Amortizar cuota o plazo ¿cuál es mejor?

PreAhorroHipoteca y Vivienda8 Comments

amortizar hipoteca plazo o cantidad

Uno de los tres peligros ocultos de la deuda es que te convierte en su esclavo y te hace vivir con miedo al qué podrá pasar. Si tienes una hipoteca seguro que sabes de lo que hablo. ¿Cuántas veces has soñado con poder quitarte esa pesada losa que supone tu préstamo hipotecario? Seguro que muchas.

En un artículo anterior ya te dimos las claves para averiguar si te conviene o no amortizar hipoteca. Lo que ocurre es que para la mayoría de españoles es que esta amortización anticipada es un proceso que se alarga en el tiempo. Son muy pocos los que dispone del capital necesario para terminar con la hipoteca ‘de tacada’ y de una vez por todas.

El efecto de adelantar parte de la hipoteca

La solución pasa por hacer pequeñas aportaciones que vayan reduciendo la cuantía de la deuda. Lo que pocos se preguntan al devolver el préstamo es si es mejor reducir cuota o reducir plazo. Son dos opciones diferentes y de las dos, la segunda es la que más sale a cuenta.

Para que lo entiendas mejor, vamos a empezar con el ejemplo de un préstamo más corto y menos mastodóntico que una hipoteca, donde además el interés a pagar puede cambiar. Imagina que has contratado un préstamo de 10.000 euros a 5 años y al 6% para comprar tu coche. Durante los próximos 60 meses estarás pagando al banco 193,33 euros al mes.

Al final de periodo habrás abonado al bando 11.599,8 euros, es decir, 1.599,8 euros sólo en intereses. Si quieres pagar menos intereses puedes ahorrar e ir amortizando el préstamo. Para este ejemplo imaginemos que ganas un premio de 2.500 euros en la lotería (no tendrías que pagar impuestos por esta cuantía).

Puedes usar ese dinero para amortizar parte del préstamo y puedes hacerlo de forma bien diferente: reduciendo cuota del préstamo o disminuyendo el plazo de pago.

Reducir la cuota del préstamo

Si elegimos esta opción pasaríamos a pagar parte del préstamo pero sin alterar la duración del mismo. El efecto será que la cuota se reducirá efectivamente. En concreto, de 193,33 euros pasaremos a pagar 135,33 euros.

Al final del préstamo los intereses pasarían a ser de 1.119,8 euros, un 31% menos.

Esta opción tiene la ventaja de que se libera parte del dinero que se destina a la deuda y que se puede destinar ya al ahorro para generar libertad financiera.

Reducir plazo del préstamo

La segunda opción es acortar la vida del crédito. En otras palabras, pagar durante menos tiempo. La desventaja es que calcular cuánto quieres reducir el plazo puede ser más trabajoso. A fin de cuentas no es tan sencillo calcular cuánto tiempo se puede ahorrar con cada cantidad de dinero. Para dar con la cifra puedes usar un simulador de préstamos online.

Como verás ahora, la ventaja es con esta fórmula puedes ahorrar hasta la mitad de los intereses que pagarías. Y es que en un préstamo, el interés compuesto juega en tu contra.

Siguiendo con nuestro ejemplo, la cuota se iría a más del doble. De menos de 200 euros pasaría a 443,21 euros. Eso sí, a cambio, los intereses sólo sumarían 637,04 euros, también mucho menos de la mitad.

Los números no son más que el reflejo de una realidad. Los préstamos a largo plazo favorecen al banco y los cortos a ti. De hecho, esto mismo se puede replicar, con ciertas salvedades, en las hipotecas. De forma resumida, en una hipoteca a 35 años puedes llegar a pagar más del doble por tu vivienda.

Por eso mismo si vas a comprar casa, intenta que sea con una hipoteca a menos de 15 años. Y si ya tienes préstamo, piensa en amortizar anticipadamente porque tu bolsillo lo agradecerá.

Cuanto pagas por la hipoteca de tu casa

 

Eso sí, tampoco conviertas la hipoteca en tu prioridad para no caer en uno de los errores financieros más comunes a los 30, 40 y 50. Aquí puedes ver el resto.

Cómo pagar antes la hipoteca

Hay muchas formas de pagar antes tu hipoteca, pero todas empiezan por ser capaz de ahorrar más cada mes. Sólo con ese excedente podrás realizar amortizaciones anticipadas del préstamo. Para lograrlo, en este artículo te enseñamos cómo ahorrar con la hipoteca actual que ya tienes para tener más dinero.

Pero si de verdad quieres marcar la diferencia, hay un método de ahorro que sí funciona y con el que puedes ahorrar hasta un 20% de tus ahorros sin esfuerzo. ¡Descúbrelo en el curso gratuito Libertad Financiera!

Quiero empezar a ahorrar
Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
 

8 Comments on “Amortizar cuota o plazo ¿cuál es mejor?”

  1. Me surgen dudas en este tema
    Por lo que veo se considera una única amortización anticipada para comparar pero en el caso de una reducción de cuota ¿no nos daría liquidez para sucesivas amortizaciones anticipadas?
    En el préstamo puesto de ejemplo dispondríamos de 696 euros para amortizar, y así sucesivamente.
    Al ir disminuyendo la cuota año a año nuestra liquidez aumentaría y podríamos amortizar más y más por cada año de préstamo.
    Para hacer una comparación real tendríamos que comparar la amortización en plazo con la amortización anticipada mes a mes de la liquidez sobrante en el caso de amortizar en cuota o por simplificar año en año aunque lo suyo es mes a mes.

    ¿Me equivoco?

     
    1. mm

      Hola Jose David,
      Efectivamente, en el cálculo no se ha tenido en cuenta la posibilidad de reinvertir esa liquidez sobrante en nuevas amortizaciones. El motivo es que es muy fácil que ese dinero acabe gastándose, pero sería positivo hacer el ejercicio que comentas. Lo apuntamos para la próxima actualización del artículo.

       
  2. Hola,

    En mi caso tengo una sola hipoteca pero a 40 años, por lo que los intereses a pagar son muy altos. Al no ser mi situación económica boyante solamente puedo ir amortizando pequeñas cantidades muy de vez en cuando y al ver el final la liquidación del préstamo tan lejana cuando he amortizado plazo se ha notado tan poco que el efecto psicológico es que lo único que he hecho con el dinero invertido es dejar de tenerlo disponible. Me planteo ahora pensar más a corto-medio plazo e intentar que mi economía no vaya tan ahogada en los siguientes años pero tengo una duda en lo que sería más aconsejable para mí.

    Por un lado pienso que reducir cuota me permitiría disponer de más dinero mensualmente a corto plazo, pero por otro lado como la parte proporcional de la cuota destinada a pagar intereses baja con cada cuota pagada, me pregunto si ante una posible subida de intereses durante los siguientes años la cantidad mensual a pagar se vería menos incrementada si adelanto plazo al ser también menor la parte de intereses de la cuota. Con tantos años de préstamo por delante está claro que tarde o temprano mi cuota se verá afectada por una subida de intereses y creo que esto es algo muy importante a tener en cuenta.¿Qué me recomiendas en mi caso?

    Muchas gracias por adelantado

     
    1. mm

      Hola Jordi,
      Una cuestión compleja que te recomiendo analizar desde dos puntos de vista diferentes: financiero y psicológico.
      Desde el punto de vista financiero es cuestión de hacer números. Es decir, cuánto te ahorras con cada amortización del préstamo, pero no en la cuota, sino en el total que dejas de pagar. Como bien dices, puede que ahora no sea mucho, pero teniendo en cuenta que los tipos de interés terminarán subiendo, el ahorro probablemente sea mayor que el cálculo que hagas ahora. Para averiguar el ahorro puedes usar un simulador de hipotecas.
      Desde el punto de vista psicológico, lo primero que debes preguntarte es para qué quieres ese dinero extra al mes. Es decir, hablas de llegar más holgado a final de mes. ¿Te refieres a poder gastar más o a poder ahorrar más? Si estamos hablando de gastar más haz el siguiente ejercicio: dedícale 10 minutos a pensar en tus objetivos vitales, lo que quieres conseguir en la vida y lo que de verdad es importante para ti. Después piensa si ese dinero que vas a gastar te va a acercar a ellos.
      Otra cuestión diferente es que vayas a usar ese dinero extra para invertir. En ese caso volveríamos a la parte financiera en la que deberás enfrentar el beneficio a largo plazo de invertir todos los meses ese dinero frente al ahorro que consigues amortizando la hipoteca.

       
  3. Y acortando el plazo se supone que adelantas cuotas con algún tipo de interés ,por lo que habría que computar la parte de intereses que se abonan en esa amortización , no?

     
    1. mm

      Hola Gonzalo,
      Al acortar el plazo lo que haces es pagar antes y por eso al final pagas menos intereses, que es donde realmente está el ahorro.

       
  4. Hola. Te comento mi caso. Como dije en otro post tengo 3 hipotecas.
    1 casa 307k @ 40años
    2 piso 136k @ 30años
    3 nave 110k,@ 20años.
    Primero decir que mi sueldo es de ejecutivo, sino ya me dirás. Y mi esposa es funcionaria del grupo A.
    Mi estrategia respecto a las hipotecas cuando decidimos hacer amortizaciones parciales es la siguiente.
    A amortizo primero de la que tenga el tipo más alto en ese momento.
    B la casa es mi vivienda habitual, así que el tope es 9k, por lo de hacienda.
    C en primera instancia amortizo plazo, pq 40 años se ve demasiado lejos y nunca sabemos lo que puede pasar. La idea es conseguir que se queden en la mitad de plazo. Esto sólo se puede hacer si se puede sostener esa cuota. Si resulta que estás asfixiado no merece la pena quitarte dos meses, más vale bajar la cuota 10 euros.
    D una vez que el efecto psicológico de que la hipoteca es la “mitad” entonces empiezo a amortizar cuota, para tener más dinero disponible.
    Cuando reduzca la suma de cuotas a una cantidad “razonable” empezaremos otra vez a reducir plazo….
    E fin de la hipoteca

    PD ahora andamos más o menos así
    Casa 113k 19 años
    Piso 50k 9 años
    Nave 51k 10 años

    Un saludo

     
    1. mm

      Buenas V9,
      La forma de ir pagando las hipotecas es lo que nosotros denominados el método cascada para terminar con las deudas. La diferencia es que al tratarse de deudas más pequeñas, recomendamos ir a por la de menor cuantía, ya que así se libera más dinero de golpe para ir a por la siguiente.
      En cualquier caso, para préstamos a largo plazo, ‘atacar’ el de mayor interés es siempre una buena idea. Del mismo modo, amortizar plazo es la forma más efectiva de reducir los intereses que pagas y también el riesgo a largo plazo que supone el préstamo.
      Además, por los números que presentas veo que el sistema está dando sus frutos. De nuevo, enhorabuena.

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.