Cuántos impuestos pagas por cómo inviertes tu dinero

PreAhorroDónde invertir2 Comments

Ahorrar y terminar con 5000 euros mas el año

Un depósito no es como un fondo de inversión y éste es muy diferente a una letra del tesoro. Cada producto de ahorro e inversión tiene sus particularidades, también al pagar impuestos cuando hacemos la declaración de la renta.

En función del producto que escojas, pagarás más o menos por tus ahorros e inversiones en el presente y a largo plazo.

Para tenerlo claro de cara al próximo ejercicio fiscal, desgranamos la fiscalidad de los productos de inversión más populares. Pero antes de hacerlo, vamos a ver la regla de oro para pagar menos impuestos en la renta por tus inversiones.

La regla de oro: retrasa el pago de impuestos

Retrasar el pago de impuestos tiene el mismo efecto que el interés compuesto en tus inversiones. Es un acelerador que multiplica los resultados que puedas obtener al invertir.

Es lo que en términos técnicos se conoce como diferimiento fiscal y es la clave para invertir a largo plazo. Diferir el pago de impuestos consiste en retrasar al máximo el momento de tributar por los beneficios de tus inversiones. Así de simple.

Para que lo entiendas mejor, imagina una inversión con la que cada año tienes que pagar en la renta por el beneficio que has obtenido y otra con la que no, donde esa ganancia está libre de impuestos en el tiempo hasta que decides recuperar el dinero. La primera no disfruta de diferimiento fiscal. La segunda sí lo hace.

La fiscalidad de algunos productos de inversión sí aprovecha esta ventaja, como ocurre con los fondos de inversión, mientras que otros como los depósitos no son capaces de hacerlo.

¿Qué puedes obtener con el diferimiento fiscal?

¿Tan importante es buscar productos que retrasen el pago de impuestos? Lo cierto es que , el efecto del diferimiento fiscal a largo plazo es mayor del que puedas imaginar. Vamos a verlo con números y un ejemplo concreto sobre cómo afecta a la rentabilidad de tus ahorros.

El punto de partida es simple: dos inversores que obtienen el mismo rendimiento para su dinero, uno con diferimiento fiscal y otro sin él. Como es un ejemplo numérico, vamos a dejar volar la imaginación en cuando a dónde invierten.

El Inversor 1 es invierte 10.000 euros en un depósito que le ofrece un 10% anual y por el que paga impuestos cada año en la renta.

Por su parte, el Inversor 2, invierte en fondos de inversión esa misma cantidad con el mismo rendimiento. La diferencia es que con un fondo no tiene que pagar impuestos cada año, aunque sí lo hará cuando decida recuperar su dinero.

¿Quién conseguirá mejores resultados? El Inversor 1 ganará el primer año 1.000 euros, pero tendrá que pagar un 19% a Hacienda. El resultado es que en su segundo año partirá con 10.810 euros para invertir.

Mientras, el Inversor 2 también ganará 1.000 euros, pero como no paga impuestos (todavía), comenzará el segundo año con 10.100 euros para invertir.

Un año más tarde, el Inversor 1 ganará 1.081 euros brutos. Como Hacienda reclamará un 19%, su ganancia real será de 875 euros. Al comienzo del tercer año su patrimonio alcanzará los 11.685 euros.

¿Y el Inversor 2? Su beneficio será de 1.100 euros y el tercer año partirá con 12.100 euros.

Seguro que ya empiezas a ver cuál es la tendencia y cómo afecta el diferimiento fisca a tus inversiones. Ahora mira lo que pasaría al cabo de 25 años después de que ambos recuperen su dinero y el Inversor 2 también pague impuestos.

Inversor 1
(sin diferimiento)
Inversor 2
(con diferimiento)
Capital acumulado 52.835 €76.868 €
Intereses generados52.882 €66.868 €
Impuestos que pagas10.048 €14.260 €
RENTABILIDAD REAL (tras impuestos)42.835 €52.807 €

Como ves, hay casi 10.000 euros de diferencia. Ese es el valor de retrasar el pago de impuestos y el beneficio de tributar por tus productos de inversión solo al final del camino.

Por eso es tan importante saber cuántos impuestos se paga según dónde inviertas tu dinero.

¿Cómo funcionan los impuestos por tus inversiones?

Para entender mejor los impuestos sobre cada producto de inversión es importante saber cómo funciona la fiscalidad general de las inversiones en la renta.

No te preocupes, porque no necesitas ser un experto ni saber de economía para entenderlo. Este resumen te servirá para saber lo que necesitas saber, ni más, ni menos.

Lo primero que debes saber es que al hacer la renta tus inversiones tributan dentro de las rentas del ahorro, que tienen sus propios tipos, diferentes a los que pagas por tu salario, que tributa en la base general.

Por si no lo entiendes, los ‘tipos’ son el porcentaje de impuestos que pagas en el IRPF y que se aplican de forma progresiva (ahora lo entenderás mejor).

Lo segundo es que sólo pagas impuestos cuando recuperas tu dinero. Si una acción en la que has invertido sube un 50% no tendrás que tributar en la renta hasta que vendas la posición.

En tercer lugar, que pagas impuestos por la diferencia entre el precio al que compraste y el de venta o el interés que te rente un activo a tipo fijo, como un depósito. Así solo tributas por la ganancia real que obtienes.

Lo cuarto es que Hacienda divide tus inversiones en dos grupos:

  • Rendimientos de capital mobiliario, que incluye dividendos, rendimientos de depósitos, letras del tesoro, préstamos que hayas hecho (no que pagues) y seguros de vida.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales, que son el resto de inversiones: acciones, fondos, ETFs, criptomonedas e incluso la venta de tu casa.

En quinto y último lugar, que Hacienda permite compensar pérdidas y ganancias, primero dentro de cada grupo y después entre ellos con ciertos límites.

Por ejemplo, si has perdido 1.000 euros con tus acciones, pero has ganado 3.000 euros con un fondo de inversión, podrás restar las pérdidas de las acciones a las ganancias del fondo. Así, al hacer la renta tu beneficio será solo de 2.000 euros (3.000 – 1.000).

Compensar pérdidas y ganancias es una de los mejores trucos para pagar menos impuestos.

El resultado de esta operación será por el que pagues impuestos según los tipos del ahorro que son los siguientes:

Ganancia por tramosPorcentaje a pagar
Hasta 6.000 €19%
Entre 6.000 € y 50.000 €21%
Entre 50.000 y 200.000 €23%
Más de 200.000 €26%

La siguiente tabla de Hacienda resume el proceso.

compensar perdidas y ganancias por tus inversiones

Cuántos impuestos pagas con cada producto de inversión

Ahora que ya conoces las bases, vamos a ver cómo tributa cada producto de inversión para que conozcas exactamente cuántos impuestos pagarás según tu elección.

Depósitos

La fiscalidad de los depósitos es tan simple como su funcionamiento. Cada vez que venza un depósito las ganancias que hayas obtenido se integrarán dentro de los rendimientos de capital, se sumarán al resto y tributarán según los tipos generales del ahorro.

En otras palabras, los depósitos son un producto financiero con cero diferimiento fiscal y con el que pagarás muchos impuestos a largo plazo. Esta es una de las cosas que no te cuentan de los depósitos, y no es la única. Aquí te descubrimos el resto de desventajas de los depósitos.

Cuentas corrientes

Su funcionamiento es igual al de los depósitos, solo que en este caso no hay vencimiento y pagarás impuestos por los pocos intereses que haya podido generar a lo largo de todo el año.

En resumen, con una cuenta corriente o cuenta remunerada pagarás impuestos cada año por el exiguo rendimiento que obtengas.

📌Mira aquí lo que no te cuentan de las cuentas de ahorro y remuneradas.

Fondos de inversión

Al contratar un fondo lo que haces es adquirir una participación en el fondo cuyo valor irá aumentando o reduciéndose en función de lo bien o mal que lo haga.

El rendimiento que obtengas tributará como ganancia o pérdida patrimonial al hacer la renta, pero sólo cuando vendas tu participación, no por los beneficios que vaya generando.

La ventaja de los fondos frente a otros productos como los depósitos o las acciones es que están exentos de pagar impuestos si se reinvierte el dinero en otro fondo. Dicho de otra forma, puedes saltar de un fondo a otro sin tributar en la renta, lo que sirve para diferir el pago de impuestos y aprovechar mejor el interés compuesto.

Por eso mismo los fondos de inversión son uno de los mejores productos para invertir a largo plazo. Eso sí, cuidado con los fondos de los grandes bancos porque pueden esconder alguna trampa.

📌¿Tienes dudas sobre fondos? Mira las las ventajas y desventajas de los fondos de inversión

Acciones de bolsa

En el caso de las acciones y en general en cualquier activo bursátil como Forex o materias primas sólo pagarás por el beneficio que obtengas y de nuevo solo al vender como parte de tus ganancias y pérdidas patrimoniales.

Si tu acción está subiendo un 120% a Hacienda no le importará mientras no decidas hacer caja. Además, en caso de registrar pérdidas podrás compensarlas con las ganancias, como con el resto de activos.

Pese a todo, las acciones no disfrutan del diferimiento fiscal de los fondos de inversión. Cada vez que vendas una acción porque quieres hacer un cambio en cartera, tendrás que pagar a Hacienda entre un 19% y un 26% del beneficio que obtengas.

Este es una de los secretos de invertir en bolsa que no te cuentan.

Dividendos

El dividendo es un dinero que una empresa reparte entre sus accionistas generalmente como parte de los beneficios obtenidos. Existen diferentes tipos de dividendos, algunos incluso convertibles en acciones.

Los rendimientos dinerarios, los más habituales, se integrarán dentro de los rendimientos de capital mobiliario.

👉 Invertir en dividendos es una forma de generar ingresos pasivos.

Planes de pensiones

El funcionamiento de un plan de pensiones es similar al de un fondo de inversión, pero su fiscalidad es muy diferente.

Lo que les une es que en ambos casos el pago de impuestos se difiere, se pospone hasta la venta -rescate en el caso de los planes de pensiones-. Lo que ocurre es que con un plan no se puede recuperar el dinero invertido en determinados supuestos: jubilación, paro de larga duración, enfermedad grave o pasados cinco años.

Además, el dinero que inviertas en un plan de pensiones te servirá para pagar menos impuestos ya que se restará a tu base imponible con un límite de 1.500 euros al año. Para que lo entiendas mejor. Si has ganado 20.000 euros e inviertes 1.500 euros en tu plan, sólo pagarás impuestos por 18.500 euros, como ocurría con los mínimos familiares

A cambio, en el momento de recuperar el dinero, el plan no se integrará en las rentas del ahorro, sino que lo hará en la renta general, como el salario y los tipos a aplicar serán diferentes.

TABLA

Tramo de IRPFTipo a aplicar
Desde 0 hasta 12.450 € 19%
De 12.450€ a 20.200 €24%
De 20.200€ a 35.200 €30%
De 35.200€ a 60.000 €37%
De 60.000€ a 300.000 €45%
Más de 300.000 €47%

Además, y esto es lo más importante, no pagarás impuestos sólo por las ganancias como con otros productos, lo harás por el total, las ganancias más el dinero que has invertido. ¿La razón? Que ese dinero lo dedujiste en su día al invertir y es ahora cuando pagas impuestos por él.

⚠️ Mucho cuidado con este producto. Descubre las ocho cosas de los planes de pensiones que nadie te cuenta

PPA

El PPA o Plan de Previsión Asegurado es en realidad un seguro de vida-ahorro cuya fiscalidad es igual que la de los planes de pensiones.

Por si te quedan dudas, así funciona un PPA

PIAS

El Plan Individual de Ahorro Sistemático es un seguro de vida-ahorro que ofrece ventajas fiscales siempre que recuperes el dinero en forma de renta vitalicia.

En caso de hacerlo, pagarás muchos menos impuesto, aunque debes saber que las rentas vitalicias tienen sus peligros.

Antes de contratar este producto es importante que tengas claro cómo funciona.

👉 Claves para entender un PIAS

Como puedes ver cada producto tiene sus propias características y ventajas fiscales. Sin duda, esto es algo a tener en cuenta a la hora de contratar un producto ya que puede ser que exista otra opción más ventajosa.

7 trucos para pagar menos impuestos de por vida

Conocer cómo tributa cada producto financiero te ayudará a ahorrar en el IRPF pero si de verdad quieres pagar menos impuestos en la renta hay 7 trucos que marcarán la diferencia entre este año y los siguientes.

Todo empieza por planificarte para después poder aplicar el mayor número de deducciones. En esta guía descubrirás:

  • Los 2 errores más repetidos al hacer el IRPF y cómo evitarlos
  • Cómo funciona la renta y por qué pagas más o menos impuestos
  • Los 7 trucos pagar pagar menos impuestos de por vida

Descárgala de forma gratuita aquí:

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO

 

2 Comments on “Cuántos impuestos pagas por cómo inviertes tu dinero”

    1. Buenas Marlo,

      Efectivamente, hay que esperar un mínimo de 10 años para rescatar un plan de pensiones antes de la jubilación. Eso sí, no podrás hacerlo hasta 2025 porque esa normativa se aprobó en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *