Principios de una vida sencilla que llevan a la Libertad Financiera

PreahorroLibertad financiera53 Comments

Normalmente te cuento cómo organizo mis finanzas personales y qué trucos de ahorro he aplicado para tener mucha libertad financiera.

Hoy no te voy a hablar de economía doméstica, sino del estilo de vida que llevo, que claramente impacta en mi tranquilidad económica.

Si lo tuviera que resumir en una línea, diría que disfruto de una Vida Sencilla, rica en tiempo para mi familia, amigos y pasiones.

La palabra mágica es SENCILLA.

Coche sencillo

No te sorprenderá si te digo que tengo un coche muy sencillo. Aplico el principio Ten peor coche que tu vecino.

Mi mujer y yo tenemos dos coches. Vivimos en una zona de campo donde necesitamos tener los dos un vehículo.

Mi coche tiene ya 20 años. Lo compré en mano, no a plazos.

Es muchísimo peor que el de mis vecinos, pero cumple muy bien su función. Me lleva a donde quiero, no me da problemas. Y como bonus extra, lo puedo aparcar donde quiera sin preocuparme de que me lo rayen o me lo roben.

¡Nadie en su sano juicio va a robar mi coche!

Casa sencilla

Mi mujer y yo vivimos en la casa de nuestros sueños.

Está rodeada de naturaleza, tenemos un jardín enorme en el que los niños disfrutan jugando todas las tardes después del colegio.

Respiramos aire puro, sin ruidos, vivimos una vida apacible. Casi bucólica.

Al mismo tiempo estamos muy bien conectados por tren con la ciudad, de forma que podemos desplazarnos en muy poco tiempo para temas de trabajo o simplemente para irnos de tapas con los amigos.

La casa está situada en un lugar privilegiado, pero la construcción en sí misma es sencilla. Sin pretensiones.

Cuando la compramos, nuestro criterio era comprar una casa que nos encantara y que fuera nuestra, no del banco. Así que compramos la casa sin hipoteca.

Podríamos haber comprado una casa el doble de grande, pero eso nos hubiera obligado a endeudarnos y no queríamos.

La decoración en el interior de la casa también sigue los principios del minimalismo.

No queremos tener el salón o los dormitorios atestados de cosas. Queremos disfrutar del espacio, de la luz.

La casa tiene pocos muebles, pero cada uno de ellos lo hemos elegido con cariño. Es una pequeña joya. Claramente hemos seguido el principio de diseño Menos pero mejor.

Ropa sencilla

Mi armario de ropa es pequeño y no está repleto. Tengo 5 pantalones, 5 camisas, 10 camisetas y 10 jerseys.

Como tengo poca ropa y el armario es reducido, todo está muy visible. Eso hace que pueda variar y combinar muy bien lo que tengo (por eso, según mi mujer da la impresión que en realidad tengo mucho más ropa que ella).

Sigo dos principios para elegir ropa:

  • Menos pero mejor: cuando me compro algo, tiene que ser una prenda que me encanta.
  • Uno entra, uno sale: si me compro un jersey nuevo, inmediatamente saco uno de los jerseys antiguos del armario y lo dono. Utilizo uno de los depósitos de Humana para reciclar mi ropa.

Vida familiar sencilla

En nuestra vida familiar y con nuestros hijos seguimos dos principios:

  • Más experiencias, menos cosas: pasamos mucho tiempo con nuestros hijos y disfrutamos de muchas experiencias con ellos. Hacemos viajes espectaculares con ellos, paseamos por la montaña, jugamos juegos de mesa… Nuestros hijos tienen menos juguetes que sus amigos, pero mucho más tiempo con sus padres pasándolo bien juntos.
  • Más hobbies, menos pantallas: mi hijo pasa, por ejemplo, dos horas al día construyendo en el jardín o leyendo en su habitación. Y cero minutos delante del móvil o la televisión.

A la hora de elegir educación, hemos buscado un colegio excelente y sin tonterías. Hemos huido de colegios elitistas en los que los niños que no llevan zapatillas de 200 euros se sienten desplazados.

También nos hemos rodeado de personas sencillas. Sin apariencias, sin tonterías.

Con nuestros amigos disfrutamos sobre todo de estar juntos. Hacemos barbacoas con 5 horas de sobremesa, paseamos juntos por la montaña, hacemos picnics y sesiones de juegos de mesa.

Placeres sencillos

Como puedes ver mis hobbies son muy sencillos. Disfrutar de tiempo con mi familia y amigos, viajar, salir de cena con mi mujer, jugar a juegos de mesa, la fotografía en blanco y negro.

Conscientemente he huido de aficiones caras como navegar, el golf o esquiar.

Además, utilizo una técnica de mindfulness muy útil para disfrutar aún más los placeres sencillos.

Cuéntame en los comentarios cómo disfrutas tú de los placeres sencillos de la vida y te regalo una píldora de formación explicando la técnica de mindfulness que yo utilizo. Te ayudará a disfrutar aún más la vida.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

53 Comments on “Principios de una vida sencilla que llevan a la Libertad Financiera”

  1. Toda mi vida oyendo la palabra SENCILLO y por primera vez he entendido la potencia y fuerza esta palabra. Llegar a la sencillez (vida, productos, servicios…), hace mucho más fácil nuestras vidas y las de los demás, sin lugar a dudas. ¿Por qué dedicamos tanto tiempo y esfuerzo en complicarlo todo?

  2. Gracias Luis por compartir esta experiencia vital.
    A mí lo que me llena en este aspecto, es que mi hijo me de las gracias por como lo hemos educado en el tema económico, en saber apreciar las cosas que tiene, en valorar los viajes que hacemos y que aprecie la suerte que tiene nuestra familia de vivir teniendo todo lo que nos hace falta en su justa medida.

  3. Buenos días, a mi me parecen muy interesantes los principios planteados especialmente para reflexionar sobre ellos y realizar cambios en nuestro día a día, dado que veces nos dejamos llevar por lo que hace el resto, por el consumismo en el que estamos inmersos y el bombardeo de publicidad que recibimos. Muchas veces siento que tengo que explicar por qué no compro algo que no necesito cuando es lo lógico no comprarlo.

  4. Esa es la clave, menos es más. Cuanto más deseas cosas que no puedes obtener, más desgraciado te vuelves. Disfrutar con lo que uno tiene, y sobre todo disfrutar con los tuyos.
    Muchas gracias Luis por tus consejos!!

  5. Wow!!! impresionante esta lección… Sabes yo desde muy pequeña aplico ese principio de la ROPA SENCILLA! Pues siempre digo por que tener tanta ropa acumulada que no uso, y cada cierto tiempo limpio mi closet si dono absolutamente todo lo que no uso. Tengo lo que uso y veo innecesario comprar y comprar ropa para acumular pienso que es un gasto y ese dinero lo puedo utilizar para otra cosa. Gracias Luis excelente aporte

  6. Gracias por tus aportes para una vida más fácil y sencilla. Trato de comprar menos y me está funcionando, empiezo a entender que necesito mucho menos de lo que pienso. Saludos y Feliz Navidad!

  7. Mi vida mas sencilla no puede ser, trabajo casa, casa trabajo, de vez en cuando salir a comer fuera, y nada mas

  8. Me encanta todo lo que es minimalista como tú, Luis, y también intento priorizar las experienciaz con los míos. Últimamente nos hemos aficionado mucho a los juegos de mesa en família y la verdad es que pasamos muy buenos momentos juntos

  9. Yo disfruto mucho viajando en familia procuramos hacer dos buenos viajes al año y varias escapadas

  10. Gracias por compartir tus pequeños secretos de vida sencilla con nosotros. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y también practico este tipo de vida: coches básicos, de segunda mano pero de buena calidad, regalos de experiencias más que materiales, juegos de mesa y comida con productos de proximidad, reciclaje «a tope»…y «menos es más», por convicción.

  11. Totalmente de acuerdo, menos realmente es mas, ser diferente e intentar ir contra la corriente generalista es muy beneficioso tanto social como economicamente.

  12. Hasta ahora derrochabamos mucho dinero. Desde este año estamos intentando cambiar nuestros hábitos familiares. Aplicamos el menos es más, pocas cosas pero de calidad y no entra nada en casa sin que se estropee o acabe el anterior por ejemplo en cosmética donde compraba mucho y luego se acababan caducado.

  13. Sería muy importante que los niños y gobiernos aprendiesen estas cosas de educación financiera. Si así lo hiciesen, ni tendríamos la descomunal deuda pública que tenemos, ni los ingentes intereses de la deuda pública que toca pagar todos los años …

  14. Me gusta la idea de vida que sigues. Nuestro coche ya tiene 16 años y no queremos cambiarlo y mucho menos comprar uno nuevo de las marcas que nos gustan, algo práctico y funcional.
    Y seguimos también con la ropa lo de una pieza que entra una que sale.

  15. En mi caso intento aplicar los mismos principios de sencillez con los vehículos y la vivienda, no tanto así con la ropa que me cuesta desprenderme de algunas prendas que hace meses que ya no uso.

    Con los niños intentamos reducirles las pantallas y los juguetes y pasar tiempo de calidad con ellos.

    Huimos de aficiones caras, salvo quizá, la de viajar, aunque buscamos fórmulas para que los viajes nos salgan más asequibles, como el uso de una plataforma de intercambio de casas. Igualmente, nos gusta salir a comer y cenar fuera pero nos limitamos bastante e intentamos hacer que sean pequeños homenajes a darse de vez en cuando. Por el contrario, siempre que podemos nos escapamos a la montaña en invierno y la playa en verano (vivimos en Mallorca) para disfrutar de la naturaleza. Es cierto que algo sí invertimos en estas actividades (material de senderismo, escalada y barranquismo, así como tablas de paddle surf) pero los veo como costes bastante asumibles comparados con otras aficiones o deportes.

    En resumen, diría que buscamos renunciar a lo más superfluo o menos relvante en nuestras vidas, para poder disfrutar de lo que consideramos más importante. Al final, para mi es un equilibrio entre vivir el presente, pues no sabemos el tiempo que estaremos por aquí, pero asumir que si todo va bien, nos quedan años por delante para los que tenemos que estar bien cubiertos.

    Carpe diem y libertad financiera a tod@s

  16. Excelente ejemplo de vida

    Yo tengo camisas blancas y azules y pantalones negros y azules, eso me facilita mucho el saber que ponerme cada día.

  17. Tengo un coche honda accord que tiene unos veinte años, aunque conmigo lleva siete años, lo compre por 5.000.-€ estaba impecable, era de un friky de los coches que solo viven para ellos. El gasto anual que me hace es pagar la itv y el cambio de aceite.

  18. Mi abuela murió con 103 años y apenas tenía arrugas para su edad, la única crema que utilizaba era la Nívea de tapa azul, vivía con una pensión pequeña que no llegaba a los 700€ al mes y aún así lograba ahorrar para las Navidades y darles a sus 6 nietos 50€ a cada uno y más de 500€ a cada uno de sus tres hijos. Vivía en una casa de campo sencilla, con una huerta amplia que mimaba día a día, su piel siempre estaba morena pese a vivir en el norte, se sentaba en el porche a leer y releer los clásicos y comía lo justo, lo reconocible, cosas sencillas pero ricas, fue feliz y nunca se quejó de no tener esto o aquello otro, era puro amor incondicional, y lo que más le llenaba sus últimos años de vida era reunir a toda su familia el día de su cumpleaños. Va por ti abuela, por enseñarnos lo sencilla y gratificante que puede llegar a ser la vida. Un beso muy grande allí donde estés 😘

  19. Me encanta el lema, es algo que aplico tb a entrenar, foco y calidad en lo que haces, gracias Luis, por los vídeos.

  20. Muy inspiradora entrada. Para mi el mejor momento del día es pasear por la playa con mi marido y nuestro perro. Esos momentos en que estamos juntos sin necesidad de nada más.

  21. Uno de mis mayores placeres es pasear por la montaña con mi perro. Y tengo la suerte de hacerlo dos veces al día, como mínimo. Algo tan sencillo y tan reconfortante para mi.

  22. Felicidad pasiva lo llamo yo, cuando algo sencillo me gusta, exprimo el momento y pongo los 5 sentidos en ese mimento.: El agua calentita de la ducha, acariciar a mi perra, comer mi una hamburguesa especial junto a mi pareja, una cancion…lo saboreo todo mucho

  23. Poco a poco voy haciendo mucho. He reducido el uso del móvil para estudiar (a través del campus en la app) y llamadas. Elimino a quien no me aporte valor emocional. Recuperamos la pasión por ir de senderismo. Estoy recuperando mi gran pasión (la fotografía) . Y mi vida está volviendo a ser la que era. Más humilde pero llena de momentos y experiencias. Sólo me queda terminar de vender unas cosas por internet y el reseteo será completo…

  24. Las cosas sencillas son las que nos llenan el corazón. Un paseo por la naturaleza, con amigos o la familia, no tiene precio.

  25. Efectivamente, nos sobra la mayor parte de lo que poseemos . Yo decidí también seguir la regla de eliminar o donar todo lo que no utilizo desde hace más de dos años, y créeme que no termino nunca de vaciar armarios .
    Si compro algo nuevo me obligo a regalar o donar la prenda similar.
    Tengo siempre una caja de cartón cerca para llenarla de cosas innecesarias para mi. Cada día voy echando algo a esa caja : libro, revistas, ropa, decoración, etc. Después las clasifico en función del destino que tendrán.
    Es alucinante cuando vas viendo espacio ,Es una terapia liberadora Todavía no he echado de menos nada que haya eliminado.

  26. Yo llevo jubilado hace años. Esta semana me he divorciado y ahora ya vivo solo.Mis hijos ya treintañeros están alejados en espacio pero muy cerca emocionalmente. Siempre he estado a su lado y ellos lo saben.
    Tengo aficiones como los bonsáis, la cocina, los hueros urbanos y he recuperado el placer de lectura que abandoné hace 40.
    Estoy bastante enganchado a la Bolsa y he tardado 4 años en poder decir que ya no pierdo, pero no gano mucho.
    Si el día tuviese 2 o 3 horas más sería muy feliz.
    He aprendido con la Respiración a perder peso, relajarme y activarme y empiezo ahora con mindfulness, de ahí mi interés en recibir tus consejos.
    Lo dejo aquí antes de ponerme pesado
    Muchas gracias

  27. Me siento bastante identificado con lo de llevar una vida sencilla. En mi caso vivo de alquiler pues con mi sueldo no me da para una hipoteca y además poder preahorrar. Mi coche es de tercera mano, me costó 2500 euros que pagué en mano. También tengo poca ropa, de hecho tengo casi más ropa para practicar deporte que para «vestir». Disfruto paseando por el campo y la montaña cada mañana, cenando con mi chica, viendo alguna serie,… El único vicio caro que tengo es el ciclismo de montaña, aunque mi bici tiene ya casi 20 años la disfruto igual que el primer día.

  28. Me gusta lo que has publicado. Saber disfrutar de lo próximo y tener una contención en lo material son actitudes y comportamientos que por desgracia la sociedad de consumo no enseña.

  29. Da gusto leerte y reconocerme en la multitud de ejemplos, cositas APRENDIDAS en la infancia.
    Sí que me gustaría recibir la meditacion que tú practicas. Gracias

  30. Yo lo trato de hacer muy sencillo, trato de disfrutar cada momento esté donde esté, y trato de crear experiencias inolvidables y de pasar tiempo con la gente que realmente me importa.

    Gracias.

  31. Lo que siempre perdura y nos llena de felicidad son los buenos recuerdos de experiencias vividas, todo lo material es efímero y en demasiadas ocasiones se compran cosas por impulso, capricho…

  32. Para mi una visión de la vida idónea y a seguir.

    Los lujos y los excesos solo llevan a la infelicidad.

    Saludos.

  33. Aquí va como lo aplico yo:

    – TRANSPORTE: vendí mi coche de segunda mano que me costó unos 1.000€ (no iba a pedir un préstamo para comprar un coche nuevo) hace 7 años y cumplía su función de protegerme en la autopista y llevarme a los sitios. El coche tenía como 20 años, pero estaba muy bien cuidado y funcionaba genial. Lo vendí porque al vivir en Barcelona ciudad utilizo el transporte público, ya que está muy bien conectada.

    – CASA: vivo en piso de alquiler en el que solo compré los muebles necesarios y útiles para el día. Tiene algún detalle como decoración, pero busco que se sienta amplitud, despeje. Muy minimalista. Los muebles son de Ikea por si se rompen que pueda comprar otros baratos, no de madera de no sé donde y delicada.
    Me gustaría poder comprarme una casa, pero escogería una con una muy pequeña hipoteca o ninguna y que yo o algún profesional contratado la fuera reformase. El día que decida venderla su valor habrá incrementado mucho.

    – ROPA: 3 jerséis, 3 americanas, 3 pantalones, 3 pares de zapatos. Todo con colores neutros, lisos y básicos para combinarlos entre ellos y crear muchos looks y actuales. Eso sí, cuidar la ropa para que dure y llevarla planchada.

    – CUIDADO PERSONAL: El maquillaje es perjudicial para el sistema hormonal de las mujeres. Ya considero a las mujeres bellas sin maquillaje. Así que no me maquillo y no gasto en maquillaje. Peluquería: llevo mi color de cabello, bien peinado y cortado, pero acepto como es, así solo voy 1 vez cada 3 meses a cortarlo. Cremas: hidratante y protector solar, fin. Querer aparentar 20 cuando se tiene 40 es ilógico, es puro negocio.

    – COMIDA: no bebo alcohol ni fumo ya que es perjudicial y a mi cuerpo que es donde vivo quiero darle lo mejor. El dinero que podría utilizar saliendo de fiesta y en cubatas lo compro en comida ecológica y cocino en casa. Ha sido una gran diferencia. Y si me apetece salir a cenar con amigos o yo sola lo hago como disfrute, pero no día a día.

    – PLACERES: los placeres diarios y el tiempo en compañía o haciendo lo que me apetece en ese momento son mis mayores placeres. Así que esos planes suelen ser gratis o de bajo coste.

    – MINDFULNESS: aquella actividad en la que presto total atención, en mi caso visitar edificios modernistas 😊, escribir para desahogarme. Con la práctica de la respiración consciente me cuesta ser constante todavía.

    PD: tampoco soy constante con la práctica de ahorrar todos los meses por poco que sea y eso me está pasando factura

    Aida.

  34. Yo tuve que aprender a llevar una vida sencilla y me gusta aunque aún me queda mucho por hacer. Lo que sí procuro es maximizar experiencias, tanto para mí como para mis hijas: viajes, talleres, bizcochos, conciertos, sorpresas o museos.

  35. Gracias por tus consejos Luis. Nosotros disfrutamos mucho de la música con nuestros hijos, escuchándola y practicándola cantando, tocando la guitarra… También hablamos mucho con ellos y pasamos mínimo 1 semana al año en el pueblecito de la familia de mi marido, una pequeña aldea rodeada de naturaleza sin tele ni internet en casa. Allí tenemos tiempo para conectar los unos con los otros.

  36. Hola,
    También disfruto de las cosas sencillas como pasear por la playa o salir en bici con mi hija.
    Mi casa era la de mis abuelos, no pago hipoteca pero si una reforma importante.
    Respecto a tener pocas cosas, me pasa lo contrario, tengo cosas de muchos años acumuladas , desde libros, ropa, etc. Por tener espacio y porque me da pena deshacerme de ellas al ser válidas. Debo aprender a desprenderme de cosas. Es una buena política uno entra, otro sale.
    Saludos

  37. Coincido mucho con esa visión de la vida y esos gustos. Yo también tengo un coche de 20 años, pero tengo una afición cara: la moto, una moto de gran cilindrada que implica gastos importantes en mantenimiento, en ropa adecuada, y que para mí es como un vehículo para escapadas, sobre todo cuando estaba recién divorciado y mi mayor diversión era viajar a lomos de mi corcel 🙂
    Ahora que conseguí la custodia compartida de mis hijos y que vivo con otra pareja, he pensado varias veces en venderla…pero tengo la impresión que no obtendría tanto dinero de su venta como placer obtengo al cabalgarla. Económicamente conservarla no es lo óptimo pero me resisto a venderla, tal vez cambiarla por una moto más sencilla sea la solución.

  38. Yo si estoy paseando, estoy paseando, miro a las personas a la cara, me fijo en los escaparates y en los detalles de mi alrededor. El móvil solo para emergencias cuando estoy haciendo otras cosas.
    Básicamente aplico la meditación activa a lo que hago, ya sea cocinar, pasear o sentarme en un banco del parque.

  39. Sin duda, la mejor filosofía de vida para no dejarse llevar por el consumismo borreguero de la sociedad en que vivimos, que es la que nos inculcan a través de los medios que debemos aspirar. Mi familia y yo pensamos de la misma manera, y de hecho a nuestro hijo le estamos educando en este sentido.

  40. Me parece una maravillosa filosofía de vida y me produce una envidia sana… lo del coche lo cumplo este 2024 cumplirá 20 añitos, el resto estoy en ello… me falta reducir pertenencias pq por la educación recibida soy de las de guardar todo «por si acaso»…. estoy en ello, aprendiendo a simplificar. Para mi la felicidad es justo eso disponer de tiempo para mi y los mios.

  41. Me siento identificado, me muevo en la ciudad en bici, cuando me voy de vacaciones si necesito alquilo coche y mi casa tiene una cocina fabulosa pero pocos muebles y sencillos.

  42. Bonita visión, sobre todo lo que tiene que ver con la familia. Yo he limitado el uso del móvil y de las pantallas, aunque no las he conseguido eliminar del todo.

    1. A partir de las 9 de la noche fuera tele, total, para ver lo que dan…..
      Un libro, musica tranquila y ejercicios de respiración relajante y no duro 5 minutos
      Radicalmente diferente a lo que hacia.

  43. Me ha encantado el concepto. Es algo que he ido haciendo también por mi cuenta, por necesidad de joven y ya por convicción de más mayor.

    No nos solemos dar cuenta, pero buena parte de lo que nos hace infelices es precisamente no saber llevar una vida sencilla ni saber cuándo es suficiente. Tener más cosas no te hará más feliz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *