Qué es mejor, el plan de pensiones como capital o como una renta mensual

PreAhorroJubilación1 Comment

Cómo tributa el rescate del plan de pensiones en la declaración de la renta
 

Uno de los errores más habituales al jubilarse es querer cobrar el plan de pensiones inmediatamente, ese mismo año e incluso el mismo mes en el que se produce el retiro. Las consecuencias fiscales pueden ser nefastas y podrías ‘perder’ mucho de lo ahorrado vía impuestos.

La mayoría de personas se pasará décadas ahorrando con su plan de pensiones, mimando (o no) su inversión para después destinar menos tiempo del necesario a pensar cómo rescatar el plan de pensiones, los ahorros de toda una vida. Los planes son un producto muy especial con muchas ventajas para las aportaciones pero penalizaciones a la hora de recuperar el dinero.

¿Quieres obtener una alta rentabilidad por tus ahorros? Aquí te enseñamos cómo.

Esta es sólo una de las siete cosas que no te contaron sobre los planes y que, llegado a este punto, deberás afrontar.

Cómo tributa el rescate del plan: fórmulas para recuperar tu dinero

La fiscalidad de los planes de pensiones es diferente a la del resto de productos financieros, empezando porque sólo se pueden recuperar en circunstancias determinadas. La jubilación es una de ellas.

Llegado el momento del retiro podrás elegir recuperar tu plan de pensiones de tres formas diferentes:

  • Como capital, es decir, todo de golpe. Ingresarías todo el dinero que hayas acumulado en un solo pago.
  • Como renta, es decir, como una mensualidad o un pago semestral o anual, según quisieses. Así irías consumiendo el dinero del plan hasta agotarlo.
  • Como una mezcla de las anteriores, es decir, cobrando un porcentaje en un pago único y lo sobrante como una renta.

En todos los casos debes saber que el dinero del plan de pensiones tributa como renta del trabajo en lugar de como renta del ahorro. La diferencia es importante, ya que los porcentajes que tendrás que pagar al hacer la declaración de la renta son distintos.

Aquí puedes ver de forma gráfica cómo se estructuran ambos.

Tramos del ahorro frente a tramos de las rentas de trabajo

Como puedes comprobar, los porcentajes que se aplican sobre las rentas del trabajo son más escalonados, pero también mayores.

Aquí puede ver, de la mano de cazadividendos.com una tabla avanzada con cómo tributa el dinero que ganas en cada caso.

 

 

importe_impuestos_rentas_trabajo_ahorro

Impuestos sobre las rentas del trabajo y del ahorro en importe. Fuente. cazadividendos.com

Impuestos sobre las rentas del trabajo y del ahorro en porcentaje. Fuente. cazadividendos.com

Impuestos sobre las rentas del trabajo y del ahorro en porcentaje.    Fuente. cazadividendos.com

Además, debes tener en cuenta que en el caso de las rentas del trabajo, al dinero de los planes tendrás que sumar el de tu salario el año en el que te jubiles y el de tu pensión.

Precisamente por eso se desaconseja rescatar el plan en el preciso instante de jubilarse. Es muy fácil que el salario sea superior a la pensión pública y, por lo tanto que tributes a una escala más alta. Para que lo entiendas mejor, si a los 20.000 euros que has cobrado de tu plan de pensiones en 2016 le sumas los 30.000 de tu sueldo y los 15.000 de la pensión pública estarás tributando a un tipo máximo del 45%, mientras que si te hubieses ‘ahorrado’ esos 20.000 euros y hubieses sacado sólo 15.000 el tipo sería del 37%. A efectos prácticos y de forma muy sintética la diferencia es de 2.250 que Hacienda ha ingresado y que podrías haberte ‘ahorrado’ pagar.

Esta es la forma general en la que tributa un plan de pensiones en la renta, pero si existen diferentes fórmulas de recuperar el dinero es porque cada una paga impuestos de manera diferente. Lo que acabas de ver se aplica al rescate en forma de renta.

El rescate en forma de capital cuenta con una ventaja adicional. Y es que los derechos consolidados generados hasta 2007 cuentan con una exención del 40% en el IRPF. Dicho de otra forma, si recuperas 100.000 euros, Hacienda solo tendrá en cuenta 60.000 a efectos de sumarlos a tus rentas del trabajo. Eso sí, sólo se podrá aplicar esta medida en el año de jubilación y los tres siguientes ejercicios. A partir de ahí, desaparecerá y se aplicará la fiscalidad general.

Capital o renta ¿Qué fórmula compensa más?

Esta es la pregunta del millón ¿Rescato mi plan de pensiones en forma de capital o como una renta? Desde un punto de vista fiscal la respuesta parece clara: la renta sale ganando por goleada. Si no lo tienes claro piensa en el ejemplo anterior.

Existen, lógicamente, algunas excepciones. Si la mayoría de las aportaciones al plan son anteriores a 2007 sí que puede compensar optar por rescatar todo en forma de capital, ya que la reducción del 40% podría compensar el tributar en la escala más alta del impuesto.

A partir de ahí, las circunstancias personales dictarán qué elegir, porque existen un mundo de variables. Lo más habitual es usar el dinero en forma de capital para costear un viaje con el que llevas tiempo soñando. Imaginemos, sin embargo, que se usa ese capital para un negocio que dará un rendimiento del 8% cada año. En ese caso si sumamos la reducción del 40% más la rentabilidad que estarías obteniendo por tu dinero, posiblemente compensase optar por cobrar todo de golpe.

En cualquier caso lo importante es tener claro el dinero que necesitarás en tu jubilación, los gastos en los que vas a incurrir y que cuentes con un plan B para recudirlos. Una buena idea, mudarte a un país donde puedas obtener más por tu dinero. Aquí puedes consultar un listado de destinos paradisíacos donde lograrlo.

Imaginemos qué pasaría con la pensión pública

Ahora dejemos de lado los planes de pensiones e imagina que pudieses cobrar tu pensión pública de golpe. Eso sí, sólo hasta esperanza de vida media, que ahora mismo es de 83,3 años.

Teniendo en cuenta que la pensión media en España es de 900 euros al mes cobrarías de golpe 205.380 euros de los cuáles sólo ingresarías 122.057,5 euros (sin descontar los mínimos personales ni deducciones varias). El resto iría directo al pago de impuestos y el tramo más alto se llevaría prácticamente todo el montante.

Para poder compensar esa pérdida deberías ser capaz de hacer que ese dinero generase la diferencia en un plazo de 16 años teniendo en cuenta que, además, necesitarás retirar parte del capital para vivir y, por lo tanto, no podrás aprovechar el poder del interés compuesto. Incluso siendo capaz de generar un 10% por tu capital, algo complicado sabiendo que es un dinero que necesitarás sí o sí, podrías cubrir ese hueco.

Así que pese a lo que muchos puedan pensar, en este caso no parece mala idea que el Estado vaya dándonos poco a poco la pensión que nos corresponde. Otra cuestión diferente es hasta dónde va a llevar el dinero de la hucha de las pensiones. ¿Quieres averiguarlo?

Si no quieres esperar a tener que hacer estos cálculos no busques una jubilación dorada, deja de ahorrar para el mañana y ahorra para el hoy. Busca la Libertad Financiera, que te permitirá retirarte cuando quieras, sin tener que esperar a los 67 años. En el programa Objetivo Libertad Financiera te damos las herramientas para que empieces tu camino.

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

One Comment on “Qué es mejor, el plan de pensiones como capital o como una renta mensual”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.