Los riesgos de la inversión: cuáles son y cómo evitarlos

PreahorroDónde invertirHacer un comentario

riesgos de la inversión

Inversión y riesgo van siempre de la mano. Quien te diga lo contrario miente. Incluso las inversiones más seguras tienen siempre algún peligro oculto. Es así de simple.

Conocer los riesgos de la inversión te puede ayudar a superar el principal obstáculo para pasar de ahorrador a inversor: el miedo y, concretamente el miedo a perderlo todo.

Uno de los consejos más repetidos y malinterpretados es que inviertas solo lo que no necesitas y estés dispuesto a perder. Y es que, la frase da a entender que podrías perderlo todo. Nada más lejos de la realidad, las posibilidades de que eso pase son muy remotas. Ç

Con la mayoría de inversiones puedes perder una parte de tu dinero, pero rara vez lo perderás todo. ¿La razón? Normalmente podrás vender o deshacer tu inversión antes de que eso suceda. Por mucho que los comparen, la bolsa no es una casa de apuestas con un todo o nada (aciertas y ganas, no lo haces y pierdes todo).

✋Esto no quiere decir que debas invertir todo tu dinero. La parte de “lo que no necesitas” debe aplicarse siempre a tu colchón de emergencia. Nunca inviertas ese dinero.

La clave de toda inversión es que se ajuste a tu perfil de inversor y de riesgo. A partir de ahí, podrás ya escoger los productos financieros adecuados según su nivel de riesgo o los peligros que entrañen. Este perfil mide cosas como tu actitud frente al riesgo o tu horizonte temporal. Pasarte de optimista o de conservador son dos errores muy habituales. Aquí puedes ver cómo averiguar tu verdadero perfil de inversor.

Los riesgos de la inversión

La teoría económica clásica identifica los principales riesgos de la inversión. Muchos de ellos es posible que te suene y en otros es fácil que no hayas reparado.

Estos son los peligros de invertir.

Riesgo de mercado

Es el más obvio y es el principal riesgo de invertir. Escenifica el miedo a que todo vaya mal y pierdas dinero.

Este riesgo de mercado se conoce como riesgo sistémico o riesgo no diversificable. Se trata de los riesgos y peligros que afectan al mercado en su conjunto. Por ejemplo, una pandemia o una crisis financiera como la de 2008.

La única forma de diluir o diversificar este riesgo es invertir en activos no correlacionados. En otras palabras, en productos o inversiones que no tengan relación entre sí o a las que les afecten diferentes noticias.

Por ejemplo, invertir en bolsa y en renta fija, también en inmuebles y en inversiones alternativas como crowdlending o arte. Una noticia que haga caer la bolsa difícilmente tendrá efectos inmediatos sobre tu vivienda o sobre préstamos a pymes. Al final todos se verán afectados, pero en diferentes momentos y en distintas medidas.

Riesgo no sistémico

Los riesgo no sistémicos sí se pueden diversificar. Este tipo de riesgos de la inversión están relacionados con el tipo de activo en el que inviertes. Por ejemplo, los peligros y retos a los que se enfrenta una empresa concreta o un sector específico.

Este peligro de invertir sí se puede diversificar de forma muy sencilla comprando acciones de varias empresas o invirtiendo en varios sectores. Se puede incluso ir más allá y diversificar por tipos de activos. Por ejemplo, invertir en renta fija y renta variable.

Esto hará que ese riesgo se diluya.

Riesgo de liquidez

Uno de los peligros de inversión propio de cada producto y uno de los que más debes valorar. La liquidez mide la facilidad para recuperar tu dinero cuando lo necesites.

Los productos más líquidos te permitirán vender o desinvertir de forma rápida en cualquier momento, mientras que con los menos líquidos sólo podrás hacerlo en determinados momentos.

Por ejemplo, si has comprado acciones de una empresa en bolsa, puedes venderlas cuando quieras y tendrás tu dinero al instante. Por el contrario, si has invertido en una empresa que no cotiza en bolsa, como una startup, tendrás que encontrar antes un comprador para esas acciones y eso puede llevarte un tiempo (si es que lo consigues).

Los productos más líquidos tienden a ser más seguro y menos riesgo. El motivo es que puedes vender al momento sin esperar el qué pasará.

Para que lo entiendas mejor, imagina que el mercado está cayendo y quieres vender para evitar más pérdidas. La orden de venta de una acción se ejecuta al instante, mientras que con un fondo de inversión esa orden se ejecuta al final del día. En los días donde la bolsa cae a plomo esta distancia de horas puede marcar la diferencia.

Riesgo legislativo

¿Es lo mismo invertir en España que hacerlo en Islas Filipinas? ¿En Estados Unidos que en Argentina? El riesgo legislativo mide el riesgo de que cambien las leyes de un país y que eso afecte a tus inversiones.

En este sentido, hay países con una mayor seguridad jurídica que otra donde tus inversiones estarán más protegidas de posibles nacionalizaciones de activos, por ejemplo.

El riesgo legislativo también afecta a los productos financieros concretos a los que un cambio legal puede hacer que su riesgo aumente.

En España ha ocurrido frecuentemente con los planes de pensiones. Primero de forma positiva con la posibilidad de recuperar el plan de pensiones antes de tiempo a los 10 años sin esperar a la jubilación y después de forma negativa con los límites a la inversión en este producto.

Ahora que en 2025 se va a cumplir el plazo para rescatar el dinero del plan con una antigüedad superior a 10 años, el sector se está movilizando para pedir un cambio normativo que lo impida. Ese sería un claro ejemplo de riesgo legislativo.

Riesgo de divisa

Es el riesgo aparejado a invertir en una divisa diferente al euro. Es lo que sucede cuando compras acciones de empresas estadounidenses que cotizan en dólares.

En estos casos, existe el riesgo propio de cada acción y un riesgo añadido por la fluctuación de los tipos de cambio. En otras palabras, que el euro pueda subir o bajar frente al dólar.

👉 Muchos fondos de inversión trabajan con divisa cubierta para mitigar este riesgo de inversión.

Riesgo de concentración

Más que un riesgo de la inversión es uno de los errores más repetidos al invertir. Consiste en concentrar todas las inversiones de una u otra forma. Puede ser porque solo inviertes en una empresa o, como es más habitual, porque solo inviertes en un país.

Es lo que ocurre cuando tienes acciones de empresas españolas, bonos del Estado español y, además, tu casa está en España. Tu diversificación geográfica es prácticamente nula.

¿Cómo disminuir los riesgos de la inversión?

¿Hay algo que puedas hacer para controlar los riesgos de la inversión? Como invertir puedes limitar los peligros de invertir con dos herramientas:

  • Diversificar adecuadamente tus inversiones con diferentes tipos de activos, en diferentes países. Hay productos ya diversificados como los fondos de inversión que te pueden ayudar.
  • La inversión a largo plazo. El tiempo es el mayor aliado del pequeño inversor a la hora de limitar o diluir el riesgo. Aquí te explico cómo afecta el tiempo a tus inversiones.

Los peligros de no invertir

Frente a los riesgos de invertir están los peligros de no invertir tus ahorros. Si no haces nada, puedes estar seguro al 100% de que estás perdiendo dinero.

El peligro de la inflación

El principal enemigo de tu dinero no son los mercados, es el paso del tiempo y más concretamente la inflación¿Qué es la inflación? La inflación se define como el crecimiento del precio de los bienes y servicios y se utiliza para medir la evolución del coste de la vida.

El fenómeno de la inflación hace que las cosas que compras en tu día a día valgan más y tu dinero menos porque con el mismo capital podrás comprar menos cosas. Para que lo entiendas mejor, si tienes 1 euro ahorrado y el precio del café es de un euro, podrás comprarlo ahora y disfrutar de él. Pero imagina que la inflación sube ese año y ese mismo café vale 1,1 euros (un 10% más). Tú sigues teniendo un euro, la cantidad en sí misma no ha cambiado, pero sí su valor, porque con ese mismo euro ya no puedes comprar el café. Ahora traslada el ejemplo del café al resto de tus compras yverás cómo cada año que pasa puedes hacer menos cosas con una misma cantidad de dinero.

Este es el gran peligro de la inflación, que se come el valor de tus ahorros si no eres capaz de sacar partido de ellos, si no obtienes rentabilidad de alguna forma. Por eso mismo, para que tu dinero no pierda valor debes invertirlo y al menos obtener un interés superior a la inflación. En caso contrario estás perdiendo dinero .

Existen diferentes fórmulas para medir la inflación y en España se usa el IPC o Índice de Precios al Consumo, que es una cesta de productos ponderada cuyos movimientos en teoría se ajustan a los cambios en el nivel de vida. Con un IPC del 2%, el objetivo a lograr según el Banco Central Europeo (BCE), y unos ahorros de 20.000 euros, tu dinero equivaldría al siguiente año a 19.600 euros de hoy, y no 20.000 euros. Has perdido un valor de 400 euros en solo un año.

El coste de oportunidad de no invertir

Pero la inflación no es el único peligro de no invertir, de dejar tu dinero parado en tu cuenta o debajo del colchón. Cuando no inviertes, como cuando no arriesgas nada en la vida, dejas pasar ocasiones de ganar mucho dinero y de tener éxito. Es lo que en el mundo empresarial se conoce como el coste de oportunidad.

Imagina que sigues teniendo esos 20.000 euros ahorrados pero los tienes debajo del colchón. Al cabo de un año te habrán generado cero euros, mientras que los hubieses invertido y logrado un 4% de beneficio habrías ganado 800 euros. La diferencia es que en el primer caso tienes tus 20.000 euros y en el segundo 20.800 euros. Has perdido 800 euros por no invertir tus ahorros. Y si en vez de un año, hablamos de un periodo más largo, el coste de oportunidad se dispara, porque estás desaprovechando el efecto del interés compuesto.

Cada día que pasa sin que ‘muevas’ tu capital estás dejando pasar una ocasión para rentabilizarlo y por lo tanto, estás perdiendo dinero.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *