Los tres errores típicos del español al jubilarse

PreAhorroJubilación4 Comments

los errores mas habituales al jubilarse

Objetivo, jubilarse. Dejar de trabajar es la meta de la gran mayoría de los españoles que vemos en el retiro una época para disfrutar y hacer cosas que no hemos podido como trabajadores. Según los datos del Estudio para la Preparación de Aegon para un 68% la jubilación es algo positivo y lo asociación a palabras como libertad y tiempo libre.

Otro informe de ING dibuja la jubilación dorada de los españoles, que se imaginan viviendo con tranquilidad y sin preocupaciones (26%), disfrutando de la familia y amigos (16%) y viajando (15%). ¿Cuántos lo conseguirán? Seguramente no todos. Tanto es así que para un 20% la palabra jubilación se asocia con inseguridad. Evita estos tres errores típicos y tendrás mucho ganado.

Pensar que sólo existen los planes de pensiones

Si acudes a la oficina de tu banco diciendo que quieres ahorrar para la jubilación tienes un 99,9% de posibilidades de salir con un plan de pensiones bajo el brazo. Es el producto estrella de las entidades y a fuerza de asociarlo parece que es imposible ahorrar a largo plazo para el retiro si no es a través de él.

Un 32% de los españoles que ahorran para la jubilación lo hacen con un plan de pensiones según el informe Ahorro Inteligente de Rastreator, el mismo porcentaje apuntado por ING, en cuyo estudio se muestra cómo un 65% de la población cree que es necesario completar la pensión pública con un plan privado.

Y sin embargo la realidad es que el plan de pensiones no es el único producto para preparar la jubilación. De hecho, oculta 8 trampas que deberías conocer.

Por fortuna, los mercados son ricos en alternativas, algunas incluso similares a los planes de pensiones, como por ejemplo los fondos de inversión. En ambos casos, la fiscalidad está diferida al momento de recuperar el dinero, pero existen diferencias en los impuestos que se pagan al desgravar el dinero y en los beneficios sobre las aportaciones.

Los planes de pensiones permiten desgravar en la declaración de la renta, pero a costa de pagar después muchos impuestos al recuperar el dinero. Y pese a todo un 15% de los que invierten lo hacen por las ventajas fiscales, por el 16% al que le pareció un buen sistema de ahorro. A estos hay que añadir el 18% al que se lo recomendaron, algo lógico si pensamos que es lo más contratado.

Y en términos de rentabilidad, los cinco mejores fondos de inversión españoles acumulan una rentabilidad anual de entre el 8% y el 9,8% según datos de Inverco. La siguiente tabla refleja las diferencias entre planes y fondos.

Rentabilidad Planes de pensiones
Lo importante es que tengas claro que hay otras fórmulas de ahorro más allá de los planes de pensiones y que las explores para saber cuál es mejor para ti. Contar con un asesor financiero en este proceso puede agilizar la toma de decisiones y también su calidad. Al final eres tú quien decide, pero hacerlo siguiendo el consejo de una persona especializada y no sólo por tu cuenta es una enorme ventaja.

De hecho, un asesor te ayudará también a mover tu dinero de un producto a otro, saltando un fondo o plan a otro dependiendo de tu momento vital. A fin de cuentas, no es lo mismo invertir con 20 años que hacerlo con 50, como pronto descubrirás. Aquí te ponemos en contacto con uno para que asesore de forma gratuita.

Tanto es así que cometemos diferentes errores al planificar la jubilación dependiendo de la edad.

Empezar demasiado tarde

¿Cuándo es el momento ideal para empezar a preparar la jubilación? Para un 29%, antes de los 35 años y para otro 30% entre los 35 y los 44 años. Para la mayoría de los españoles el ahorro a largo plazo no empieza a formar parte de sus preocupaciones hasta entrada la treintena en el mejor de los casos.

Aunque no hay edad mala para empezar a ahorrar para la jubilación, lo cierto es que cuanto antes se empiece, mejor. El motivo es que el tiempo es el principal aliado del ahorro a largo plazo primero porque permite destapar todo el potencial del interés compuesto y segundo porque cuanto más tiempo haya, más fácil será recuperarse de eventuales errores y caídas en el mercado.

Para que lo tengas más claro, si empezases a ahorrar 100 euros cada mes con una rentabilidad de 5% un capital inicial de 5.000 euros al cabo de 25 años tendrías 78.267 euros y 39.204 serían solo intereses. Si en lugar de 25 años reducimos el periodo a 10 el capital apenas sería de 22.037 euros, menos de la mitad y los intereses de 6.237 euros.

Por qué empezar a preparar tu jubilación cuanto antes

 

De hecho, si una persona que ahorre dos euros al día desde los 20 años a los 65 habría acumulado ya un millón de euros, aunque para lograrlo necesitaría un 12% de rentabilidad anual. Es un ejemplo extremo, pero suficientemente ilustrativo sobre la importancia de comenzar cuanto antes tu camino hacia la libertad financiera.

Si empiezas a los 50 años tus posibilidades de alcanzar la jubilación que quieres son mucho menores que si lo haces a los 40 o a los 30. Además, también la estrategia de inversión será diferente, así como el riesgo que podrás asumir. Empezar a ahorrar pronto tiene la ventaja adicional de que te permite asumir más riesgos. Al invertir a largo plazo la rentabilidad debe primar sobre la seguridad y sólo en periodos cortos es cuando resultará más importante asegurar el dinero. Lo que ocurre es que en periodos largos es posible recuperarse de caídas y aprovechar la fuerza del interés compuesto, pero cuando necesitas el dinero en dos o tres años el margen de maniobra es menor.

Ser demasiado cauto

Un 62% de los ahorradores españoles se define como cauto y como ya has visto eso se traduce en el tipo de productos financieros en los que invierte, que dan más importancia a conservar el capital que hacerlo crecer.

El problema es que en el mundo de la inversión el riesgo y el beneficio están íntimamente relacionados. Para tener la posibilidad de ganar más hay que asumir posiciones algo más arriesgadas. Si no lo haces es muy posible que no consigas todo el dinero que necesitas para tu jubilación.

Además, piensa que si vas a obtener muy poca rentabilidad por tus ahorros, vas a tener que preahorrar mucho más para conseguir el mismo resultado. Y es que la diferencia entre ganar un 1% o un 4% por tus inversiones es enorme. Si partes con un capital de 100.000 euros en el primero de los casos habrás generado 128.243 euros, mientras que en el segundo 266.584 euros, más del doble y sólo por tres puntos porcentuales.

Esto no quiere decir que haya que lanzarse a una alocada carrera en pos de la rentabilidad. La clave, como bien explicamos en el post con los tres errores típicos del español al invertir, es combinar horizontes temporales y riesgos.

De hecho, para el ahorro a corto plazo, como cuando por ejemplo falta poco tiempo para jubilarte, se recomiendan estrategias conservadoras. En ese momento no querrás perder lo acumulado durante todos los años de inversión y preahorro por ganar un punto más. Teniendo en cuenta que recuperarás el dinero en unos años, la prioridad pasará a ser mantener el capital, aunque sea sacrificando parte de la rentabilidad.

Éstos son los tres errores típicos del español al preparar su jubilación que, combinados, crean un cóctel explosivo: mala elección de productos para un inversor que ya ha empezado tarde a ahorrar y que no podrá asumir riesgos por eso mismo. El resultado suele ser un capital insuficiente llegado el momento de jubilarse.

Si no quieres que eso te pase puedes ponerle remedio empezando ya el programa Objetivo Libertad Financiera y preahorrando. ¿La inversión? Dentro del programa tendrás una reunión con un asesor que te ayudará a orientar ese esfuerzo que haces para alcanzar la jubilación que desees.

Esta estrategia puede ser válida para ahorros a corto plazo o cuando la jubilación es inminente, pero no cuando estás empezando.

Ponte en marcha hacia tu jubilación, apúntate al curso Libertad Financiera.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha este curso gratuito impartido por Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 16.000 alumnos lo han completado en 2017 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Es gratuito y te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 10.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 Comments on “Los tres errores típicos del español al jubilarse”

  1. Buenas. Siempre digo Vtra página porque me parece que da.muy buenos consejos. Quisiera saber que sugerís para mi caso en el que ya estoy ahorrando el 20% de mis ingresos, pero en mi condición de inmigrante calificado, no tengo claro aún si vuelvo a mi país o si me quedo definitivamente en España. No lo tendré claro en los próximos dos años. Tengo 35 años. De momento quisiera invertir en bolsa, pero con el riesgo de no disponer de mis ahorros y al estar mi familia dependiendo de mí, es algo arriesgado. Vamos, puedo ahorrar pero es dinero que necesito tenerlo por cualquier eventualidad. Me gustaría saber qué opináis. Muchas gracias.

    1. mm

      Buenas,

      Muchas gracias por seguirnos. En tu caso creo que un planificador financiero puede ayudarte a ordenar tus finanzas y enfocar la forma en la que estás ahorrando. Aquí puedes concertar una reunión gratuita.
      Respecto a la cuestión que planteas, te recomiendo que te leas estos dos artículos:

  2. Considero que la compra de una propiedad y alquilarla como inversión es muy buena elección ya que te proporciona ingresos pasivos mientras esté arrendada por lo que también es un complemento para tu jubilación. Qué opinas??

    1. mm

      Hola Óscar,

      La compra de vivienda es una fórmula para generar ingresos pasivos, pero no la única y tampoco tiene por qué ser la mejor. El riesgo de comprar para alquilar es que estás destinando una enorme cantidad de dinero a un único activo, por lo que no estás diversificando demasiado tu inversión. Dicho esto, sí que es cierto que los rendimientos actuales del alquiler son elevados y que no requiere grandes gestiones una vez alquilas la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.