Alternativas de ahorro a los planes de pensiones

PreAhorroJubilación1 Comment

alternativas a los planes de pensiones
 

Nos hemos acostumbrado a identificar planes de planes de pensiones con ahorro para la jubilación. La realidad es que el mercado de productos financieros es mucho más amplio y hay alternativas a los planes de pensiones para ahorrar a largo plazo que todo español debería conocer antes de tomar una decisión.

Tener un plan de pensión es mejor que no tener nada, pero dista mucho de ser el producto de ahorro óptimo para el ahorrador medio. En este artículo podrás descubrir lo que nadie te cuenta de los planes de pensiones para tenerlo más claro.

Si los planes no valen, qué otros productos de ahorro a largo plazo sí son recomendables. Es fácil que los depósitos se te hayan pasado por la cabeza. Olvídate de ellos. Los depósitos son muy seguros, pero su rentabilidad es tan limitada que no te servirán para alcanzar sus objetivos.

Por fortuna hay más alternativas a los planes de pensiones: PPA, PIAS, Fondos de Inversión, Unit Linked, Fondos indexados y ETFs e inversión directa en bolsa. Estas son las seis opciones mejores que un plan que debes conocer.

PPA o Plan de Previsión Asegurado

Más que una opción frente a los planes de pensiones se trata de su versión aseguradora. Un PPA tiene las mismas ventajas que un plan de pensiones en la renta y también las mismas desventajas al rescatar el dinero.

Ventajas del PPA frente a los planes de pensiones

La única ventaja concreta que presenta este producto es que el dinero que inviertes está asegurado. Con un PPA recuperarás toda la inversión inicial, algo que no harás con tu plan de pensiones.

A esto hay que añadir que, al tratarse de un seguro de vida-ahorro, recibirás una indemnización adicional en caso de fallecimiento.

Desventajas del PPA frente a los planes de pensiones

En toda inversión existe una máxima: sin riesgo no hay rentabilidad. Los PPA son más seguros, pero también mucho menos rentables. Tanto que sólo servirán para tu parte de ahorro más conservador.

Amplía información sobre los PPA

PIAS o Plan Individual de Ahorro Sistemático

Los PIAS son un seguro de ahorro, como los PPA. Su propio nombre define muy bien su objetivo: ahorrar de forma sistemática todos los meses. Es un producto pensado para que puedas realizar pequeñas aportaciones mensuales y así ahorrar a largo plazo.

Los PIAS han tenido siempre fama de producto conservador, pero en los últimos años ofrecen niveles de riesgo para todos los perfiles. Es decir, han dejado de ser sólo para el inversor cauto y ahora también permiten aprovechar el interés compuesto a largo plazo . Si tienes duda de si se adaptarán a ti, aquí te damos las claves.

Ventajas del PIAS frente al plan de pensiones

La principal ventaja del PIAs es que puedes recuperar tu dinero en cualquier momento. Su liquidez es total. No tendrás que esperar a jubilarte para acceder a tus ahorros.

La ‘trampa’ es que este producto incluye ventajas fiscales si esperas por lo menos 5 años para acceder al dinero. Además, cuanto más mayor lo recuperes mayores serán las deducciones fiscales.

A esto hay que añadir incentivos si cobras el dinero como una renta vitalicia, aunque en ese caso la fiscalidad del rescate muy buena si no esperas hasta por lo menos pasados los 50 años.

Desventajas del PIAS frente a plan de pensiones

El inconveniente de los PIAS en comparación con los planes de pensiones es que no podrás desgravar por las aportaciones que realices. Si quieres pagar menos en la renta cada año este producto no te ayudará a lograrlo, un plan de pensiones sí. Otra cosa es que después compense de verdad aportar al plan para desgravar.

Además, la oferta de PIAs es todavía no es tan amplia como la de un plan de pensiones, así que tendrás menos donde elegir. Del mismo modo, si no estás conforme con el PIAS que tienes podrás traspasar tus ahorros a otro, aunque las alternativas seguirán siendo limitadas.

Unit Linked

Los Unit Linked son también un seguro de vida-ahorro, como las dos alternativas anteriores al plan de pensiones. Se estructuran en torno a cestas de productos de inversión, generalmente adaptadas en función del riesgo que quieras correr, aunque también las hay en las que puedes elegir directamente en qué activos invertir.

Ventajas de los Unit Linked frente al plan de pensiones

La principal ventaja de los Unit Linked es su versatilidad. Adaptar el riesgo que asumes a tu situación es tan fácil como pasar de una cesta a otra o cambiar un producto, sin necesidad de cambiar de entidad ni de Unit Linked.

Del mismo modo, se trata de un producto más diversificado que un solo plan de pensiones. Para que lo entiendas mejor, con la mayoría de los Unit Linked estarás invirtiendo en varios fondos, lo que equivaldría a tener más de un fondo de pensiones.

En un Unit Linked una parte del dinero que aportas se destina a la póliza del seguro de vida. En caso de fallecimiento tus herederos cobrarás el dinero ahorrado más una pequeña indemnización.

Podrás recuperar tu dinero cuando quieras y al hacer la renta tributarás como rendimientos de capital mobiliario sólo por el beneficio que obtengas, no por los ahorros aportados.

Desventajas de los Unit Linked frente al plan de pensiones

Como ocurre con el resto de productos de ahorro para la jubilación, los Unit Linked tampoco desgravan en la declaración de la renta.

Al destinarse una pequeña parte del capital aportado a constituir un seguro de vida no estarás invirtiendo todos tus ahorros aportados. Esta cantidad suele ser mínima, pero aun así deberías tenerla en cuenta. A modo de ejemplo, si inviertes 1.000 euros al año apenas 20 euros serán para la prima del seguro de vida. Para una inversión a largo plazo de 30 años estaríamos hablando de 600 euros de un total de 30.000 aportados. Si supones que puedes obtener una rentabilidad anual del 4% habrías dejado de ganar 566 euros aproximadamente por el interés compuesto.

¿Te interesan los Unit Linked? Aquí puedes ver cómo funciona un Unit Linked y si es para ti.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son quizás la alternativa más clara a un plan de pensiones. Si no te interesan los planes y quieres invertir, los fondos tienen muchas ventajas.

El funcionamiento de un fondo de inversión guarda muchas similitudes con el de un fondo de pensiones. Y es que ambos invierten en diferentes productos en función de sus objetivos y nivel de riesgo. Además, en ambos casos existe diferimiento fiscal, ya que con los fondos podrás traspasar tus ahorros de uno a otro sin pagar impuestos. Es lo que se conoce como exención por reinversión y es una de sus grandes ventajas.

Ventajas de los fondos de inversión frente a los planes de pensiones

Los fondos de inversión son totalmente líquidos. Podrás recuperar tu dinero cuando quieras sin tener que dar ningún tipo de explicación ni reunir condiciones especiales. El proceso es tan fácil como solicitar el reembolso a la entidad financiera y en unos días tendrás el dinero en la cuenta.

La oferta de fondos de inversión es enorme, mucho más amplia que la de los planes de pensiones. La industria de fondos incluye productos de todo tipo y para todos los gustos. Tanto si apuestas por la gestión activa, como si sigues a algún gestor concreto o te interesa crear una cartera basada en la gestión pasiva, encontrarás un fondo para ti.

La fiscalidad de los fondos de inversión es clara: sólo pagarás impuestos por los beneficios y lo harás dentro de las rentas del ahorro, a tipos más bajos que con un plan de pensiones. Además, si tienes pérdidas un año podrás restarlas a las ganancias que hayas obtenido con acciones y otras inversiones e incluso trasladarlas hasta cuatro años más allá en la renta.

Desventajas de los fondos de inversión frente a los planes de pensiones

Una vez más tenemos que hablar de la deducción en la renta por las aportaciones como el único punto en el que los planes de pensiones salen ganando respecto a los fondos de inversión.

Fondos indexados y ETFs

Los fondos indexados y los ETF son dos productos ligeramente diferentes, pero ambos son clave en la mayoría de carteras de gestión pasiva. El objetivo del primero es replicar el comportamiento de un índice bursátil, como por ejemplo el Ibex 35. Los segundos también lo hacen, sólo que además puede usarse para replicar sectores enteros, la economía de países e incluso de regiones enteras.

Ventajas de los ETF y los fondos indexados frente a los planes de pensiones

Los fondos indexados no dejan de ser fondos de inversión, así que guardan exactamente las mismas ventajas que los fondos ante los planes. En el caso de los ETF también es así, siempre que se trate de ETFs extranjeros. Y es que los ETF españoles (los menos en una industria dominada por Estados Unidos) tributan como las acciones y no cuentan con la ventaja del diferimiento fiscal (más adelante, cuando hablemos de acciones, entenderás en qué consiste).

Además de esta diferencia, los ETFs y fondos ganan a los planes en liquidez (puedes acceder a tus ahorros cuando quieras) y en fiscalidad (sólo pagas impuestos por el beneficio, no por el ahorro que has aportado).

A esto se añaden comisiones de gestión más limitadas. Esta es una ventaja común a casi todos los productos de gestión pasiva, y una oferta enorme.

Los fondos indexados y los ETF también son más fáciles de gestionar de forma personal.

Desventajas de los ETF y los fondos indexados frente a los planes de pensiones

ETF y fondos indexados no desgravan al hacer la declaración de la renta. Una vez más, si quieres ahorrar impuestos por el dinero que inviertes, con estos productos no lo conseguirás.

En el caso de los ETF cada vez que compres o vendas tendrás que pagar comisiones, ya que este producto funciona como las acciones. Con un plan de pensiones el traspaso es 100% gratuito salvo que hayas caído en la trampa de aceptar un regalo para abrir el tuyo o por cambiarlo de banco.

Acciones de bolsa

La inversión directa en bolsa es siempre una opción frente a planes de pensiones y cualquier otro producto. Al final, un plan de pensiones de renta variable lo que hará es invertir en bolsa. La diferencia es que habrá un equipo gestor encargado de decidir dónde invertir.

Ventajas de la inversión en bolsa frente a los planes de pensiones

La bolsa es 100% líquida. Salvo casos muy concretos vas a poder retirar tu dinero en cualquier momento y en el instante que tú elijas.

Con las acciones sólo pagas dinero por las ganancias que obtengas. Además, en caso de pérdidas podrás compensarlas con otras ganancias obtenidas en ese año o durante los cuatro años siguientes al hacer la declaración de la renta.

Desventajas de las acciones frente los planes de pensiones

Si optas por invertir directamente en bolsa va a ser mucho más complicado que puedas diversificar. Un fondo de pensiones invierte en muchos activos. Si es de renta variable tendrá varias acciones en cartera de diferentes sectores y países. Para alcanzar ese grado de diversificación necesitarás invertir mucho más dinero que lo que aportarías al plan de pensiones.

Con las acciones no podrás deducir en la declaración de la renta. Además, no cuentan con la ventaja del diferimiento fiscal. En otras palabras, cada vez que compres o vendas tendrás que pagar impuestos (entre un 19% y un 23%). El resultado es que no podrás aprovechar el interés compuesto, algo que los planes de pensiones sí permiten.

Como acertar con el producto que elijas para tus ahorros

Estas son las principales alternativas al plan de pensiones que te han ofrecido en el banco. Cada una tiene sus ventajas y desventajas, pero todas son válidas para cualquier ahorrador ¿Te parecen demasiadas? En el curso gratuito Alta Rentabilidad te damos las claves para elegir la que se adapta a ti y a tus objetivos.

Curso gratuito ALTA RENTABILIDAD
Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

One Comment on “Alternativas de ahorro a los planes de pensiones”

  1. Si los planes de pensiones son malos los que ofrecéis no quiero saber el fin que ahí.
    No me convence.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.