Guía para ahorrar y acertar al comprar tu coche

PreahorroCómo ahorrar2 Comments

ahorrar al comprar coche

Para mí, el coche es simplemente un medio de transporte, una herramienta que me lleva de un sitio a otro. No necesito un Porsche ni un Mercedes. Prefiero tener peor coche que mi vecino, pero mucha más libertad financiera.

Por si tienes dudas, este es mi coche:

🤔 Eso no quiere decir que, en igualdad de condiciones, no haya coches que me gustan más que otros. Simplemente que el factor de estatus y de estética no guía mi decisión al comprar coche. Es algo que debes tener claro porque lo verás a lo largo de toda la guía.

Aclarado esto, el proceso para acertar al comprar el coche y ahorrar tiene mucho que ver con analizar las opciones desde un punto de vista financiero y de conveniencia. Mirar la parte económica de comprar un automóvil es clave, pero hacerlo incluyendo la perspectiva de utilidad es todavía mejor.

Ten claro tu presupuesto

Este es el mejor consejo para ahorrar al comprar tu coche y, en realidad, cualquier otra gran compra en tu vida (móvil, televisión, vacaciones, casa…).

Analiza tus finanzas y decide cuánto quieres gastar en la compra de un coche de acuerdo a tu presupuesto. Haz esto y gastarás menos del 99% de las personas al adquirir tu vehículo.

Y es que, uno de los errores más repetidos al comprar coche es no tener clara la cifra máxima que quieres invertir en tu coche. Sin esa cantidad en la cabeza (o, todavía mejor, en un papel), es fácil que termines cayendo en los trucos de venta del concesionario o dejándote llevar por los extras que no tenías pensado incluir.

Por eso, el consejo más útil para comprar vehículo es el más simple. Mantén tu presupuesto. Solo con eso a habrás hecho una buena elección.

No financies tu coche

El segundo gran consejo, que incluso podría aparecer en primer lugar. No te endeudes para comprar coche. Así de simple (y así de duro).

¿Y por qué deberías evitar financiar la comprar del coche? En primer lugar, porque si te endeudas es fácil que termines con un coche más caro. Sí, este es uno de los peligros ocultos de la deuda.

Al no tener que poner todo el dinero de tu bolsillo, tu cerebro entenderá que no pasa nada pedir un préstamo un poco más grande. Esto hará que tu presupuesto de partida sea mayor y también que sea más fácil caer en las trampas de los concesionarios para subir de gama.

El segundo motivo es lo que seguro que ya sabes. Acabarás pagando más por el coche. ¿Cuánto? Dependerá de las condiciones del préstamo y el pazo en el que devuelvas el dinero.

😧 Un coche es un buen ejemplo de deuda mala frente a deuda buena, salvo que esté relacionado con tu negocio.

Nada como un ejemplo para que lo entiendas mejor. Juan necesita un coche nuevo y decide comprar uno por valor de 15.000 euros, pero como no dispone de ese dinero, opta por financiarlo a un cómodo 8% durante un plazo de 6 años, lo que le deja una cuota mensual de 263 euros. El problema es que pasado ese tiempo su coche ni siquiera valdrá 7.000 euros y habrá pagado por él un total de 18.936 euros. Es decir, sólo en intereses habrá abonado 3.936 euros. Y es que, una de las desventajas de los automóviles es lo rápido que se devalúan.

Si Juan hubiese pagado el coche en metálico no hubiese tenido que abonar tantos intereses y podría haber invertido esos 3.936 euros que en un plazo de seis años a un 5% habrían generado 5.023,44 euros. Evidentemente, Juan no habría dispuesto de todos los intereses de inmediato, peor el cálculo sí que sirve para hacerse una idea de cómo afecta a tu libertad financiera el hecho de comprar financiando en lugar de preahorrando.

Pero se puede ir incluso más allá, en ese mismo plazo y a con un rendimiento del 5% esos 15.000 euros que pagó por su coche le habrían dado en seis años 21.255,16 euros o 6.255,16 euros sólo en intereses.

Esto mismo se puede aplicar a cualquier compra financiada, así que imagina qué pasaría si en lugar de un coche se tratase de una vivienda. Por eso mismo hemos desarrollado un calculador que te lo muestra.

Comprar o no comprar coche

La siguiente gran pregunta es ¿realmente necesitas comprar un coche? Seguro que tienes tus razones para hacerlo, pero nunca está de más plantearte si debes o no comprar coche y cuáles son tus otras opciones.

La razón es que comprar un coche equivale a descapitalizarte, igual que con una vivienda (esa es una de las cosas que no te cuentan de comprar casa).

¿Qué alternativas existen a comprar coche si necesitas un vehículo? La realidad es que puedes tener coche sin necesidad de comprarlo ni descapitalizarte. Estas son las X opciones para tener coche sin comprarlo:

Carsharing

Las empresas de charsharing son una opción, aunque principalmente en las grandes ciudades. Compañías como Zity, Sharenow de Free2move, Wible o Voltio permiten alquilar coche por minutos para lo que necesites.

Su funcionamiento es muy simple. Te instalas su app y puedes coger cualquier vehículo de la marca que esté aparcado, utilizarlo el tiempo que quieras y pagar por ello tarifas relativamente asequibles. A esto se añade que, al ser eléctrico, puedes aparcar en zonas reguladas sin pagar la HORA o la OTA.

La parte negativa es que el coche no siempre estará disponible, o cerca. Es más puede que ni siquiera exista esta opción en tu zona.

Además, es una opción muy enfocada a grandes ciudades. No está disponible en todo el país.

👉 Igual que existe el carsharing, también está la opción de utilizar un taxi si no haces muchos viajes. Solo con el ahorro entre el seguro y la gasolina podrás hacer más de 100 carreras.

Compartir coche o Carpooling

Otra opción a comprar coche es compartir coche para hacer tus trayectos. Si es para ir a la oficina, puedes hacerlo con algún compañero. Y si es para tus viajes, aplicaciones como BlaBlaCar, Amovens, Waze Carpool, GoMore o Kombo, que es un buscador que combina varias de estas plataformas.

Esto es lo que se conoce como carpooling y que no es más que compartir un vehículo para hacer in trayecto.

Alquilar coche, incluso para uso diario

En línea con las alternativas anteriores, puedes alquiler un coche en lugar de comprarlo.

Como mejor funciona esta opción es si no realizas muchos trayectos y, por ejemplo, quieres el coche para ir de vacaciones. Con esta opción ahorrarás un montón de dinero respecto a comprar coche.

Pero es que, el alquiler puede incluso funciona si usas el coche a diario. Es otra forma de tener coche sin descapitalizarte que explican desde el foro masvidividendos.com, que utiliza plataformas como Doyouspain.com para comparar precios, por ejemplo.

Renting y leasing

El renting no deja de ser otra forma de alquilar coche, sólo que más a largo plazo (de 3 a 5 años), con ciertas ventajas y limitaciones.

De forma resumida, el renting es un contrato de alquiler sin opción de compra y el leasing es lo mismo, pero con la opción de comprar el coche al finalizar el contrato.

El contrato de renting incluye el coche y también:

  • El seguro de coche, aunque deberías revisar la póliza para saber qué incluye. Aquí puedes ver cómo funciona de verdad un seguro de coche.
  • El mantenimiento del vehículo y las revisiones, cambio de neumáticos incluidos.
  • Los impuestos del coche como el impuesto de circulación.
  • Reparación en caso de avería.
  • Servicio de reclamación de multas.

Esta es una de las mayores ventajas del renting: no tienes que preocuparte de nada relacionado con los costes del coche, solo de conducirlo. Si el coche sale mal, la empresa se encarga de todo y asume todos los gastos.

El segundo beneficio del renting frete a comprar coche es que puedes cambiar de coche cada poco tiempo (de 3 a 5 años). Si para ti es importante estar a la última o lo necesitas por temas laborales, puede ser útil. Como ya te he dicho, para mi estrenar coche no tiene sentido.

Por último, el renting se paga como una cuota mensual, por lo que te no descapitaliza al no tener que invertir tanto dinero de golpe.

¿Y la parte negativa? Para empezar, muchos contratos de renting incluyen límites en el número de kilómetros que puedes hacer al año y otras condiciones que debes tener en cuenta.

Sin embargo, la principal desventaja es que normalmente será más caro, aunque todo depende del coche que compres y de con quién lo hagas. En este artículo te explicamos cómo hacer números: Renting o comprar el coche ¿Cuál compensa más?

A partir de ahí, tus propias circunstancias pueden hacer que el renting tenga más sentido para ti. Por ejemplo, si esperas tener familia en unos pocos año, puedes retrasar la compra del coche familiar con uno de renting.

Qué coche quieres: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido y otros

Los tiempos de gasolina o diésel son cosa del pasado. Hoy en día hay una enorme variedad de coches entre la que escoger que también incluyen los coches eléctricos, híbridos y otras modalidades de coche ECO.

¿Cuál deberías escoger? Si lo que buscas es el mejor motor, en este artículo te ofrecen algunas claves. Yo lo tuve en cuenta para cambiar de coche, pero mi análisis se basó más en cuestiones prácticas que ahora te cuento.

Qué uso vas a hacer del coche

Para empezar,  no es lo mismo un utilitario pequeño para ir al trabajo que un coche familiar o el coche de reserva frente al de uso habitual.

Para que lo tengas más claro, si tienes 30 años e intención de tener hijos quizás no sea el momento de comprarte un modelo deportivo por más que te guste o un Fiat Punto por muy práctico que sea si vas a tener que cambiar al cabo de tres años porque necesitas uno con maletero grande para el carrito del bebé.

Esto sirve para el modelo de coche y también para el tipo de vehículo. Por ejemplo:

  • Si vas a utilizar el coche para ir a trabajar, algunas ciudades permiten usar el carril Bus VAO a los coches eléctricos e híbriidos, con lo que puedes ahorrar mucho tiempo.
  • Si vas a realizar viajes largos, con un coche eléctrico tendrás que planificar el repostaje en gasolineras con puntos de recarga y, además, tardarás más en repostar.
  • Para tener un coche eléctrico, es necesario que puedas poner un punto de recarga en casa o en tu garaje. Si no puedes, puede que un eléctrico o un híbrido enchufable no sean la mejor opción.
  • La oferta de coches de segunda mano cambia en función del tipo de vehículo. Es más fácil encontrarlos de gasolina, diésel y ciertos ECO que de coches eléctricos. Además, si buscas un coche muy barato, no lo encontrarás eléctrico ni híbrido.

Por último, el tipo de coche también influye en las ayudas a las que puedas optar. Ahora mismo existen ayudas y deducciones para la compara de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga que puedes consultar en este enlace.

Nuevo o de segunda mano

¿Coche nuevo o de segunda mano? La realidad es que no hay una respuesta 100% correcta y en esta decisión influye mucho el valor que le des a que el coche esté a estrenar y las experiencias previas en tu entorno. Lo que los números nos dicen es que los vehículos usados tienden a ser más baratos y que no hay datos que prueben que tienen más posibilidades de salir mal.

Simplemente, tienen más años y eso quiere decir que su vida útil también será menor. Por fortuna, no tan baja como el precio al que se pueden adquirir.

De todas formas, esto no es lo más importante para tomar una decisión. Desde un punto de vista estrictamente financiero lo que debes valorar es la velocidad de depreciación del precio del coche.

Nada más salir del concesionario tu coche perderá entre un 10% y un 15% de su valor. Si quisieses venderlo al día siguiente de haberlo adquirido, deberías estar dispuesto a asumir que lo harás por mucho menos de lo que lo compraste. Así de fácil.

A partir de ahí la rapidez con la que pierde valor se ralentiza algo más. El primer año de vida ,el descenso será más o menos de un 16% en total y al cabo de tres ejercicios costará la mitad.

Éstos son cálculos orientativos, ya que para marcar el precio de un coche de segunda mano intervienen varios elementos: desde la edad del vehículo, hasta el kilometraje pasando por el consumo, su estado en esos momentos o cuestiones como los nuevos modelos que han aparecido o el volumen de ventas del vehículo en su momento.

Otra forma de dar con el precio de tu coche en cada momento sería a través de lo que en el ámbito asegurador se conoce como valor venal que se puede obtener a través de las tablas Ganvan.

Puedes comprar tu coche nuevo o de segunda mano, pero si eliges la primera opción ten en cuenta lo rápido que perderá valor. Estarás destinando una enorme cantidad de recursos y dinero a un activo que, en cuanto lo compres, valdrá menos dinero.

☝️Siempre he sido partidario de comprar coches de segunda mano. Ahora mismo, en casa contamos con un primer coche que hemos comprado nuevo (un eléctrico aprovechando las ayudas) y uno segundo que utilizamos como apoyo que sí es de segunda mano.

¿Cuál es el mejor momento para comprar coche?

Para terminar, falta por acertar en el momento de la compra. El mercado de automóviles se mueve por ciclos y por ejercicios fiscales, como la mayoría de sectores. Esto quiere decir que hay épocas y días en los que los concesionarios suelen bajar los precios para cumplir con sus objetivos de venta.

Por eso mismo, el día más barato del año para comprar coche es el 31 de diciembre. Ese día obtendrás un descuento medio del 8,3% respecto al precio medio del vehículo. En general, a finales de diciembre conseguirás buenos tratos (el 29 de diciembre el descuento es del 7,8% de media).

El motivo es que el concesionario tirará la casa por la ventana para poder cuadrar cuentas, alcanzar objetivos y cobrar sus bonos. Esto mismo se aplica a los cierres de trimestre. Esto funciona muy bien para la mayoría de modelos, pero puede no hacerlo para los modelos y marcas más vendidas o concesionarios muy concurridos.

Buscar fuera del circuito de los más visitados puede tener premio.

Por meses, noviembre y octubre son los meses más baratos en general (en ese orden). La cercanía del final del año y la conciencia de que diciembre es un mes de gastos, hace que los concesionarios lancen buenas ofertas.

Por días, el lunes es el día con mayores descuentos.

Por modelos, si buscas un kilómetro cero, enero y febrero son los mejores meses para comprar. La causa es un truco de los concesionarios para cuadrar sus números: matriculan coches que después venden como kilómetro cero.

Tampoco pierdas de vista, las ferias del motor, que es cuando las marcas presentan sus nuevos modelos, hace que el precio de los viejos baje. Además, los concesionarios necesitarán hacer hueco para los nuevos coches y eso se traduce en ofertas sobre los antiguos.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

2 Comments on “Guía para ahorrar y acertar al comprar tu coche”

  1. Me siento totalmente identificado contigo. Es más, te gano, tú presumes de tener un Ibiza III de 15 años y yo tengo un Ibiza II de 25 😂😂😂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *