Cuentas en divisa: qué son, ventajas y desventajas

PreahorroDónde invertirHacer un comentario

Cómo funcionan las cuentas en divisa

Las cuentas en divisa son una herramienta para realizar terminado tipo de operaciones en monedas diferentes al euro o para ahorrar beneficiándose del tipo de cambio de esa divisa, como ahora hacen algunas carteras de ahorro basadas en fondos monetarios.

Estas cuentas, que pueden ser multidivisa, tienen sus ventajas y, sobre todo su utilidad concreta. Tener clara cuál es te ahorrará muchos quebraderos de cabeza. Eso es lo que vamos a ver en este artículo con lo que nadie te cuenta de las cuentas divisa.

Son cuentas en divisas diferentes al euro

¿Qué son las cuentas divisa? Se trata de cuentas denominadas en una o varias divisas diferentes. Para que lo entiendas mejor, en lugar de tener tu dinero en euros, como en tu cuenta corriente, con una cuenta divisa ese capital puede estar en dólares.

¿Y eso qué implica? Pues básicamente que no tienes euros, sino dólares y que cuando quieras usar ese dinero para comprar algo en euros, el banco lo hará al tipo de cambio del mercado más una comisión.

Lo mismo se aplica al ingresar dinero en euros. Si quieres ingresar euros en la cuenta, se hará según el tipo de cambio del mercado, igual que al invertir en Forex.

⚠️No deberías tener una cuenta en divisa antes no sabes cómo funciona la inversión en Forex o divisas.

A modo de ejemplo, si quieres ingresar 250 euros en tu cuenta en dólares y el tipo de cambio del euro dólar es 1,15, eso quiere decir que por cada euro te darán 1,15 dólares. Esos 250 euros se traducirán en 287,5 dólares en la cuenta sin contar con las comisiones que después veremos.

¿Es lo mismo que una cuenta multidivisa?

Sí, las cuentas en divisa pueden ser en una sola divisa o, como es más habitual, darte la posibilidad de saltar de una a otra divisa. En eso consiste una cuenta multidivisa. Son cuentas que trabajan varias monedas como el dólar, el franco suizo, la libra esterlina, el yen japonés o la corona sueca.

Tienen riesgo: están sujetas a los cambios de divisas

A diferencia de una cuenta corriente tradicional, las cuentas de divisas no están exentas de riesgos. Esto puede una ventaja o desventaja según para qué la utilices y, sobre todo, si eres consciente de ese peligro y cómo funciona.

El riesgo de la cuenta de divisas viene dado por el tipo de cambio entre monedas, que fluctúa constantemente. En otras palabras, que el dinero que tienes en la cuenta divisa no siempre tendrá el mismo valor en relación al euro, que es tu moneda de referencia y la que te importa en el día a día.

Para que lo entiendas mejor, imagina que tienes una cuenta en dólares con un saldo de 1.000 dólares. Si el tipo de cambio es favorable al euro con ese 1,15 que hemos visto antes, cuando quieras recuperar el dinero y pasarlo a tu cuenta en euro debes saber que recibirás solo 869,5 euros.

Ese es el riesgo de las cuentas multidivisa que debes tener presente al planificarte. Por ejemplo, si piensas en ella como un lugar para dejar el dinero que necesitas para emergencias, es fácil que te estés equivocando. Imagina qué pasaría si cuando necesitas ese capital tienes menos de lo que pensabas porque el tipo de cambio no te es favorable.

📌 Por supuesto, si utilizas la cuenta divisa como una cuenta de ahorro, puedes elegir en qué momento hacer ingresos y retirar dinero (cuando el tipo de cambio sea favorable) o cuándo cambiar de divisa.

Tienen comisiones

Este tipo de cuentas no están exentas de costes. Las comisiones en las cuentas divisas incluyen:

Comisión por mantenimiento, cada vez más habitual, aunque hay opciones como Wise o Revolut o N26 donde no se cobran.

  • Consulta por envíos y retiradas de dinero.
  • Comisión por transferencias.
  • Comisión por disposición con efectivo.
  • Comisión por tipo de cambio

Normalmente no permite domiciliaciones

Una de las características de la mayoría de cuentas de divisa es que no admiten domiciliaciones de recibos ni tampoco de la nómina.

De hecho, incluso las que en sí lo admiten, no es la mejor idea. A fin de cuentas, no querrás domiciliar tus recibos sin saber si ese mes pagarás más o menos por el tipo de cambio de la divisa en la que esté denominada la cuenta.

También tributan: tendrás que pagar impuestos

Los beneficios que te reporte la cuenta multidivisa no están exentos de tributar, como tampoco los de una cuenta remunerada.

En este caso, se aplicará una retención del 19% sobre el rendimiento que genere la cuenta si eres residente en España y la entidad donde tienes la cuenta también trabaja en el país.

Este rendimiento se calcula cuando recuperas el dinero por la diferencia entre lo que pagaste y lo que recuperas. Imagina que has ingresado 250 euros en la cuenta en dólares y después al recuperar ese dinero tienes 300 euros porque has esperado a que el tipo de cambio sea mejor. Habrás obtenido una plusvalía de 50 euros por la que tendrás que pagar impuestos.

Del mismo, modo si tienes una cuenta en dólares para comprar acciones en Estados Unidos, ingresarás dinero en euros. Transformas tus euros en dólares. Al vender la acción y volver a transformar esos dólares en euros obtendrás otra ganancia por el tipo de cambio. Si recibes el dinero en la cuenta en dólares, no tributará hasta que lo vuelvas a cambiar a euros.

Como ves, se pueden hacer varias jugadas con una cuenta en divisa, pero muchas son para inversores avanzados.

Sirven para ahorrar e invertir

¿Para qué puedes usar una cuenta divisa? Básicamente para pagar en la moneda en la que esté denominada la cuenta.

¿Y eso para qué sirve? Principalmente para tres cuestiones:

  • Invertir en divisas de forma sencilla. Si piensas que el dólar va a subir, puedes abrir una cuenta en dólares y aprovecharlo, aunque hay formas más sencillas de invertir en divisas a través de fondos monetarios o Forex.
  • Ahorrar como una alternativa a las cuentas de ahorro y las cuentas remuneradas, aunque la verdad es que las últimas tienen más sentido para el ahorrador de a pie.
  • Ahorrar costes al invertir en otros mercados. Imagina que inviertes en empresas estadounidenses que pagan dividendos. Cada vez que te paguen dividendos a tu cuenta en euros, la entidad lo calculará según el tipo de cambio del momento, que puede no ser el mejor. Con una cuenta en dólares, cobrarás ese dinero en dólares sin que se aplique el tipo de cambio. Así, serás tú quien decida cuándo cambiar esos dólares a euros. Si quieres saber más sobre los dividendos aquí puedes ver las ventajas y desventajas de la inversión en dividendos.

¿Es recomendable una cuenta en moneda extranjera?

¿Cuándo es interesante tener una cuenta en divisa? En general, este tipo de cuentas son interesantes para quienes realizan pagos e inversiones en otras monedas que no sean euros.

Para el resto de ahorradores hay formas más sencillas de rentabilizar su dinero.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *