Discriminación horaria ¿realmente compensa?

PreAhorroCómo ahorrarHacer un comentario

trucos para ahorrar en calefacción en el hogar

Si alguna vez has tenido en la mano una factura eléctrica sabrás lo complicado que puede resultar entenderlas. La cuestión todavía se vuelve más liosa cuando piensas en cambiar de compañía para ahorrar en electricidad en el hogar.

Para empezar, en España funcionan dos mercados de electricidad diferentes y para continuar está la clásica pregunta de si decantarse o no por una tarifa de discriminación horaria. Antes de llegar a ese punto, vamos a repasar brevemente cómo funciona el mercado eléctrico en España y cuáles son tus opciones para elegir.

Mercado libre o PVPC (regulado)

En España conviven estos dos mercados y aunque por su nombre pudiera parecer que el primero es más atractivos, en realidad no tiene por qué ser así.

El mercado regulado se rige por la tarifa PVPC o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Es una tarifa exclusiva para los particulares, que no pueden tener una potencia contratada superior a 10 kW para acceder a ella.

Las características del PVPC son que el precio de la electricidad es variable, cambia cada hora y también lo hace a lo largo del año en función de lo que dicta el mercado mayorista de electricidad. Esto hace que sea más complicado predecir cuánto pagarás en tu factura de la luz. Además, el precio de la electricidad con esta tarifa es personalizado en función del consumo que hagas y de las horas a las que lo hagas.

Las tarifas PVPC sólo pueden ofrecerlas las comercializadores en el mercado regulado, por lo que la oferta (en número), casi siempre es menor que en el mercado libre. A esto hay que añadir que sólo venden la energía con tarifa regulada, sin posibilidad de contratar servicios adicionales.

Por su parte, el mercado libre es, como su propia palabra indica, libre. Aquí hay mucha más oferta, pero también de lo más variopinta, empezando por combinar gas y electricidad en una misma compañía. Lo que diferencia a este mercado es que aquí sí hay comercializadoras que ofrecen precios estables para la electricidad, que no varían en función del consumo.

También ofrecen descuentos y servicios adicionales como el mantenimiento de la caldera. Sería fácil pensar que todo esto es fuente de ahorro y puede serlo, pero no siempre tiene por qué ser así. El problema del mercado libre es que la oferta puede llegar a ser desbordante, lo que hace difícil comparar y elegir.

Algo en lo que ambos mercados coinciden es que permiten usar tarifas de discriminación horaria. La discriminación horaria es un sistema que establece normalmente dos periodos de consumo diferenciados: unas horas del día donde consumir es más caro y otras en las que es más baratos.

Las hay incluso que amplían a tres franjas diferentes. El siguiente gráfico de la OCU lo ilustra a la perfección:

Horas punta y horas valle con el sistema de discriminación horaria

Estas horas valle y horas punta cambian también dependiendo de la época del año en el que te encuentres. Así hay que hablar de una discriminación horaria diferente en verano y en inverno.

Así funciona la discriminación horaria en la tarifa eléctrica en cada momento:

Horarios de la discriminación horaria en invierno y verano

¿Compensa contratar una tarifa con discriminación horaria?

Es normal pensar que la respuesta dependerá de tu consumo. Si eres capaz de cambiar tus hábitos y consumir la mayor parte de la energía en las horas valle, el ahorro está asegurado.

La realidad es todavía mejor. Ni siquiera hace falta cambiar tus hábitos para ahorrar con esta tarifa. En la mayoría de casos, el consumo se reducirá una media de un 18% sólo por hacer el cambio. La razón es que, con estas tarifas, tienes 14 horas de valle frente a 10 horas de punta y hay varios electrodomésticos que siempre tienes todo el día encendidos como el frigorífico o el congelador. Sólo por eso la discriminación horaria ya parte con ventaja.

La norma básica para acertar es que por lo menos un 30% del consumo del hogar sea en horas valle.

Si además eres capaz de adaptar tu consumo para centrarlo en las horas más favorables, ahorrarás todavía más. Para una familia que haga el 50% del gasto en estas horas, el ahorro medio al año puede superar los 70 euros.

El siguiente cuadro de Somos Energía es mucho más específico.

Tabla de ahorro en energía con la tarifa pvc de discriminación horaria

Si quieres hacer el cálculo aproximado del ahorroesta herramienta de Red Eléctrica de España muestra la evolución del precio de una tarifa PVC con tres tarifas diferentes.

Acertar con tu tarifa de electricidad y elegir entre discriminación horaria o una tarifa plana puede suponer una gran diferencia en lo que pagas de energía en casa. Sin embargo, hay otros elementos que también influyen en el gasto energético. Estos enlaces te ayudarán con ellos:

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha el coaching de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 25.000 alumnos lo han completado en 2018 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 30.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.