Seis productos de inversión aptos para los alérgicos al riesgo

PreAhorroDónde invertir4 Comments

cuentas de ahorro para ahorrar

Si aspiras a conseguir la libertad financiera ahorrar no es suficiente, debes invertir, una palabra que todavía hace que a muchos españoles les recorra un escalofrío por la espalda. El motivo es la profunda aversión al riesgo del ahorrador español, que puestos es elegir casi siempre huirá como alma que lleva el diablo de cualquier posible pérdida.

Esto explica que un 58% de su dinero esté en lo que se conoce como liquidez, pese a que el ideal marcado por el propio ahorrador sea del 39% según un informe de BlackRock.

como invierten los españoles

Si hay una máxima en los mercados es la relación entre riesgo y beneficio. Dicho de otra forma, que para obtener rentabilidad hay que asumir algún tipo de riesgo y que cuanto mayor es este más alta debería ser también la recompensa. Por fortuna, existen diferentes niveles de riesgo y familias de productos que se adaptan a todos los perfiles de inversor, incluso los más conservadores.

Estos son 6 productos de inversión aptos para los alérgicos al riesgo

Depósitos

Los depósitos están en la frontera entre el ahorro y la inversión por la escasa rentabilidad que ofrecen, muchas veces inferior incluso a la inflación, por lo que en términos reales pueden hacerte perder dinero. Un depósito puede ser una opción para tu fondo de imprevistos o para el dinero que quieras tener en liquidez.

Su principal ventaja es que el capital está asegurado hasta 100.000 euros y que conoces de antemano la rentabilidad que obtendrás. Ahora mismo, su rentabilidad a un año

Fondos garantizados

La propia denominación de estos productos ensalza su principal virtud: el capital que inviertas está asegurado. Existen fondos con un rendimiento fijo asegurado y otros con un rendimiento variable. En el caso de los primeros, su funcionamiento no deja de ser similar el de un depósito, mientras que en el de los segundos, el fondo garantiza que cobrarás por lo menos el capital invertido y la rentabilidad final dependerá de la garantía contratada, que puede ser desde la evolución de un determinado

La rentabilidad de estos productos varía ahora mismo entre el 3% a tres años y hasta el 4% para periodos mayores.

Seguros de Ahorro

El PIAS o Plan Individual de Ahorro Sistemático es también un seguro de ahorro al que realizar aportaciones periódicas, generalmente mensuales. EL capital invertido también está garantizado y eso hace que la rentabilidad no sea elevada, siendo en ocasiones inferior incluso a la inflación.

Las aseguradoras suelen ser las que más ofrecen estos productos, que además premian la fidelidad del cliente con aportaciones dinerarias cuando se llevan por ejemplo 5 o 10 años invirtiendo.

Deuda pública

Aunque existen ligeras diferencias entre Letras del Tesoro y Bonos del Estado y habrá que acertar con cuál incluir en la cartera, la deuda pública es un producto seguro. Su garantía real depende del Estado que emite la deuda y la posibilidad de una quiebra. De hecho, sólo dejarías de cobrar en caso de quiebra o quita por parte del reino que haya emitido el bono o letra.

Si esto es así ¿por qué cae la renta fija? Lo que ocurre con la deuda pública es que existe un mercado en el que es posible vender el bono a diez años que compraste por una cantidad mayor o menor a lo que lo adquiriste dependiendo de cómo marchen las emisiones en ese momento. Sin embargo, si lo prefieres siempre puedes quedarte con ese bono y cobrar religiosamente el interés pactado cada año.

Deuda corporativa

Es otra elección que será más o menos segura dependiendo de la fortaleza de la empresa. Para que lo entiendas mejor, si compras bonos de Nueva Rumasa, como hicieron muchos inversores, estarás asumiendo un enorme riesgo porque es un proyecto sin un historial que avale su fortaleza.

Las grandes empresas también buscan financiación a través de las emisiones de deuda y es posible encontrar proyectos sólidos, con un gran historial. En este caso la ventaja frente a invertir comprando sus acciones es que la volatilidad siempre será menor y cobrarás lo pactado salvo que la empresa quiebre. Eso sí, para este tipo de inversiones sí es recomendable contar con un asesor financiero que estudie bien el contrato de emisión. Aquí puedes contactar con uno.

Fondos monetarios

Tienen algo de riesgo pero como explica José Manuel García Rolán, asesor financiero independiente, “están pensados para carteras que tienen un perfil inversor muy conservador o para la parte más liquida y refugio de una cartera diversificada. Son fondos que tienen una volatilidad muy baja y tienen como objetivo mantener el principal y obtener una rentabilidad acorde con los tipos del mercado monetario. El vencimiento medio de la cartera es igual o inferior a 12 meses”.

A esta selección se pueden sumar otras alternativas de inversión conservadoras a través de una cartera de fondos de inversión de renta fija e incluso de renta mixta o aprovechar la sencillez de los fondos indexados y promediar mediante aportaciones mensuales.

Para un perfil conservador José Manuel García Rolán recomienda la siguiente distribución:

  • 10% en Renta variable.
  • 20% Gestión Dinámica y mixtos flexibles.
  • 30% Renta fija y retorno absoluto
  • 40% Mercado monetario y renta fija a corto plazo.

En cualquier caso, tampoco debes perder de vista que el riesgo que asumes en tus inversiones debe variar en cada etapa de tu vida.

Y si la inversión te resulta demasiado complicada, hay profesionales que te ayudarán a sacar el máximo rendimiento a tus ahorros. Al igual que para construir tu casa recurrirías a un arquitecto, para construir tu libertad financiera puedes apoyarte en un asesor independiente. En Asesora.com puedes acceder a un ranking de los más valorados en cada comunidad o, si lo prefieres, aquí puedes solicitar una reunión gratuita para que un experto evalúe tu cartera.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha el coaching de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 25.000 alumnos lo han completado en 2018 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 30.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 Comments on “Seis productos de inversión aptos para los alérgicos al riesgo”

  1. Me gusta vuestro estudio, pero no me queda más remedio que corregir un importante error.
    El PIAS es un seguro de ahorro, pero no es un producto de baja rentabilidad.
    Cada aseguradora tiene un PIAS y todos son diferentes
    Con un correcto asesoramiento encontraras PIAS con gestión activa de la inversión, que permite variar entre 5 carteras de distinto nivel de riesgo.
    Invierten en 10 fondos diversificados en todos los sectores y economías y consigue altas rentabilidades que superan la inflacción con creces.
    Y lo más importante, la ley prevee que tanto El ahorro como la plusvalía conseguida con un PIAS tienen una exención fiscal si la cantidad conseguida se dedica a constituir una renta vitalicia para complementar la pensión pública.

    Prácticamente 0% de impuestos.
    ¿ Me publicarás este comentario ?

    1. mm

      Hola Salva,

      Estamos encantados de publicar el comentario y de conocer tu opinión.
      Claro que cada aseguradora configura el PIAS como quiere, pero la realidad es que la mayoría lo hacen como un producto de bajo riesgo y baja rentabilidad. De hecho, por eso aparece en esta selección.

      Por supuesto, también existe la exención fiscal si se recupera en forma de renta vitalicia. Sin embargo, esto no quiere decir que sea la mejor vía ni el mejor producto para ahorrar a largo plazo. Sólo tienes que fijarte en los planes de pensiones para entenderlo.

    1. mm

      Buenas Damian,

      El ejemplo está diseñado para España. En un entorno como el argentino con la inflación completamente desbocada que tu dinero no pierda valor es prácticamente imposible sin asumir muchos riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.