7 herramientas para combatir el estrés financiero

PreahorroFinanzas PersonalesHacer un comentario

Combatir el estrés financiero

El estrés financiero se ha convertido en uno de los principales problemas de salud global, según un el estudio Cigna Healthcare 360 Global Well-being Survey.

La economía es la principal preocupación para un 26% de la población mundial y solo un 26% de los encuestados por Cigna en España aseguran que su salud financiera es buena, la más baja de todos los países que participan en el estudio de Cigna.

Todo esto deriva en estrés por el dinero y ansiedad financiera, lo que se puede traducir en problemas de salud como insomnio, depresión, problemas de corazón, sensación de cansancio, falta de concentración y más propensión a caer enfermo, entre otras cosas.

¿Cómo combatir el estrés financiero? ¿Qué puedes hacer para reducir tu ansiedad hacia el dinero? Hay varias fórmulas de abordar este problema, algunas más prácticas y otras más relacionadas con la psicología que puede llevar más tiempo arreglar, como todo lo relacionado con las creencias limitantes sobre el dinero.

Estas son las formas más efectivas de tratar el estrés financieros y reducirlo

Identifica la fuente del estrés financiero

Para solucionar cualquier problema, lo primero es encontrar su causa para poder dar con el remedio adecuado.

En el caso del estrés financiero, no habrá que afrontarlo igual si es fruto de un trauma financiero que provoca de inseguridad con el dinero que provoca miedo y sensación de escasez, que un problema más práctico como tener demasiadas deudas o ingresos bajos.

La solución para reducir la ansiedad financiera será diferente en cada caso.

Los motivos más habituales de estrés financiero son:

  1. No ahorrar dinero todos los meses.
  2. Exceso deudas.
  3. Ingresos insuficientes, muy a menudo por tener gastos básicos demasiado elevados o metas financieras desproporcionadas.
  4. Inversiones fallidas o miedo a invertir, sabiendo que es importante hacerlo.
  5. Incertidumbre e inseguridad laboral.
  6. Comprarse continuamente con tu entorno, cuando es mejor tener peor coche que tu vecino, pero más libertad financiera.

La forma de combatir la mayoría de causas del estrés financiero es afrontar tu situación económica, no huir de esos problemas por el mero hecho de sentir ansiedad financiera.

Y todo empieza por , trazar un plan para ti y para tu dinero. Eso es lo que vas a ver en los siguientes consejos para afrontar el estrés financiero.

Si lo prefieres, en el curso gratuito te damos una hoja de ruta en tres pasos para ponerte en marcha y hacerlo lo más importante. Empezar.

Empieza a preahorrar

Si tu principal causa de estrés financiero es que no consigues ahorrar todos los meses, deja de intentarlo dependiendo de tu fuerza de voluntad y empieza a preahorrar.

Preahorrar es la forma más sencilla de ahorrar cada mes, ahora y de por vida. La ventaja del preahorro es que funciona de forma automática, no te llevará más de 10 minutos ponerlo en marcha y, además, ni siquiera necesitas un presupuesto para hacerlo.

Toma el control de tus finanzas: haz un presupuesto

Otra causa habitual de ansiedad financiera es sentir que no tienes el control de tus finanzas. La forma de arreglarlo en este caso es con un presupuesto, que te ayudará a ver efectivamente cuáles son tus ingresos y, sobre todo tus gastos.

Así podrás descubrir si tus ingresos son bajos o es que tienes un nivel de gasto demasiado elevado, además de identificar cada uno de tus gastos y poder medidas para reducirlos.

Una forma muy útil de enfocar estos gastos es a través del gasto consciente, que consiste en alinear tus gastos con tus intereses. En otras palabras, gastar más en lo que te hace feliz y menos en lo que no te importa.

👉 Para tu presupuesto, aquí puedes ver cómo hacer un presupuesto que funciona y dura

Junta un colchón financiero

La incertidumbre laboral no se puede prevenir, pero sí el miedo a perder el trabajo. La forma de hacerlo empieza por crear un colchón de emergencias que cubra gastos imprevistos y seguir llenándolo hasta que sea una verdadera red de seguridad ante contingencias mayores como perder tu trabajo.

Esta es la segunda etapa de la libertad financiera: la tranquilidad financiera.

Esa tranquilidad financiera hará que el estrés por el dinero desaparezca. No es algo que vayas a conseguir de la noche a la mañana, porque no existen fórmulas mágicas. Según veas que ahorras todos los meses, que tienes un control de tus gastos y que tu colchón financiero crece, sentirás como el nivel de ansiedad hacia el dinero desaparece y tu confianza financiera aumenta.

Reduce la deuda

Si lo que te preocupes es tu alto nivel de endeudamiento, haz de ello tu prioridad financiera.
Terminar con la duda es posible, si sabes cómo y tienes un buen plan. Eso sí, tampoco es algo que vayas a conseguir de la noche a la mañana: lleva su tiempo,

La fórmula para conseguirlo es la siguiente:

  1. Haz un listado de todas tus deudas y ordénalas de menor a mayor.
  2. Crea un pequeño plan de ahorro para adelantar el pago de la deuda más pequeña (salvo que haya una mayor con tipos de interés desproporcionados de más del 15%). Para conseguir ese capital extra puedes hacer un presupuesto, recortar gastos o pedir al banco que congelen el pago de alguna de las otras deudas.
  3. Termina de pagar la deuda más pequeña y utiliza el dinero extra que se ha generado para terminar con siguiente deuda.
  4. Repite hasta pagar todas tus deudas y ser libre.

Hablarlo con tu pareja y con especialista

Hablar abiertamente este tipo de sentimientos y sensaciones sobre el dinero es importante, especialmente dentro del ámbito familiar.  Tu pareja puede ayudarte a afrontar el estrés financiero e incluso ofrecerte una visión distinta sobre vuestra realidad financiera, más positiva y que apacigüe tus miedos.

En última instancia, puedes ponerte en manos de un especialista que te dé herramientas para controlar la ansiedad por el dinero o un experto en finanzas que te acompañe para mejorar tu situación económica.

Mejora tus habilidades financieras

Para terminar, puedes trabajar con herramientas que mejorarán tu relación con el dinero y que ayudarán a combatir ese estrés financiero.

Una de las más interesantes es aprender a regular tu termostato financiero y otra, formarte para mejorar tu inteligencia financiera.  

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *