Depósitos bancarios. LO QUE NO TE CUENTAN

PreAhorroDónde invertirHacer un comentario

depósitos bancarios que son

Los depósitos bancarios son uno de los productos estrella de los bancos. Es fácil que tengas una idea de lo que es un depósito a plazo y también que no se ajuste del todo a su realidad. Y es que hay 4 cosas que no te cuentan de los depósitos y que deberías saber.

📌 Lo más básico es tener claro en qué consiste un depósito bancario: un préstamo que le haces al banco durante un tiempo a cambio de un tipo de interés. Como un préstamo personal, pero al revés, con la diferencia de que el banco se cuida de no hacer pagos mensuales, sino a vencimiento.

Eso es en esencia un plazo fijo, algo que el banco no te dirá tan claro. Y no es lo único, estas son las otras 4 cosas que no te cuentan de los depósitos bancarios.

No sirven para AHORRAR A LARGO PLAZO

Los depósitos son un producto muy seguro, pero muy poco rentable.

La rentabilidad de los depósitos no supera el 1% en el mejor de los casos y está en el 0,12% de media según los datos del Banco de España, un porcentaje muy inferior al de otros productos a largo plazo como los fondos de inversión o los roboadvisor.

CAJA La rentabilidad histórica de la bolsa es del 9,69% anual (sin descontar comisiones y gastos de invertir) CAJA

La razón es que los depósitos son un producto para el corto plazo y la mayoría de tus metas serán a largo plazo. La jubilación, los estudios de los hijos, comprar casa o alcanzar la libertad financiera son objetivos de largo plazo.

Los depósitos no te ayudarán a conseguirlos, pero sí que le sirven al banco para conseguir los suyos.

En la situación actual, PIERDES dinero CADA AÑO por la inflación

España cerró 2021 con una inflación del 6,7% según el INE. Con la rentabilidad que ofrece un depósito, tus ahorros estarían perdiendo valor cada año sólo por el aumento del coste de la vida. Ese es el efecto de la inflación sobre tus ahorros y la razón por la que debes buscar alternativas diferentes para tus metas a largo plazo.

No aprovechan poder del INTERÉS COMPUESTO

El interés compuesto es una de las armas más poderosas que tienes para conseguir tus objetivos.

El interés compuesto funciona de forma muy sencilla: consiste en reinvertir los intereses que generan tus inversiones año a año. Así es como crea un efecto bola de nieve que hace crecer tu dinero con el tiempo.

Para aprovecharlo sólo hacen falta dos cosas, un producto que reinvierta los intereses generados y tiempo. Con un depósito, cada vez que venza el plazo que hayas contratado recibirás tu dinero más los intereses y tendrás que volver a empezar.

Incluso muchos depósitos que se renuevan automáticamente lo hacen solo por el principal, es decir, por el dinero que has invertido sin incluir los intereses.

Esta es la diferencia en euros para una inversión de 10.000 euros y una rentabilidad del 1% anual después de 20 años:

  • Depósito sin interés compuesto= 120.000 €
  • Producto con interés compuesto= 120.200 €

Más de 800 euros de diferencia o un 10% más de rentabilidad.

Vas a pagar MÁS impuestos por tus ahorros

Cada vez que recibas el dinero de tu depósito Hacienda se quedará entre un 19% y un 26% del dinero según lo que hayas ganado. ¿La razón? Los depósitos son un producto con cero diferimiento fiscal.

En otras palabras, no retrasan el pago de impuestos como sí hacen otros productos, como los fondos de inversión o los planes de pensiones (estos últimos tienen sus propias desventajas que no te cuentan).

Esta pequeña diferencia puede traducirse en una suma considerable a largo plazo. Piensa que ese 19%-26% no podrás reinvertirlo para aprovechar el interés compuesto.

En euros, la diferencia para un depósito de 10.000 euros con una rentabilidad del 1% es de 380 euros si no reinviertes tu dinero. ¿Y si lo pudieses hacer? En ese caso la cantidad asciende a 418 euros.

Por eso mismo es tan importante buscar productos con diferimiento fiscal para invertir a largo plazo y los depósitos no son uno de ellos.

🤔 ¿Cuándo puede tener sentido un depósito?

Un depósito no tiene sentido como inversión a largo plazo ¿Y en algún otro caso? Como mucho podría ser una opción para parte de tu colchón de emergencia (sólo si es muy grande) o para un dinero que sabes que necesitarás en uno o dos años como mucho (cambio de coche, boda, compra de la casa…)

Para el resto de escenarios, hay opciones mejores.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2034.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

1- Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este CURSO GRATUITO

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomiendo el CURSO ALTA RENTABILIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.