Las tres cosas que no te cuentan del bitcoin

PreAhorroDónde invertir1 Comment

 

No es oro todo lo que reluce en el mundo de las criptomonedas y el bitcoin y por cada historia de éxito hay 10 de pérdidas que no han llegado a tus oídos. Sin ir más lejos, el pasado ocho de enero el bitcoin perdió un 10% de su valor en un solo día. Y este es sólo uno de los riesgos de invertir en bitcoin.

Seguro que has leído muchas noticias sobre el potencial de bitcoin y lo que puede llegar a valer. Hay quienes hablan de 85.000 dólares por moneda virtual, un dulce muy apetecible, pero también muy peligroso. Antes de lanzarte a la aventura, hay tres cosas que no te cuentan sobre bitcoin y que deberías saber.

Mañana un bitcoin podría no valer nada

El primero de los peligros de invertir en bitcoin tiene que ver con los riesgos que corres. Un bitcoin vale hoy 14.000 euros pero mañana podría valer 0 y ni siquiera sería la primera vez en la historia que algo así sucede. Las burbujas y las modas en inversión no son nuevas. Llevan produciéndose toda la vida.La primera burbuja de este tipo data del siglo XVII cuando con un solo tulipán se podía comprar una casa. En apenas un día pasaron de pagarse 90.000 florines por 99 tulipanes a no venderse medio kilo de estas plantas por 1.250 florines, una pérdida de 72 veces su valor en apenas 24 horas.

Gráfico de la burbuja de los tulipanesEn medio, miles de personas que perdieron todos sus ahorros. El motivo es que los tulipanes habían dejado de ser plantas para convertirse en una herramienta para la especulación. Lo mismo ha pasado con el bitcoin, cuyo valor tecnológico o como moneda ha quedado en segundo plano y hoy es terreno abonado para la especulación. En el momento actual especular en bitcoins está bien para un trader, pero no para un ahorrador. Si quieres ver crecer tus ahorros, hay otras formas de lograr una alta rentabilidad para tu dinero.

Si todavía no lo tienes claro, piensa en el bitcoin como una de tantas modas especulativas, una burbuja más. La de los tulipanes es la primera, pero ha habido muchas más similares. Estos son algunos ejemplos de burbujas especulativas que ilustran los riesgos de invertir en bitcoin.

  • La burbuja de los Mares del Sur: data del siglo XVII y tiene como protagonista a la Compañía de los Mares del Sur, que contaba con el monopolio para Inglaterra del comercio con las colonias españolas. La empresa propagó rumores sobre su expediciones que hicieron crecer sus acciones desde las 128 libras hasta las 1.000 libras esterlinas en solo 7 meses. La demanda se disparó y la propia empresa realizó hasta préstamos a pequeños ahorradores para sostener este frenesí comprador de acciones. Como ocurrió con la crisis inmobiliaria, el problema llegó cuando tocó devolver estos préstamos. La solución de muchos pasó por vender esas acciones, lo que hizo que su precio se desplomase.
  • La burbuja de las puntocom. Esta crisis tiene muchas similitudes con la inversión en bitcoin. De hecho, muchos de los peligros de las criptomonedas son parecidas. Esta crisis se fraguó en la década de los 90 y estalló a comienzos del año 2001. Durante ese periodo las empresas de internet se convirtieron en la niña bonita de los ahorradores. Las expectativas de que la red concentraría la nueva economía hizo que las valoraciones de estas empresas alcanzasen precios insostenibles. En este sentido, ocurrió como hoy ocurre con el bitcoin. Empresas sin activos reales detrás que valían miles de dólares y que cuando tocó ver lo que de verdad había detrás, su precio se desplomó.
  • La burbuja inmobiliaria. Burbujas inmobiliarias ha habido muchas, empezando por la vivida en Japón entre 1985 y 1989. En España la vivida en 2008 ha servido para deshacer el mito de que “el precio de la vivienda siempre sube”. Es un gran ejemplo sobre cómo algo puede valer mucho hoy y poco mañana.

A estas hay que añadir burbujas menos severas como la que cíclicamente se vive con el oro o con el petróleo. Y es que cada cierto tiempo surgen productos o empresas que se ponen de moda. Su precio sube como la espuma sin una razón real aparente y después se desinfla. En el caso de la especulación con bitocoin se añade un riesgo adicional: su alta volatilidad. Se trata de una apuesta que puede caer un 30% en menos de una semana sin problemas.

Existe una burbuja informativa sobre bitcoin

La segunda cosa que no te cuentan de bitcoin es también otra burbuja en torno al bitcoin: la burbuja informativa y todos sabemos cómo terminan todas las burbujas: explotando. De nuevo, tampoco es la primera vez que sucede: ¿te acuerdas de las famosas bayas de Goji tibetanas? Pasaron de ser una panacea para tu salud a ser tóxicas y su rastro se perdió en los medios después de acumular decenas de noticias diarias. Lo mismo pasó con el Panga, primero encumbrado como la solución para consumir pescado y después elevado a la categoría de demonio alimenticio. Invertir guiado por consejos de personas que no son expertas es uno de los tres errores más repetidos por los españoles al invertir sus ahorros.

Aquí puedes ver la burbuja informativa en torno al Panga en un solo gráfico con el volumen de búsquedas en el tiempo:

En el ámbito inversor España vivió un episodio que sirve de ejemplo: Terra. La compañía fue una de las protagonistas de la burbuja punto.com en nuestro país. Hubo un momento en el que había que tener “terras” sí o sí. Era una inversión segura, un tren que no se podía dejar pasar. Después vino el desplome y un ejemplo sobre cómo nuestro cerebro nos puede jugar malas pasadas al invertir.

Evolución de Terra

En el caso de bitcoin, el interés en las búsquedas muestra el grado de burbuja informativa en torno a la criptomoneda.

El Bitcoin no está regulado

Por último, hay una cuestión clave, y es que el bitcoin no está regulado por la Comisión Nacional de Mercado de Valores. De hecho, a lo largo de la historia de esta criptomoneda ha habido casos de robo y pérdida de bitcoin en diferentes exchangers o casas de cambio de bitcoins que han dejado a sus usuarios sin sus monedas. El caso más sonado fue el de Mt Gox, que se hundió en 2014 y perdió los 850.000 bitcoins de sus usuarios.

A esto se añaden prácticas deshonestas para alterar la cotización del bitocin, como recuerdan desde Xataca.

Conclusióm

En conclusión, una apuesta tan volátil como bitcoin hoy en día puede ser interesante para un trader, pero no para ti como ahorrador. ¿Estás dispuesto a ver cómo tus ahorros caen un 20% de un día para otro? Si no es así y buscas una rentabilidad adecuada pero también tranquilidad, hay otras opciones de lograrlo con el Curso gratuito Alta Rentabilidad.

Quiero ALTA RENTABILIDAD para mis ahorros
Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

One Comment on “Las tres cosas que no te cuentan del bitcoin”

  1. Muy interesante, creo que el principal factor es la ambición desmedida, el quiero más y más, que como humanos imperfectos, caemos en la tentación, creo que los primeros inversores de Bitcoins si que ganaron y mucho cuando estuvo en 100 o 200€, pero ahora y con el panorama, varios gobiernos lo está prohibiendo, y algunos bancos ya no permiten operar con sus tarjetas de crédito por ejemplo Lloyds Bank. Y fijaros, en Diciembre 2017 de valer 20.000€ a bajado a Abril 2018 a 5700€. Yo no invertiría en estas monedas y los gobiernos deberían tomar medidas al respecto, que venga un señor con su algoritmo y todos jugando a la ruleta, creo que esto del Bitcoin no tardará en hacer booommmm!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.