¿Se puede vivir sin gastar dinero? Estas personas lo consiguieron… o casi

PreAhorroCómo ahorrarHacer un comentario

vivir sin gastar dinero
 

Antes de entrar en materia, conviene precisar que la respuesta a la pregunta que aparece en el titular es no. Al menos, no se puede vivir sin gastar absolutamente nada. Salvo casos muy puntuales, las excepciones a esa negativa son pocas: resulta complicado vivir sin un mínimo de dinero. Puede haber personas que no paguen ni hipoteca ni alquiler, pero comer, hay que comer. También es posible que se alimenten de una huerta propia o que residan en viviendas autosuficientes en cuanto a consumo de agua o de electricidad, por ejemplo, pero, incluso cumpliendo esos supuestos, siempre va a ser necesario realizar algún desembolso, aunque sea de forma previa al logro de un sistema de suministro gratuito o de bajo coste (como los alimentos cultivados por uno mismo).

Cierto es que, en determinadas situaciones de especial precariedad o necesidad, hay ciudadanos que viven con ingresos que proceden íntegramente de ayudas públicas. Pero incluso en esos casos el gasto se produce, aunque el dinero se reciba sin que medie actividad profesional alguna.

Sin embargo, lo que sí es posible es gastar sólo en lo que realmente necesites. De hecho, esa es una de las bases de una vida minimalista y uno de los principios del consumo consciente.

Evitar gastos superfluos

Una de las claves para vivir gastando lo menos posible es evitar dilapidar el dinero en asuntos que no sólo no son prioritarios, sino que ni siquiera son necesarios. Eso precisamente fue lo que se propuso Michelle McGagh, una mujer inglesa a la que ‘le costaba un mundo’ llegar a final de mes, en especial desde que había contratado una préstamo hipotecario.

Tras reflexionar sobre su estilo de vida, llegó a al conclusión de que podía vivir con menos dinero, que muchos de los gastos que tenía se referían a asuntos superficiales. Por ello, se lanzó un reto a sí misma: vivir todo un año sin gastar en nada que no fuese realmente necesario. A partir de entonces destinó su dinero a comida, recibos, hipoteca y productos de limpieza (excluyendo los de belleza). Salir a cenar, de fiesta, al cine o de viaje quedaron apartados. Ni ropa ni dispendios en transporte -desde aquel momento empezó a desplazarse en bicicleta o caminando- ni, por supuesto, capricho alguno.

A lo largo de todo un ejercicio tanto ella como su marido comieron lo cocinado en casa o fuera de su residencia si les invitaban. Pero también descubrieron las visitas gratuitas a museos, las actividades financiadas con dinero público o por fundaciones que carecían de coste para el visitante, las largas conversaciones con sus amigos y familiares y los paseos por lugares bonitos, por citar varios ejemplos.

Hasta 25.000 euros de ahorro en doce meses

Aquel ejercicio fue de lo más fructífero para Michelle McGagh. En primer lugar, ahorró cerca de 25.000 euros en sólo un año. Pero, además, plasmó su experiencia en el libro The No Spend Year: How I spent less and lived More (El año sin gastos: cómo gasté menos y viví más).

Vivir sin dinero

Esa periodista británica no ha sido la única en lograr el objetivo de gastar menos, de vivir con lo justo. Heidemarie Schewermer, una mujer alemana que tomó la decisión de vivir sin dinero, dejó que su historia fuera contada en el documental Living without money (Vivir sin dinero). Heidemarie adopto una nueva forma de vida basada en la frugalidad desde una perspectiva económica, sobre todo en lo referente al consumo. Parte de esa filosofía tomaba como punto de partida el aprendizaje de disfrutar de un ocio de cosas pequeñas, sin complicarse con planes complejos.

Consejos para vivir gastando poco dinero

Más allá de las experiencias de estas dos mujeres, te contamos hasta veinte recomendaciones para que lleves una existencia más austera. Gastarás algo de dinero, desde luego, pero será lo mínimo.

  1. De entrada, debes interiorizar que el dinero no lo es todo ni te va a garantizar la felicidad, aunque haya opiniones para todos los gustos.
  2. La segunda es uno de los trucos quelos expertos en consumo aconsejan aplicar en los periodos de rebajas: usar sólo efectivo
  3. Aprende a decir no.
  4. Lleva también un control deingresos y gastos.
  5. Haz un balance entre lo que posees y lo que realmente necesitas.
  6. Apuesta por el truque.
  7. Elige cuidadosamente el establecimiento en el que haces la compra, sea en supermercado, en hipermercado o en comercio tradicional. Aquí puedes ver las trampas de los supermercados para que compres más de lo que quieres.
  8. Intenta comer siempre en casa, evita los restaurantes.
  9. Aprovecha la economía compartida y colaborativa, por ejemplo, viajando en coche con otras personas para ahorrar gastos.
  10. Igualmente, en cuanto al transporte, desplázatecaminando o en bici. Tu bolsillo te lo agradecerá, tu salud también.
  11. Si necesitas el coche, con un utilitario básico basta.
  12. Vende o regala tus pertenencias que no sean imprescindibles para ti.
  13. Amplía y conserva tus amistades.
  14. Trata de ser previsor ante losgastos imprevistos.
  15. Al igual que hizo Michelle McGagh, descubre y benefíciate de los planes gratuitos.
  16. Seguramente tienes en el armario más ropa de la que necesitas. Incluso es posible que muchas prendas ni la uses. Entonces, ¿para qué comprar más? Pon el práctica el truco de “uno entra, uno sale”.
  17. Trata de hacer las cosas tú mismo,no las contrates.
  18. Si te suben el sueldo, ahorra dinero. Aquí puedes ver el impresionante efecto a largo plazo de hacerlo.
  19. Rutinas de ahorro en tu día a día:luz, agua, teléfono, etc. Aquí puedes ver como ahorrar más dinero cada día.
  20. Evita el endeudamiento

¿Te faltan más ideas? En el artículo ahorrar con ingresos bajos encontrarás muchas más y si lo prefieres en el programa Libertad Financiera encontrarás la fórmula para ahorrar un 20% de tu salario todos los meses.

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.