Cómo negociar la hipoteca con el banco

PreAhorroHipoteca y Vivienda1 Comment

como negociar la hipoteca con el banco

La casa es la mayor inversión de tu vida. Dependiendo de cómo la afrontes puede llegar a salirte muy cara. El culpable es la hipoteca y, más concretamente, el tipo de préstamo hipotecario que suele contratar la mayoría de españoles.

Hay dos cuestiones clave que debes tener en cuenta al buscar tu hipoteca. La primera es no hipotecarte a más de 15 años. Si no haces bien tus cuentas y pides una hipoteca a 35 años puedes llegar a pagar 350.000 euros extra por una casa que compraste por 200.000 euros ¡Casi el doble! Aquí puedes ver los números y por qué.

La segunda cuestión es saber negociar tu hipoteca con el banco. En este artículo vamos a abordar estrategias y trucos para que contrates el préstamo hipotecario que te interesa a ti y en lugar de al banco y con las mejores condiciones.

Busca y compara ofertas: haz tus deberes antes de negociar

Si para comprar una televisión te recorres MediaMarkt, Worten y además miras en internet ¿Qué no deberías hacer para tu hipoteca? Prepárate para recopilar información y peinar el mercado hipotecario. Dicho así puede parecer mucho trabajo, pero con estos pasos será más fácil

  • Empieza por internet. Usa los comparadores financieros como iahorro.com o bankimia.com y entra en páginas web de los principales bancos. La mayoría ya cuentan con simuladores propios y aunque no tengan toda la información servirán para orientarte y hacer una primera criba.
  • Visita sucursales de tu zona y de la zona donde vayas a comprar. Una vez terminado el trabajo de campo online prepárate para ‘patear’ por las oficinas de los bancos. No tengas problema en visitar dos sucursales de un mismo banco en diferentes zonas. Te sorprenderá ver cómo en unas pueden ser más receptivas que en otras. El motivo es que todas tienen diferentes objetivos comerciales que cumplir y que en la oficina de la zona donde vas a comprar tienen más claro el valor de los pisos y si les interesas como cliente tipo.

Para ahorrar tiempo, ve con los deberes hechos. Lleva tus nóminas o declaraciones de IRPF, vida laboral y los datos del piso que quieres. Así te habrás ahorrado unos cuantos correos electrónicos e incluso una segunda visita al banco.

Consigue por lo menos 3 alternativas de hipotecas con oferta vinculante

Después de visitar los bancos mantén el contacto con ellos y pregúntales cómo está tu hipoteca. Lo normal es que te contesten en el plazo de una semana a más tardar. Tu objetivo debe ser que contar con tres hipotecas aprobadas.

Cuando las tengas podrás entrar en la segunda fase de la negociación, donde realmente vas a tratar de mejorar las condiciones iniciales. El motivo es que cuando el departamento de riesgo ha aprobado tu hipoteca, la oficina quiere que firmes sea como sea. Eres un cliente interesante para la oficina y para el banco. En este punto, eres tú quien tiene el poder. Usalo.

Pide precio de los seguros asociados y compara con alternativas

Ya hay tres bancos que quieren darte una hipoteca (sí, son ellos los que te quieren dar la hipoteca, no tú quien quiere firmarla). Es el momento de estudiar realmente cuánto te va a costar la casa. Hay tres elementos clave en los que debes fijarte en una hipoteca: la duración de la hipoteca, las comisiones y los seguros y productos asociados.

En el lado de las comisiones debes saber que todo es negociable, desde la comisión de apertura hasta la de amortización anticipada. Esta última es la más interesante. Es lo que te cobra el banco cuando pagas parte de la hipoteca por adelantado (aquí puedes ver todo lo que te puedes ahorrar haciéndolo) y deberías intentar que fuese cero.

Por el lado de los seguros y productos asociados, los más normales son una cuenta nómina, un seguro de vida vinculado a la hipoteca y el seguro de hogar. Todos son productos interesantes (incluido el seguro de vida), pero lo que puede no serlo tanto es contratar los que te ofrece el banco. La mayoría de entidades te cargarán con comisiones adicionales por estas pólizas. Por eso pide las condiciones exactas. Además, exige que te hagan una simulación con tus características. Después usa un comparador de seguros para saber cuánto podrías ahorrarte con un seguro libre.

Incluso si el tipo de interés está vinculado a la contratación de esos seguros, puede que te compense no contar con ellos o contratarlos sólo el primer año para cancelarlos después. Cambiar de seguros puede ahorrarte mucho dinero.

Piensa siempre a largo plazo

En una hipoteca lo importante es la visión global. Para que lo entiendas mejor, en lugar de mirar la cuota, deberías fijarte en lo que terminas pagando por tu casa. La cuota no es más que una variable del préstamo. Además, es la más variable de todas. Con 100 años de hipoteca lo que pagues al mes será ridículo, pero no lo que terminarás pagando por tu vivienda.

En este sentido, piensa que si te ahorras 300 euros al año en seguro, para una hipoteca a 15 años el ahorro será de 4.500 euros. ¿A que ahora sí que merece la pena pensártelo?

Incluso si has firmado ya tu hipoteca o si decides coger los seguros del banco de entrada, no dudes en dedicar media hora al año para hacer números y ver si te compensa mantenerlos. De hecho, conforme vayas pagando tu hipoteca el seguro de vida puede ser prescindible.

En cualquier caso, no dudes en negociar cada año la prima que pagas. Si no te han mejorado las coberturas del seguro de hogar y no has dado ningún parte, no hay motivo para que suba el precio. Del mismo modo, tu seguro de vida vinculado a la hipoteca no debería subir porque si bien tú cumples más años, el capital restante por pagar va disminuyendo.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha este curso gratuito impartido por Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 16.000 alumnos lo han completado en 2017 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Es gratuito y te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 10.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

One Comment on “Cómo negociar la hipoteca con el banco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.