Cómo planificar tu carrera profesional

PreahorroFinanzas PersonalesHacer un comentario

El trabajo es la principal fuente de ingresos para la mayoría de personas y el lugar a donde lleguen con él dependerá de cómo hayan planificado su carrera profesional, si es que lo han hecho.

Igual que para alcanzar la cima del Everest hace falta un plan, para lograr tus objetivos profesionales también es importante planificar tu carrera profesional. Dejarse llevar en el trabajo es la fórmula más fácil para terminar estancado profesionalmente en un puesto que no te llena y que tampoco te ayuda a lograr tus metas vitales y financieras.  

Planificar tu carrera no es un cuento de hadas inventado por los departamentos de recursos humanos, sino una realidad de la que no te cuentan muchas cosas. Estas son las que debes conocer.

Es IMPORTANTE HACERLO (más de lo que piensas)

Cuando tienes un objetivo, todo es más fácil. Sabes a dónde quieres llegar y puedes trazar el camino para lograrlo con éxito.

Para que lo entiendas mejor, no es lo mismo querer irte de viaje que viajar a Japón durante un mes en un plazo máximo de 6 años y, además, visitar por lo menos dos tercios del país. Como ves, un objetivo es totalmente difuso y el otro es claro y conciso.

Algo parecido ocurre con tu carrera profesional. ¿Quién no quiere ascender y o mejorar el salario? Todo el mundo. Sin embargo, pocos son lo que se plantean hasta dónde quieren llegar realmente y son capaces de ponerle nombre y apellidos. Por ejemplo, director de recursos humanos de una multinacional cotizada (o de una Forbes 500, por ejemplo).

Planificar tu carrera profesional te ayudará a hacerlo. Este ejercicio de pensar en tu yo laboral del futuro tiene dos ventajas:

  1. Te hace tener un objetivo, una meta que quieres alcanzar y que te ayudará a moverte cuando más te cueste.
  2. Te da claridad para tomar decisiones, precisamente porque sabes dónde quieres estar a largo plazo y en la siguiente etapa de tu vida. ¿Ese cambio de departamento que te han propuesto? ¿La oferta laboral en una nueva empresa? Si tienes un plan será más fácil decidir.

A la hora de fijar tu objetivo final y también los intermedios, puedes aprovechar la estrategia SMART para crear metas inteligentes.

BUSCA UN MENTOR, te ayudará a lo largo de toda tu vida

La figura del mentor es menos habitual en España, pero más en países anglosajones.

Un mentor es un profesional que ya ha llegado donde tú quieres estar y, lo más importante, que esté dispuesto a ayudarte en tu camino. Esto abarca desde grandes gurús del sector con presencia en redes sociales hasta una persona de tu propia empresa que te pueda aportar conocimientos y experiencias.

🤔 ¿En qué puede ayudarte un mentor? Si estás pensando en un superior que te dará el ascenso o un CEO que te llevará a su empresa, te estás equivocando en la labor básica del mentor.

Un mentor te aportará su experiencia para ayudarte a tomar decisiones, a seguir adelante cuando dudas o a abrirte puertas que para ti estarían cerradas. Además, también puede ayudarte a establecer un objetivo realista para tu carrera.

Para encontrar al mentor adecuado para ti, investiga sobre su trayectoria, mira su perfil de LinkedIn y averigua si esa persona ha realizado antes la labor. Existen incluso redes de mentoring como Mentornets o Escueladementoring y una Asociación Española de Mentoring.

Salvo cuando se trata de relaciones esporádicas, lo idóneo es que ambos sentéis desde el principio las bases de vuestra relación. Explícale qué quieres conseguir a corto y medio plazo y escucha cuáles son sus expectativas también.

Recuerda que esta es una relación bidireccional, no solo tú debes salir beneficiado por tener un mentor.

La clave son las RELACIONES PERSONALES

Los conocimientos son importantes para progresar profesionalmente, pero lo que marcará la diferencia son las relaciones personales.

Adquirir conocimientos te hará mejor profesional, pero lo que te ayudará a progresar es la gente que vayas conociendo por el camino. En otras palabras, tu red de networking, que es la que te abrirá puertas a ofertas de trabajo que no se hacen públicas.

Piénsalo de la siguiente forma. Es posible encontrar a dos personas que han estudiado lo mismo en la misma universidad, han hecho el mismo máster y han trabajado en departamentos similares con cargos parecidos hasta el momento. Sin embargo, ¿qué pasará cuándo ahondemos en su red de contactos? Esa es imposible que sea igual o similar.

Y no me refiero solo a LinkedIn (aunque también), sino a las relaciones personales reales que hayan sido capaces de cultivar por el camino. Esas son las que marcarán la diferencia.

💼 También con tus habilidades profesionales

Esto mismo pasa cada vez más con las habilidades profesionales entre las hard skills y las soft skills. Las primeras hablan de conocimientos como saber programar, gestión de proyectos o mecanografía.

Las segundas son más etéreas y no se pueden respaldar con títulos. Son cuestiones como pensamiento creativo, liderazgo o capacidad de negociación.

Los departamentos de recursos humanos están cada vez más enfocados en es soft skills más que en conocimientos técnicos, especialmente cuanto más asciendes en la escala profesional

Todo plan SE PUEDE CAMBIAR

Un plan es una hoja de ruta y, como tal, debe ser flexible para adaptarse a las circunstancias del mercado y también a tus propias circunstancias personales.

Como decía Bruce Lee, “be water my friend” o sé como el agua y gana resiliencia. Esto sirve tanto para tu carrera profesional como para cualquier otro plan, especialmente a largo plazo. Quienes no son capaces de adaptarse se pueden quedar por el camino.

Lo mismo ocurre con tu dinero y tu plan financiero. Debe ser resiliente y a prueba de bombas. En el curso gratuito descubrirás las claves para montar el tuyo.

Cultiva tu MARCA PERSONAL

Tú también tienes una marca, aunque no lo sepas. Tu marca es el rastro que vas dejando en la web y en los trabajos por los que pasas y, como todo en la vida, se puede cultivar y enfocar.

Tu marca personal hablará de ti, de tus habilidades, conocimientos y capacidad para relacionarte, entre otras cosas. Cultivarla puede ayudarte a destacar en procesos de selección, aumentar tu red de contactos y demostrar de forma más práctica tus habilidades y conocimientos.

¿Cómo puedes hacerlo? Hace años tener una marca persona equivalía a tener un blog. Hoy en día hay muchas alternativas de crear y hacer crecer esta marca personal. La más sencilla pasa por aprovechar las redes sociales.

LinkedIn es la red profesional por excelencia, pero también puedes usar otros medios como Twitter, que tiene un carácter más conversacional, o TikTok o YouTube para mostrar tus habilidades de comunicación, por poner tres ejemplos.

Todas ellas hablarán sobre tus habilidades y para todas deberás fijar un objetivo que ayude a tu carrera profesional, porque al final de eso es de lo que se trata.

Más allá de redes sociales también puedes crear un blog, iniciar un podcast como en su momento hizo Jaime Rodríguez de Santiago con Kaizen o escribir un libro o manual sobre tu sector.

Además de ayudarte en tu carrera profesional, estas ideas también pueden ser una fuente de ingresos pasivos.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *