Reunificación de deudas: peligros, virtudes y cuándo compensa

PreAhorroPréstamos y deuda0 Comments

reunificacion de deudas
 

La deuda rara vez es una buena aliada. El problema es que una vez caes en la espiral de deuda, salir puede resultar complicado. Una de las soluciones que te pueden plantear en el camino es  la reunificación de deudas. ¿Cómo saber te conviene? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Reunificar deudas es algo tan sencillo como  juntar varias deudas de diferente tipo en un único préstamo. Lo más habitual es que este préstamo sea una hipoteca porque es el tipo de préstamo más flexible y también el más barato al existir una garantía real (tu casa) que lo avala.

Cómo funciona la reunificación de deudas

El proceso de reunificación consiste en cancelar todos los préstamos, créditos e hipotecas para unificarlos en uno nuevo. Para ello, la entidad deberá llevar a cabo un estudio de tu situación financiera para determinar si puedes o no juntar tus deudas.

Requisitos que se piden para reunificar deudas

La reunificación financiera no está al alcance de todo el mundo. Como con cualquier préstamo, la entidad financiera exige que se cumplan una serie de condiciones. El más importante tiene que ver con la salud de tus finanzas. En otras palabras, cuáles son tus ingresos y en qué situación te dejará la unificación de deudas. Y es que al final lo que el banco quiere es asegurarse de que cobra su dinero.

Por eso el primer requisito es contar con capacidad de pago y alguna garantía de reembolso. En el caso de reunificaciones sin hipoteca, esta garantía puede ser personal (tus ahorros e ingresos e incluso tus bienes), el de una persona que te avale (asumirá tus mismas obligaciones frente al préstamo) o mediante saldos vivos (dinero en planes de pensiones, depósitos, fondos de inversión…).

A esto se añade la garantía preferida por los bancos: la vivienda. La mayoría de reunificaciones de deuda se hacen sobre préstamos hipotecarios. Estos préstamos son más baratos para el usuario y aportan una garantía adicional para la vivienda. Eso sí,  entre las condiciones para juntar préstamos en una hipoteca el banco exigirá generalmente que buena parte de la casa esté pagada. Si has firmado la hipoteca hace poco puedes olvidarte de esta opción. Además, como norma, no se suelen conceder nuevas hipotecas por más del 80-85% del valor de la casa.

El último requisito suele ser unificar todas las deudas pendientes. La entidad que asuma el riesgo de unir tus deudas querrá tener la seguridad de que es tu único deudor. Así evitará que puedas priorizar el pago de otros créditos frente al suyo, entre otras cosas.

Gastos de reunificar deudas

Como toda operación financiera, reunificar tus deudas no saldrá gratis. Más allá de los nuevos intereses que vayas a pagar, hay tres costes de unir tus préstamos en uno solo:

  • Gastos de cancelación anticipada de los préstamos que ya tienes.
  • Comisión de estudio y gastos de formalización de la nueva hipoteca. Esto incluye la tasación de la vivienda, la notaría y el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, entre otras cosas.Aquí puedes ampliar información al respecto.
  • Comisiones en caso de intermediación. Es muy habitual solicitar la reunificación a través de una agencia mediadora. La ventaja es que ya trabajan con varios bancos, cuentan con mejores condiciones y pueden decirte rápidamente si tu operación será aceptada. El problema es que todas cargarán comisiones la operación sale adelante.

A estos gastos habrá que añadir después los propios de consolidar deudas, que generalmente hará que pagues más por tus deudas, como explicamos en el apartado de riesgos de la reunificación de deudas.

Ventajas de la reunificación de deudas

¿Por qué juntar todos tus préstamos en uno solo? La principal virtud de esta estrategia para terminar con las deudas es que permite reducir lo que pagas cada mes por tus deudas. Bien ejecutada podrías incluso pagar menos intereses por el total de tu deuda. Que no sea así es una señal de que quizás deberías olvidarte de la operación.

Peligros de la reunificación de deudas

¿Cómo es posible que pagues menos al mes con las mismas deudas? En una reunificación con hipoteca de por medio la ‘magia’ consiste en que los intereses de las hipotecas son menores que las de los préstamos y los de las tarjetas revolving, por ejemplo. Para que lo entiendas mejor, dejas de pagar un préstamo al 8% para pagar uno al 2%.

Además, también se suele alargar el plazo del préstamo. Las hipotecas permiten devolver el dinero hasta el 40 años. A mayor duración del préstamo, menos cuota. A modo de ejemplo, si tienes que devolver 12.000 euros en un año sin intereses pagarás 1.000 euros al mes. Si lo haces en 48 meses sólo pagarás 250 cada mes.

¿Y en reunificaciones sin hipoteca? En este caso el ahorro en la cuota se consigue sólo alargando el plazo del préstamo.

Con esto claro, hay cuatro riesgos de reunificar tus préstamos que debes vigilar

Puedes pagar más intereses a largo plazo

Al consolidar deudas es fácil que termines pagando más por tus préstamos. Como acabas de ver, en todos los casos se alargará el plazo de la deuda. Si algo debes tener claro es que según el plazo del préstamo, puedes llegar a pagar el doble por una misma deuda. La cuota será menor, pero los intereses a largo plazo se acumularán, haciendo que interés compuesto juegue en tu contra.

Nada como un ejemplo para terminar de entenderlo. Estos son los préstamos de Juan

Deuda Capital pendiente Interés Plazo Cuota Intereses totales
Préstamo del coche 8.000 € 6,50% 5 años 157 € 1.391 €
Tarjeta de crédito 2.500 € 20% 1 año 232 € 279 €
Préstamo personal 4.000 € 8% 4 años 97,5 € 687,2 €
Crédito rápido 1.500 € 12% 1 año 133,2 € 99,2 €
TOTAL 16.000 €     619 € 2.456 €

Y esto es lo que ocurre tras reunificarlos con un TIN del 11% a un plazo de siete años.

Deuda Capital pendiente Interés Plazo Cuota Intereses totales
Reunificación de deuda 16.000 € 12,00% 10 años 220 € 10.448 €

Juan ha rebajado su cuota mensual a 273,9 euros, un nivel que puede afrontar su presupuesto familiar. A cambio, al elevar el número de años de la deuda pagará mucho más en intereses. En concreto, ‘perderá’ 4.556,6 euros en intereses que pagará al banco.

Si Juan optase por consolidar deudas a 10 años su cuota sería todavía menor, de apenas 220 euros. Eso sí, pagaría la friolera de 10.448 en intereses, prácticamente dos tercios de lo que debe.

La operación tiene costes adicionales y altas comisiones

Ya te los hemos contado, pero nunca está de más recordarlos. Si optas por reunificar tus deudas tendrás que pagar intereses de cancelación de todos los préstamos y gastos de constitución del nuevo.

A estos gastos de la consolidación habrá que sumar las comisiones en caso de acudir a un intermediario, que pueden suponer entre un 3% y un 5% del importe de la operación. Para el ejemplo anterior de Juan, 800 euros más.

Puedes perder la casa en una reunificación hipotecaria

Al final vas a constituir una nueva hipoteca y si no pagas el banco puede quedarse con la casa. Además, lo harás con un problema añadido: tu capacidad de negociación será generalmente limitada. De ahí que se suelan usar intermediarios para conseguir mejores condiciones.

Aunque la operación es diferente porque una reunificación no es una hipoteca al uso, te recomendamos que revises nuestro artículo sobre cómo negociar tu hipoteca con el banco.

Debes tener cuidado con quien contratas

La mayoría de entidades financieras trabajan operaciones de reunificación de deuda. De hecho, si estás pensando en agrupar deudas tu punto de partida debería ser la entidad con la que tengas la hipoteca (si la tienes). Empieza preguntando por la posibilidad de ampliarla, que al final es lo que harás al unificar. Así ahorrarás costes.

Otra opción si no tienes hipoteca es dirigirte a la entidad donde tengas la deuda más grande para plantearles una reagrupación de préstamos. Por último, siempre puedes acudir a un experto que haga de intermediario de la operación, aunque te cobrará una comisión.

Si optas por un experto, ten cuidado a quien contratas. Hay algunas precauciones que debes tomar como, por ejemplo, no firmar nunca préstamos hipotecarios intermedios a tipos elevados. Firma siempre la hipoteca con la entidad con la que vayas a trabajar.

¿Cuándo conviene reunificar deuda?

Esta es la pregunta del millón. No siempre compensa agrupar deudas. De hecho, es una opción que deberías evitar en la mayoría de casos. Hay otras soluciones intermedias que funcionan mejor y son más baratas para tu bolsillo como el método cascada para terminar con las deudas.

En términos generales reunificar deudas tiene sentido cuanto es una solución y no una huida hacia adelante para ganar tiempo. Como ya has visto, consolidar deudas hará que la deuda total aumente para pagar una cuota menor. Sí, estarás más cómodo todos los meses en el presente, pero a costa de tu futuro.

Ahora vamos a retomar el caso de Juan pero con un pequeño cambio en la composición de su deuda, incluyendo una hipoteca.  Así sería su nueva situación

Deuda Capital pendiente Interés Plazo Cuota Intereses totales
Préstamo del coche 8.000 € 6,50% 5 años 157 € 1.391 €
Tarjeta de crédito 2.500 € 20% 1 año 232 € 279 €
Préstamo personal 4.000 € 8% 4 años 97,5 € 687,2 €
Crédito rápido 1.500 € 12% 1 año 133,2 € 99,2 €
Hipoteca 35.000 € 1,0% 5 años 594,0 € 891,0 €
TOTAL 51.000 €     1.213 € 3.347 €

Al constituir una nueva hipoteca para unificar el resto de deudas Juan ahorraría en cuota y también en intereses. Para lograrlo, evitaría la tentación de alargar el plazo de la hipoteca, ya que si la lleva a siete años, por ejemplo, los intereses se dispararían hasta los 3.965 euros.

Deuda Capital pendiente Interés Plazo Cuota Intereses totales
Reunificación de deuda con hipoteca 51.000 € 2,0% 5 años 893 € 2.634 €

Este es un ejemplo concreto de cómo aprovechar la reunificación de deudas con hipoteca. Por desgracia, no suele ser lo habitual. Precisamente por eso no es una herramienta que pueda recomendarse a todo los ahorradores ni usarse a la ligera.

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.