Qué es el cashback: beneficios y riesgos

PreahorroCómo ahorrarHacer un comentario

Qué es el cashback

El cashback se ha convertido en una de las fórmulas más populares para ahorrar dinero por lo fácil que es ponerla en práctica y el poco esfuerzo que conlleva.

De hecho, cada vez más bancos, tarjetas y páginas web ofrecen el cashback, aunque no como fórmula para ahorrar más, sino como estrategia para aumentar sus ventas. Y es que, uno de los inconvenientes de esta herramienta es que puede volverse rápidamente en su contra. En las siguientes líneas entenderás por qué y cómo evitarlo

Qué es el cashback

La palabra cashback se puede traducir como “dinero de vuelta”. Consiste en un sistema por el cual, determinados comercios te devuelven una parte del dinero que has gastado en ciertos productos.

Para que lo entiendas mejor, si compras un pantalón que cuesta 30 euros, el cashback te devuelve 2 euros de ese dinero a tu cuenta.

Es lo que llevan años haciendo los supermercados los cheques ahorro, solo que de forma más global. Hoy en día hay navegadores como Opera, que integran servicios de cashback y te avisan en qué webs puedes utilizarlos, y también tarjetas de bancos que tienen acuerdos con grandes marcas bajo este sistema.

📌 Existe otra acepción para el término cashback. Es la posibilidad de sacar dinero de la cuenta en la caja de un comercio como un supermercado o una gasolinera, pidiéndolo al dependiente al hacer la compra.

Así, en lugar de pagar 30 euros por la compra, pagas 50 euros con la tarjeta y el dependiente te da 20 euros en metálico.

Cómo funciona el cashback

El cashback es muy sencillo y fácil de utilizar. Lo único que tienes que hacer es estar afiliado a algún programa de cashback de recompensa y comprar en las tiendas afiliadas los productos sujetos a estas promociones. Así de simple. Esta devolución de dinero se activa simplemente al comprar.

Nada como un ejemplo concreto. Imagina que tu tarjeta funciona con un cashback del 3% para tus compras en Zara y acabas de gastar 100 euros en la tienda. Al pagar, recibirás una devolución de 3 euros que se ingresarán en tu cuenta o en el programa de puntos.

🤔 Los programas de cashback no dejan de ser como las promociones y descuentos, aunque su efecto en nuestro cerebro es diferente. Con un descuento te conviertes en un cazador de gangas, mientras que, con el cashback, tu cabeza piensa que está ganando dinero, cuando en realidad no es así.

Estas son las dos opciones de los programas de cashback de recompensa:

  • Recibir el cashback en metálico, que es la fórmula más atractiva.
  • Recibir el cashback en puntos o cheques regalo que después podrás usar para comprar cosas.

La primera opción es siempre la más atractiva si lo que buscas de verdad es ahorrar dinero y no solo gastar mejor tu dinero, uno de los errores más repetidos al ahorrar.

Con la mayoría de programas de cashback irás acumulando el dinero o los puntos en tu cuenta de usuario, no en tu cuenta corriente. Solo una vez alcances una cantidad podrás retirar ese dinero y llevarlo a tu cuenta corriente.

Ventajas de cashback

Los pros de implementar el cashback en tu vida son:

  • Ahorrar dinero con tus compras o, en el peor de los casos, pagar menos por ellas.
  • Orientar mejor tu consumo, siempre que seas capaz de no comprar algo a la espera de encontrarlo bajo el modelo de cashback.

👉 Si quieres más formas de ahorrar dinero de manera automática, mira aquí cómo ahorrar 5.000 euros en un año.

Riesgos del cashback: lo que no te cuentan

Estos reembolsos de recompensa con una herramienta muy útil si sabes utilizarlos con cabeza. Sin embargo, tienen un riesgo y una desventaja muy peligrosa: pueden hacer que termines gastando mucho más dinero.

Es lo mismo que ocurre con los cupones ahorro del supermercado o los regalos si gastas más de 50 euros en la compra. Son buenas fórmulas de ahorro que se pueden volver rápidamente en tu contra y hacer que tu presupuesto salte por los aires.

Una forma de evitarlo es recordar las 4 preguntas que debes hacerte antes de comprar cualquier cosay no cambiar tus pautas de consumo solo porque te vayan a devolver algo de dinero.

Gastarte 50 euros en unas zapatillas que no tenías en mente seguirá siendo un gasto por mucho que te devuelvan 3 euros o por mucho que tengan un descuento del 20%. Eso sí, bien utilizado para ahorrarte ese dinero en algo que sí tenías que comprar, sí que puede tener sentido.

El segundo inconveniente del cashback es que ahorras más, cuanto más dinero gastas. Es decir, un nuevo incentivo al consumo disfrazado de ahorro potencial.

¿Cuánto puedes ahorrar con el cashback? ¿Merece la pena?

El cashback es más una herramienta de promoción para las tiendas que una fórmula de ahorro para ti. Propone un modelo win-win donde el consumidor y el comercio ganan, aunque el segundo más que el primero.

Mientras, para las entidades financieras y las tarjetas, es una suerte de valor añadido que hará que gastes más, que es lo que buscan.

El porcentaje de recompensa depende de cada programa, pero normalmente oscilan entre el 1% y el 5%, con ofertas especiales que llegan a un 50% de cashback (igual que una promoción de descuento).

¿Cuánto puedes ganar con el cashback de recompensa? Ganar, ganar, nada. Recuerda que esto funciona como un descuento, solo que, en lugar de no pagar ese dinero, te lo devuelven a la cuenta.

A partir de ahí, el cashback liga ahorro a consumo, a mayor gasto, más dinero ahorras, aunque el porcentaje de devolución sea el mismo.

Mejores aplicaciones y tarjetas de cashback

Hay dos vías para aprovechar los mejores cashback. Por un lado, las aplicaciones de cashback y programas de recompensas y, por otro, las tarjetas de cashback de bancos y entidades financieras.

Mejores aplicaciones de cashback

Las aplicaciones de cashback de recompensa están ligadas a marcas y comercios concretos más que al pago con un determinado medio como la tarjeta.

En el mercado hay infinidad de opciones, las aplicaciones de recompensa más atractivas son:

  • LetyShops: ua de las apps más populares donde puedes encontrar ofertas con hasta un 50% de cashback.
  • Gelt: una aplicación para ahorrar en el supermercado con reembolsos por compras en superficies como Carrefour, Mercadona, Alcampo o Día. En realidad, Gelt trabaja con diferentes marcas que se distribuyen en supermercados.
  • Tiendeo: esta app reúne folletos y ofertas de diferentes tiendas, además de ofrecer un descuento por compras en forma de reembolso.
  • iGraal: esta aplicación de reembolsos devuelve hasta un 20% de las compras en más de 500 marcas. A diferencia de otras aplicaciones, la compra se realiza desde la aplicación y no en la tienda del proveedor.
  • Gelt: esa aplicación devuelve el descuento en forma de dinero en efectivo que se puede retirar a partir de 20 euros.
  • La Cuponera: esa app funciona para los productos de Procter & Gamble.

Todas estas apps de reembolso se pueden combinar entre sí, pero en realidad el ahorro que puedes conseguir es limitado.

Mejores tarjetas de cashback

El funcionamiento de las tarjetas de crédito con reembolsos es sencillo. Cada vez que compras con la tarjeta, te devuelven parte del dinero. Dependiendo de la entidad, el cashback se limitará a algunas tiendas o se aplicará a todas las compras, pero con un límite mensual.

Estas son las tarjetas con cashback más interesantes:

  • Revolut: devuelve hasta un 10% de cashback e función del tipo de gasto, ya sea en alojamientos y experiencias, compras (10%) o en compras online y restauración (5%). El límite mensual es de 20 euros.
  • Tarjeta inteligente de EVO Banco: devuelve hasta un 8% del gasto en determinados comercios y hasta el 20% en determinadas marcas.
  • Tarjeta N26: hasta un 1% por las compras en los comercios adheridos a la promoción y devoluciones mayores con servicios como BlaBlaCar.
  • Openbank: un 3% de las compras de menos de 25 euros y un 50% en determinadas marcas.
  • ING: hasta un 3% en gasolineras y descuentos en restaurantes y hoteles.

Estas tarjetas y apps de cashback te permitirán estirar más tu presupuesto en determinadas compras.

👉 Si te interesan, aquí puedes ver las mejores aplicaciones para ahorrar por redondeo.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *