o de tu presupuesto concreto, pero sí de que poco a poco vayan integrándose en la economía familiar. Ayúdales a familiarizarse con los trámites básicos relacionados con la gestión del dinero para que vayan aprendiendo a tomar decisiones financieras y que no acusen la presión de hacerlo de golpe cuando sean mayores.

Además, al compartir estas cuestiones estarás mejorando tu relación con ellos, entenderán mejor las presiones a las que estás sometido e integrarán las conversaciones sobre dinero como algo natural, no como un tema tabú.

No prever tus gastos

Al igual que a los 40 años, a los 50 hay una serie de gastos que son fáciles de prever, como los cambios de coche, electrodomésticos y por, supuesto, los estudios de los hijos. El coste medio de la matrícula universitaria asciende a 1.323 euros al año según un informe de Yaq.es y a esta cantidad deberás sumar materiales y alojamiento en caso necesario. Es un dinero fácil de presupuestar y un coste que sabes que terminará llegando. Si todavía no has comenzado a preahorrar, hazlo ahora.

Si llegado el momento no dispones de ese dinero, deberás decidir entre usar el ahorro a largo plazo que hayas acumulado, es decir, el dinero de tu jubilación y de tu libertad financiera, o guardarlo. No hay una decisión acercada en este punto, ya que por un lado estás jugando con el futuro de tu hijo y por otro con el tuyo propio. Al final será cuestión de prioridades personales.

Volver a hipotecarse

Es relativamente habitual comprar casa a partir de los 50 años como segunda residencia. El problema es que se suelen repetir los errores pasados al adquirir la vivienda, empezando por alargar la hipoteca para pagar menos cuota.

Antes de comprar la casa de la playa haz números y valora si de verdad la necesitas. A partir de ahí piensa que en apenas 17 años tus ingresos pueden no ser los mismos –estarás jubilado- y que además vas a necesitar seguir ahorrando para tu libertad financiera. Aquí puedes calcular cuánto pierdes por hipotecarte.

Otro error clásico que puedes arrastrar desde que tenías 40 es no haber aprendido a generar ingresos pasivos para complementar tu salario o tener la tentación de rejuvenecer recuperando sueños emprendedores pasados. Antes de tomar una decisión medítalo.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha el coaching de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 25.000 alumnos lo han completado en 2018 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 30.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.