Clases limpias de fondos de inversión

PreahorroDónde invertirHacer un comentario

clases limpias de fondos de inversión

Si cuando compras un producto buscas el más barato, ¿Por qué no haces lo mismo con tus fondos de inversión? Igual que los mismos cereales tienen un precio diferente en Carrefour, Mercadona o Alcampo, el precio o coste de los fondos de inversión puede variar de un banco a otro.

La forma de asegurarte que tienes el más barato es buscar la clase limpia de los fondos. ¿No sabes lo que son? En las siguientes líneas aprenderás en qué consisten, cómo funcionan y por qué son más baratas que el resto de las clases de fondos de inversión. Te voy a dar una pista: el secreto está en las retrocesiones.

¿Qué son las clases limpias de fondos de inversión?

Si hay clases limpias de fondos es porque existe más de una clase de un fondo mismo. Estas clases se refieren a variaciones del mismo fondo de inversión según a quién se dirija, quien lo comercialice, su estrategia respecto a los dividendos o respecto a la divisa de los activos en los que invierte.
A modo de ejemplo, las clases de fondos más habituales diferencia entre:

  • Fondos de acumulación o de distribución, según acumule en el fondo los dividendos o los reparta entre los partícipes.
  • Fondos con divisa cubierta o no cubierta, en función cómo trate la divisa cuando invierte en activos no denominados en euros.
  • Fondos para minorista, institucional o banca privada, según a quien se vaya a vender el fondo.
  • Fondos de clase limpia y clase sucia, que miden si el fondo paga retrocesiones a quienes lo comercialicen.

Las clases limpias de un fondo son las que no cobran retrocesiones.

Todas las clases del mismo fondo comparten el nombre original del fondo y se diferencian en tres elementos. El primero es que, al final del mismo, incluyen alguna letra o término que sirve para diferenciarlas del resto. Por ejemplo, las clases de acumulación se denominan Acc y las de distribución Dis.

El segundo es que, cada clase del mismo fondo tiene un ISIN diferente para identificarlas de forma inequívoca.

El último elemento es que tienen condiciones diferentes que afectan a las comisiones y el capital mínimo de inversión. Y ahí es donde entran las retrocesiones.

😩 Esta es una de las desventajas de los fondos de inversión de los grandes bancos que no te cuenta.

Qué son las retrocesiones en fondos de inversión

El negocio bancario y de las gestoras de fondos no es tan diferente de otros. También trabajan a volumen y cuida mejor a quienes más volumen gestionan y aportan a a estora del fondo.

Esto se traduce en que las clases institucionales tienen mejores condiciones que las minoristas (la que te venden a ti). Un particular puede invertir 10.000 euros, un inversor institucional puede invertir 1 millón o más, por eso les ofrecen mejores fondos con menores condiciones.

Las gestoras también premian a quienes venden sus fondos y a sus mejores comerciales (determinados bancos y asesores financieros). Lo hacen a través de las retrocesiones. Las retrocesiones no son más que una comisión que la gestora del fondo paga al banco, la plataforma de inversión o el asesor financiero por recomendar y vender sus fondos.

La forma de abonar este dinero es compartiendo su propia comisión de gestión del fondo, lo que normalmente se traduce en comisiones más altas. Con las retrocesiones, la gestora comparte o cede parte de su comisión a la persona o gestora del fondo.

En el mejor de los casos, si el fondo cobra una comisión del 1,45%, cederá 0,30 puntos al banco y tú notarás, en el peor de los casos, sumará ese porcentaje a la comisión y pagarás 1,75% pro la gestión. Esto último es lo más habitual.
Y lo peor de todo es que tú ni te enterarás, porque esta comisión de gestión se restará directamente del valor liquidativo del fondo. La única forma que tienes de averiguarlo es si el asesor o banco te informa y solo lo hará si quiere conservar la etiqueta de independiente.

😨 Este es un ejemplo de por qué es importante que sepas que existen diferentes tipos de asesores financieros.

Cómo funcionan las clases limpias de fondos de inversión

Las clases limpias de fondos son las que no incluyen retrocesiones. El fondo funcionará igual e invertirá en lo mismo que con el resto de las clases, pero sin sumar a la comisión de gestión la “mordida” para el banco o asesor que te lo vende.

En el lado contrario están las clases sucias de fondos, que son las que sí suman esa comisión y que, por lo tanto, son más caras.

Ventajas de las clases limpias de fondos de inversión

Utilizar clases limpias de fondos frente a las clases sucias tiene dos ventajas:

  • Ahorro de costes.
  • Asesoramiento independiente.

¿Cuánto puedes ahorrar con las clases limpias?

Las clases limpias de fondos son más baratas. La razón es muy simple: al eliminar la comisión de retrocesión, los costes de la inversión disminuyen. Es así de fácil.

Recuerda que todas las comisiones que pagas es rentabilidad de menos que recibes porque todas salen del mismo lugar: tu inversión.

¿Qué ahorro puedes conseguir utilizando clases limpias de fondos?

El ahorro en costes gracias a las clases limpias oscila entre el 20% y el 30%, aunque depende mucho de cada fondo.

A modo de ejemplo, la diferencia entre la clase más cara y la más barata del fondo Abante Biotech es de 0,66 puntos porcentuales, un 2,66% frente a un 2,00%. En términos de rentabilidad, esto se traduce en un 15,18% frente a un 16,334% en el último año.

Eso es lo que puedes ganar si inviertes con las clases limpias de fondos.

Asesoramiento independiente

La segunda ventaja de las clases limpias es que te aseguran un asesoramiento independiente y sin intereses ocultos ni incentivos perfectos. Si tu entidad trabaja con clases sucias, siempre te preguntarás si el banco te recomienda el fondo porque es bueno para ti o porque le ofrece mejores retrocesiones que otro.

Las clases limpias eliminan esa duda y te aseguran que tu asesor no tiene incentivos ocultos.

Por eso mismo, cuando vayas a contratar un fondo con el banco o con cualquier plataforma, pregunta si es la clase limpia y, en caso contrario, cuánto se llevan de comisión y por qué ese fondo es el que mejor encaja con tu cartera.

Aquí puedes ver las otras 5 cosas que debes preguntar al banco cuando te ofrezca un fondo de inversión

¿Cómo saber si me ofrecen la clase limpia de un fondo de inversión?

Cada banco trabaja con su propio sistema de comisiones y no todos comercializan las clases limpias de todos los fondos.

Para averiguar si te están ofreciendo la clase limpia de un fondo, lo primero es fijarte en el ISIN de ese fondo. Después puedes utilizar el buscador de fondos de ENB Banco o de Finect, introducir ese ISIN y ver si es la clase limpia o la más barata. Otra opción es poner el nombre del fondo en las dos herramientas y buscar el ISIN de la clase limpia.

Plataformas como MyInvestor ya incluyen funcionalidades que te permiten ver si la clase del fondo que buscas es la más barata que ellos comercializan. Eso no te asegura que sea la clase limpia, pero sí que estás contratando la que menos comisiones te cobra dentro del banco.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *