Los errores al planificar tu jubilación a los 30 años

PreAhorroJubilación1 Comment

Errores al planificar tu jubilación a los 30 años

Cumplir los 30 años implica madurez. Estamos en una etapa decisiva en la vida donde la mayoría de los españoles forjará lo que va a ser profesionalmente, se casará por primera vez, comprará casa y decidirá si tiene o no hijos.

La treintena no está exenta de piedras financieras en el camino y saber sortearlas es clave para poder tener la jubilación con la que sueñas. De hecho, el primer error al planificar la jubilación en esta etapa de la vida, el más repetido es, no pensar en el retiro.

Según un estudio de ING, la mayoría de españoles esperará hasta los 35 años para empezar a ahorrar para la jubilación. En otras palabras, desperdiciará 5 valiosos años. Esa máxima de que nunca es pronto para comenzar a buscar la libertad financiera es cierta. El motivo tiene nombre y se llama interés compuesto.

El interés compuesto consiste en reinvertir año tras año los intereses que generan tus ahorros y cuando mejor funciona es en largos periodos de tiempo. Dependiendo del dinero que ahorres tardará más o menos en coger tracción, pero cuando lo haga será imparable.

evolucion del interes compuesto

Más allá de este error de novato hay otros que debes tener en cuenta para alcanzar tu objetivo de jubilación.

Hacer un ‘All In’ por la casa

Un 38% de los españoles comprará su casa entre los 35 y los 44 años y será capaz de hacer esfuerzos titánicos para lograr ese sueño de convertirse en propietario. En términos de mus, se tirará un órdago o, como se diría en póker, hará un All In.

La traducción financiera es que destinará todos sus ahorros para pagar la entrada, incluida su red de seguridad, y se endeudará de la peor forma posible: a largo plazo. Una hipoteca a 30 años es una pesada losa que soportar durante la mitad de la vida.

Para empezar te obliga a conseguir un nivel de ingresos mínimo que sirva para pagarla, lo que impactará en tus decisiones vitales y puede convertirte en su esclavo a efectos prácticos. Y para terminar, el interés compuesto jugará a tu contra y hará que pagues hasta el doble por tu vivienda. Y todo para poder tener una cuota asumible que te permita seguir gastando.

Ahorrar poco

La otra alternativa de quienes se hipotecan es ajustar al máximo lo que pueden pagar cada mes, generalmente para poder comprar una casa mejor o más grande. La consecuencia directa es que ahorran, pero muy poco porque su presupuesto es muy ajustado.

Seguro que sueñas con un retiro lleno de ocio, viajes, hobbies… Todo eso cuesta un dinero que deberás haber ahorrado. La diferencia entre ahorrar mucho o poco es enorme y la mayoría de personas tiende a pensar que con un poco y la pensión pública será suficiente.

En el programa Libertad Financiera te damos las claves para ahorrar más de un 10% de tus ingresos.

Apostar por los productos financieros equivocados

La palabra jubilación tiende a equivaler a planes de pensiones cuando se trata de invertir. Limitarse a ellos es uno de los tres errores más repetidos al planificar el retiro.

Estamos acostumbrados a relacionar la jubilación con los planes, pero éstos ocultan secretos que lastrarán su beneficio. De hecho, en 2016 la mayoría de los planes más vendidos están en pérdidas y el motivo es que la propuesta que hará el banco posiblemente no sea la que más te convenga.

¿Qué hacer entonces con tu ahorro? En el programa Jubilación Dorada un experto te ofrece las claves para planificar tu jubilación con los productos que más te convienen en función de tu renta y tus objetivos. Aquí puedes apuntarte de forma gratuita.

No generar ingresos pasivos

Si acabas de entrar en la treintena estás en una etapa en la vida donde cuentas con tres recursos clave: tiempo, iniciativa y suficiente experiencia profesional. Salvo el último, los otros dos irán menguando con los años, en ambos casos por un aumento de las obligaciones personales y por la propia edad.

Jubilarte a los 40 no tiene por qué ser una utopía, pero para ello necesitarás generar suficiente libertad financiera. Invertir bien tus ahorros es una buena forma de lograrlo, como también ahorrar y recordar gastos, pero si de verdad quieres acelerar hacia tu jubilación dorada, necesitarás generar ingresos pasivos. ¿No sabes qué son? Aquí te lo explicamos.

Si quieres empezar por algo más sencillo, en este post te damos cuatro ideas para aumentar tus ingresos ya mismo.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha el coaching de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 25.000 alumnos lo han completado en 2018 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 30.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

One Comment on “Los errores al planificar tu jubilación a los 30 años”

  1. Hola chicos:

    Excelente artículo.

    Debemos crear conciencia sobre nuestro futuro, sobre la vida que queremos llevar cuando ya no seamos jóvenes.

    Estoy de acuerdo con ustedes. El mejor tiempo para empezar a planificar nuestra jubilación es hoy mismo.

    No dejemos que el tiempo juegue en nuestra contra. Al contrario hagamos de el un aliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.