Tipos de planes de pensiones

PreAhorroDónde invertirHacer un comentario

Ahorrar ha muerto viva la inversion

No todos los planes de pensiones son iguales. En el mercado encontrarás diferentes tipos de planes de pensiones agrupados en torno a más de una categoría.

Conocer estas diferentes te ayudará a elegir el mejor plan de pensiones para ti en cada etapa de tu vida una vez hayas decidido si compensa invertir en el plan para desgravar.

Lo primero que debes saber es que existen diferentes tipos de planes en función de quién los promueve y distintas categorías según en qué invierta el plan. Además, se pueden incluso diferenciar los planes de jubilación en función del tipo de gestión.

¿Demasiada información de golpe? Vamos a explicarla punto por punto para que no te queden dudas.

Tipos de planes de pensiones

La primera clasificación de planes de pensiones puede hacerse en función de quién lo crea y de cómo son las aportaciones.

Tipos de planes según su promotor

Una de las características de los planes de pensiones es que cuentan con una persona o entidad que promueve su creación. Es el encargado de crearlo y de ponerlo a tu disposición. Así, se pueden diferenciar los siguientes tipos de planes de pensiones:

  • Planes de pensiones individuales. Son los más habituales, los que ya conoces. Son los que promueve una gestora o un banco y que pone a tu disposición (o trata de venderte, normalmente).
  • Planes de pensiones de empleo. Seguro que te suenan después de la última reforma de las pensiones. Son planes que crea una empresa para sus trabajadores y que ahora está intentando impulsar el Gobierno frente a los planes individuales. Este tipo de producto sólo está disponible para los trabajadores de la empresa y hoy en día son los planes que más desgravan en la renta (hasta 8.000 euros en 2021 y 8.500 euros en 2022).
  • Planes de pensiones asociados. Son los que promueve una asociación, un gremio o un sindicato.

El funcionamiento de los planes de pensiones es similar en todos los casos, aunque existen ciertas diferencias fiscales y algunas pocas legales. La más importante es que sólo los planes individuales están al alcance de todo el mundo.

Modalidades de planes de pensiones según las aportaciones y prestaciones

Esta es una distinción un poco técnica de las diferentes modalidades. Si quieres saber más sobre cómo funciona un plan, adelante con ella. Si no, puedes pasar al siguiente punto con las categorías de planes.

Las aportaciones al plan identifican el dinero que inviertes en el mismo y las prestaciones, el dinero que recuperas después. En base a estos criterios se pueden distinguir tres modalidades de planes de pensiones:

  • Plan de pensiones de aportación definida. Son planes en las que las inversiones están definidas de antemano. Sabes cuánto vas a invertir, pero no lo que vas a cobrar después. Esto dependerá del dinero que haya en ese momento. Sin ser planes de pensiones, muchos PIAS trabajan sobre este modelo de aportaciones periódicas definidas. Todos los planes de pensiones individuales usan este sistema, aunque no todos definen cuánto debes aportar, los hay que permiten invertir libremente la cantidad que desees (la mayoría, en realidad).
  • Plan de pensiones de prestación definida. Estos planes son menos habituales. En ellos se fija el dinero que vas a cobrar y se reparten las aportaciones para poder alcanzar el objetivo.
  • Plan de pensiones mixtos, que aúnan las dos modalidades anteriores.

También existen planes de aportación definida que garantizan un interés mínimo (más adelante veremos esos planes de pensiones garantizados).

Estas son las modalidades que usa cada tipo de plan de pensiones:

Modalidades de planes de pensiones

Categorías de planes de pensión según el tipo de inversión

Agrupar los planes de pensiones según la relación entre rentabilidad y riesgo es el modelo más extendido.

La clasificación de planes de pensiones más oficial es la de Inverco, que agrupa los planes en seis categorías diferentes según en qué invierten. Esta es la distribución de menor a mayor riesgo (en teoría):

  • Renta fija a corto plazo. Son planes que no invierten en bolsa (renta variable). La inversión está concentrada en renta fija (bonos y deuda) a un plazo igual o inferior a dos años. Se supone que estos planes son más seguros por el plazo de la deuda y su menor volatilidad.
  • Renta fija a largo plazo. Funcionan como los anteriores, pero la duración de su cartera ha de ser superior a los dos años. Con estos seguimos en una categoría conservadora.
  • Renta fija mixta. Este tipo de plan de pensiones ya puede empezar a invertir renta variable. En concreto, pueden incorporar activos de bolsa hasta un límite del 30%.
  • Renta variable mixta. Lo que los diferencia de los anteriores es que la inversión en bolsa aumenta. En esta categoría la renta variable tiene un peso de entre el 30% y el 75% de la inversión.
  • Renta variable. Destinan más del 75% de la inversión a bolsa.
  • Garantizados. Son los que incorporan alguna garantía externa que asegura que cobrarás lo invertido más algún tipo de interés (esto último es optativo).

A su vez, los planes de bolsa mixtos pueden dividirse en defensivos (menos del 35% en acciones), moderados (entre el 35% y el 65%) y agresivos (entre el 65% y el 75%).

Cómo funcionan los planes garantizados

La categoría de planes de pensiones garantizados merece una mención aparte. El funcionamiento de un plan garantizado es relativamente sencillo, pero es importante que lo entiendas bien.

Básicamente, el banco fija una garantía, un plazo y un plus bajo unas condiciones determinadas para el ahorrador. Si al cumplirse el plazo, se han cumplido también las condiciones, el partícipe se lleva su dinero y su plus. Si a vencimiento, las condiciones no se han cumplido, se ejecuta la garantía externa (un seguro normalmente) contra las posibles pérdidas de capital y el partícipe se limita a recuperar su dinero.

La tercera opción es que el capital no llegue a vencimiento. En otras palabras, que decidas sacar tu dinero del plan antes de tiempo. En ese caso sólo recibirás el dinero que haya en el plan y que puede ser más o menos de lo que hayas aportado. Además, muchas veces incluye con el pago de una comisión adicional.

El siguiente cuadro resume los principales tipos de planes de pensiones según Inverco.

Categorías de planes de pensiones

Otras categorías de planes de pensiones

La clasificación de planes de pensiones de Inverco no es la única que existe. Hay otras formas de ver los tipos de planes de pensiones. Por ejemplo, La firma especializada en productos de ahorro Morningstar divide los planes en una docena de categorías, pero permite analizar qué clase de plan de pensiones gusta más en España.

Por ejemplo, planes de bolsa (que invierten más del 75% de su patrimonio en acciones) y que subdivide en  categorías diferentes según donde inviertan Emergentes, España, Europa, Global, EE.UU. y zona Euro. También identifica planes de deuda (más del 75% en renta fija) con dos categorías renta fija euro y renta fija euro a corto plazo. A esta se añaden los  de pensiones en la categoría monetarios (renta fija pública de alta categoría crediticia de la zona euro con vencimientos inferiores a dos años) y las de planes de pensiones garantizados( más de 500 productos) y los planes de pensiones mixtos.

Otra opción es clasificar los planes de pensiones por el tipo de gestión, donde tendríamos planes de gestión activa y gestión pasiva o indexada.

Los primeros son los planes de toda la vida, donde un equipo de gestores tratan activamente de llevar a cabo estrategias que superen al mercado. Esto tiene un coste lógico en forma de comisiones, pero también una mayor rentabilidad (por lo menos en teoría).

Los segundos son fondos que invierten de forma indexada y con una estrategia de gestión pasiva. De forma muy resumida, este tipo de fondos no siguen estrategias activas, sino que se limitan a replicar lo que hace el mercado. Es decir, en lugar de elegir las mejores acciones del Ibex 35, copian la composición entera del índice.

Esto se traduce en menores comisiones sin perder rentabilidad. De hecho, uno de los pocos fondos de pensiones que supera el rendimiento general de la bolsa española a largo plazo es precisamente uno de gestión pasiva.

¿Qué tipo de plan de pensiones es mejor para ti?

Cada tipo de plan está dirigido a un perfil de inversor concreto, por lo menos en teoría. Así, un plan de pensiones de renta fija buscará más un perfil conservador o cercano a la jubilación, mientras que los de renta variable asumen más riesgo y son para personas que invierten a largo plazo.

En el siguiente resumen puedes ver las ventajas y desventajas de los planes de pensiones según el tipo.

Tipo de planPara quién esVentajasDesventajas
Renta variableLos planes más agresivos. Están pensados para el inversor a largo plazo, que tiene tiempo hasta la jubilación y puede asumir riesgos. Mayor rentabilidad Mayor riesgo (salvo que inviertas a largo plazo)
El dinero no está garantizado
Renta MixtaLos que mejor se adaptan a cualquier perfil. Pueden usarse a partir de los 45 años para ir reduciendo el riesgo que asumes.Mejor diversificación al incluir renta variable y renta fija.
Riesgo más modulable
Riesgo de quedarse a medio camino (poco riesgo cuando hay que arriesgar y viceversa)
El dinero no está garantizado
Renta fijaSon planes de perfil conservador, diseñados para quienes buscan algo de rentabilidad sin mucho riesgo. Suelen recomendarse cuando está cerca la jubilación.Riesgo más reducido (en teoría)Menor rentabilidad (tener cuidado de contratar muy pronto)
El dinero no está garantizado
GarantizadosPara los inversores más conservadores cuando está ya muy cerca la jubilación.El dinero está garantizado (siempre que rescates a vencimiento)Poca o nula rentabilidad (puede que incluso por debajo de la inflación)

Si necesitas más información, aquí te contamos cómo elegir tu plan de pensiones. Además, en el curso gratuito te damos las claves para empezar a planificar tu jubilación, desde la fórmula para ahorrar todos los meses de manera automática hasta la estrategia para conseguir una alta rentabilidad por tus ahorros (con y sin planes de pensiones)

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

1- Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este CURSO GRATUITO

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomiendo el CURSO ALTA RENTABILIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.