La mejor edad para comprar casa

PreAhorroHipoteca y Vivienda0 Comments

mejor edad para comprar casa
 

Comprar vivienda está en el ADN español. Un 46% de los alquilados aspira a dejar de serlo para convertirse en propietario. ¿Existe un momento ideal para hacerlo? ¿Cuál es la mejor edad para comprar una casa?

La respuesta depende en buena medida de las preferencias de la persona, su situación personal, financiera y sus aspiraciones. Es lógico si pensamos que comprar o vivir de alquiler es una decisión muy personal. Pese a todo, la mayoría de informes cifra entre los 25 y los 35 años el mejor momento para la compra.

El primero motivo para adquirir la casa joven es que cuanto más joven, mayor podrá ser el plazo de la hipoteca y menor la cuota del préstamo. La mayoría de los bancos trabaja con hipotecas hasta 30 años que pueden alargar hasta 40 años dependiendo de los casos. Eso sí, no te dejarán seguir pagando más allá de los 65 años generalmente.

La segunda razón también tiene que ver con la hipoteca, y que a esas edades es más difícil que hayas acumulado grandes deudas. Si esperas un poco y compras más en la treintena que en la veintena, también tendrás más ingresos y ahorros para poder afrontar una casa mejor. Además, todavía te esperarán importantes subidas de sueldo, ya que tu carrera profesional está por hacer.

Por último, cuanto antes compres la primera casa, más camino habrás andado para cambiarte de vivienda cuando llegue el momento. Y es que podrás usar el piso que estás pagando para costear parte de la nueva casa y la nueva hipoteca. En otras palabras, no partirás de cero.

La cifra para saber si lo estás haciendo bien o mal en tu vida. Puedes calcularla aquí.
Desde Preahorro tenemos una visión diferente y no compartimos estos argumentos. Para empezar, no te interesa una hipoteca a largo plazo. El único que sale ganando con hipotecas largas es el banco, tú puedes terminar pagando por tu casa el doble de lo que te costó. Aquí puedes ver las cifras.

Además, entre los 25 y los 35 años es cuando más flexibilidad necesitas, tanto en lo personal como en lo laboral. ¿Vas a comprar una casa si no sabes si te saldrá una oferta para trabajar en China? ¿Y si tu sector se mueve a París, no te irías allá a vivir? Son sólo dos ejemplos sin siquiera entrar en el plano sentimental… Una hipoteca te ata físicamente a un lugar y mentalmente a una losa llamada deuda.

Por último, la casa que compres a los 25 años e incluso a los 35 años puede no ser la que necesites más adelante. A esa edad es fácil que no tengas claras tus prioridades en la vida ni algo tan sencillo como si vas o no a tener familiar. Muchas de las personas que conozco han tenido que cambiar de casa porque la que tenían se les ha quedado pequeña por los niños. El problema es que al hacerlo han pasado dos veces por la caja de Hacienda y por la del banco, si no más. Comprar una casa no sale gratis. Además del precio de la vivienda hay que pagar impuestos y gastos de constitución de la hipoteca.

Y esto no es lo peor, si cambias de casa pagarás mucho más en intereses. La mayoría de hipotecas usan el sistema francés de amortización. Gracias a él pagas casi todos los intereses en los primeros años del préstamo. Así, cuando decides cambiar de casa el banco ya te ha cobrado casi todos los intereses y volverás a pagarlos con la nueva vivienda.

¿Cuál es la mejor edad para comprar tu casa?

Si la creencia popular es errónea, ¿cuándo es el mejor momento para adquirir vivienda? En primer lugar, cuando puedas comprar sin hipoteca o con una hipoteca de 15 años como mucho. Lógicamente, tendrás que esperar pero a largo plazo habrá merecido la pena.

cuando ahorras con tu hipoteca reduciendo el plazo del prestamo

En este programa tienes las claves para ahorrar el 20% de tus ingresos y aprovechar el poder del interés compuesto.

Aun pudiendo permitirte esa hipoteca, sería una buena idea esperar si todavía necesitas flexibilidad en tu vida. ¿No tienes claro dónde vas a vivir? ¿No sabes si tendrás familia? ¡Espera! No estás obligado a comprar vivienda. Recuerda que una casa es una inversión. Hay otras muchas formas de conseguir una alta rentabilidad para tus ahorros.

Al final, tus circunstancias son las que marcarán cuándo es el mejor momento para convertirte en propietario, si es que éste llega. Lo que nunca debes perder es la visión global de lo que supone comprar una casa. Ahí está la clave.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.