Cuatro razones por los que deberías abandonar la clásica hucha

PreAhorroFinanzas PersonalesHacer un comentario

Guardar los ahorros en casa es tan viejo como el propio dinero. De hecho, la mayoría retos de ahorro y estrategias para ahorrar más nos invitan a tener ese dinerol hogar. Así funciona, por ejemplo, el truco de la hucha y la calderilla o el reto de los 30 días de ahorro.

Tener el dinero en casa aporta una sensación de seguridad. Saber que siempre tendrás una cantidad disponible para imprevistos, pase lo que pase con el banco, es reconfortante. ¿Es también recomendable? Guardar los ahorros en casa tiene cuatro desventajas y peligros que debes conocer para no caer en ellos.

¿Está seguro el dinero en casa?

El riesgo más obvio de tener los ahorros en casa es que sufras un robo. Si entra un ladrón en casa puedes quedarte sin una buena parte de tus ahorros. La solución más recurrida pasa por tener una caja fuerte y esconder el dinero en casa.

En este sentido, cualquier lugar puede ser un buen escondite, desde calcetines hasta mantas pasando por dobles fondos en peceras o cajoneras. En cualquier caso, la mejor estrategia es tener tus ahorros dispersos. Este sería el equivalente a diversificar tu inversión pero con tus ahorros.

Los peligros físicos de guardar los ahorros en casa van más allá del robo. ¿Qué ocurriría en caso de incendio o de inundación? Tu dinero podría desaparecer literalmente quemado o mojado. Si piensas que el seguro de hogar sería tu salvador, te equivocas. La mayoría de seguros de hogar cuentan con límites para las cantidades en metálico que cubren, al igual que ocurre con el valor de las joyas o las obras de arte que tengas en tu piso.

Como contrapunto, el dinero que tengas en el banco está asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Este organismo asegura hasta 100.000 euros por persona y entidad financiera. Así, pase lo que pase con el banco, recuperarás por lo menos ese dinero. Esto no quiere decir que tener todos tus ahorros en la cuenta corriente sea la mejor solución. De hecho, ese es uno de los tres errores típicos de los españoles al invertir. En el siguiente punto verás por qué.

Tus ahorros se devalúan

El tiempo es tu amigo cuando inviertes tu dinero pero tu enemigo cuando no lo haces. El motivo es la inflación o el aumento de precios y del nivel de vida. Su impacto sobre los ahorros que guardas debajo del colchón es enorme y hará que pierdas dinero cada año de forma efectiva.

Para que lo entiendas mejor, imagina tienes 10 euros en la cartera. El menú del día en el bar la esquina cuesta 10 euros, así que con ese dinero puedes. Ahora imagina que hay una inflación del 10%. Todo es más caro y el restaurante traslada esa subida de precios generalizada a su menú, que ahora cuesta ya 11 euros. Tú sigues teniendo 10 euros en el bolsillo, los mismos que antes, pero ya no puedes comer de menú. Tu dinero ya vale menos. Eso mismo ocurre al guardar los ahorros en casa.

Desde JPMorgan han creado una herramienta interactiva que descubre cuánto valor perderán tus ahorros con una inflación del 2%, el objetivo del Banco Central Europeo. Este es el resultado.

Asi pierden valor tus ahorros por la inflacion

Y esto no es lo peor. Si tu dinero está parado dejarás de aprovechar el poder de interés compuesto. De nuevo, el resultado será que perderás dinero, pero en este caso porque dejarás de ganarlo.

A modo de ejemplo, si a los 3.000 euros que ya tienes ahorrados le sumas 200 euros de ahorro mensual y consigues una rentabilidad del 5% anual (la media del mercado es del 8%) al cabo de 30 años tendrás 176.705 euros y más de la mitad serán solo intereses.

como funciona el interés compuesto

¿Cómo conseguir esa rentabilidad? Si no sabes por dónde empezar o te da miedo arriesgar tu dinero, en el curso gratuito alta rentabilidad te ayudamos a conseguirlo.

Curso gratuito ALTA RENTABILIDAD

Hacienda puede pedirte su parte

¿No habías pensado en la Agencia Tributaria? Tranquilo porque ella nunca se olvida de ti ni del resto de contribuyentes. A la pregunta de si hay que pagar impuestos por dinero que guardas en casa la respuesta es puede que sí.

La clave está en poder demostrar la procedencia de esos ahorros. Lo que Hacienda te va a pedir es que seas capaz de justificar de dónde proceden esos ingresos. Si eres capaz de hacerlo, perfecto. Al final a la AEAT no le importa cómo gestionas tus ahorros y en qué los inviertes o los dejas de invertir (salvo para cobrar por las ganancias que generen). Lo único que va a querer saber es de dónde viene.

Si no eres capaz de justificar la procedencia de tu dinero tendrás que pagar impuestos por los ahorros que tuvieses en casa como una ganancia patrimonial no justificada. A efectos prácticos, ese dinero se sumará a la base liquidable general de tu declaración de la renta. El resultado es que ese año pagarás más en el IRPF. La cuantía dependerá del resto de los ingresos que tengas y las deducciones que te puedas practicar.

¿Cómo se entera Hacienda de esos ahorros que tienes en casa? Como es lógico, la AEAT no tiene cámaras en los hogares españoles, pero sí sus mecanismos para detectar cuando una familia gasta más de lo que ingresa. Una de ellas sería porque mes tras mes dejas tu nómina intacta y al terminar el año los números que le manda el banco no le cuadren.

Sin embargo, lo más habitual es que se entere de los ahorros por los ingresos en metálico que hagas al banco. Y es que la mayoría de personas que deja el dinero que ahorra en casa lo saca a la luz de golpe. Bien para invertirlo, como entrada del piso, para pagar el coche… Y la mayoría de veces pasará por el banco de una u otra forma.

El límite para los pagos en metálico es de 2.500 euros. Ninguna empresa aceptará que le pagues en dinero contante y sonante. A modo de ejemplo, si vas a comprar un coche y tienes ahorrados 6.000 euros, tendrás que ingresar los 3.500 restantes en el banco y hacer una transferencia. En el momento que realices el ingreso Hacienda sabrá de ese dinero.

Los bancos están obligados a informar a Hacienda de cualquier ingreso en metálico de más de 3.000 euros. A partir de ahí, ya será la AEAT quien decida si toma cartas en el asunto o no.

Por eso mismo, si guardas lo que ahorras en casa o tienes tu fondo de reserva en casa, busca una forma de justificarlo. Una solución puede ser guardar los justificantes de las retiradas que vayas haciendo del cajero. Esto también aplicaría si decides sacar mucho dinero de la cuenta para dejarlo en tu piso “por lo que pueda pasar”.

Guardar los ahorros en casa, la tentación a la vuelta de la esquina

Si algo deberías tener claro a estas alturas es que las tentaciones, cuanto más lejos mejor. Una de las fórmulas más efectivas para empezar a hacer dieta y comer mejor, es dejar de comprar ciertos alimentos. Si no tienes galletas de chocolate en casa, no sentirás el deseo de comerlas o, si lo sientes, te supondrá un esfuerzo que puede que no quieras hacer. Con el dinero sucede algo parecido.

Tener el dinero en casa hará que gastes más. Cuando los ahorros están al alcance de la mano es más fácil gastarlos en imprevistos que no son tan urgentes y en otras cosas que no habías pensado. En 1972 la Universidad de Stanford llevó a cabo un experimento llamado “El Experimento Marshmallow”. Consistía en dejar a un niño en una habitación con un caramelo encima de la mesa. Si el niño era capaz de esperar cinco minutos a que el investigador regresase, traería otro caramelo y podría comer dos en lugar de uno. Apenas un 30% logró aguantar el tiempo suficiente.

¿Crees que tienes más fuerza de voluntad que un niño? Posiblemente pero ¿es la suficiente? La economía conductual ha descubierto 10 patrones mentales que nos empujan a tomar malas decisiones con nuestro dinero y este es solo uno de ellos. Aquí puedes ver el resto.

Si no puedes tener el dinero en casa, ni siquiera el del fondo de emergencia ¿cuál es la solución? Utilizar los tres bloques de la planificación financiera para gestionar mejor tu dinero.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha este curso gratuito impartido por Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 16.000 alumnos lo han completado en 2017 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Es gratuito y te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 10.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.