Depósitos extranjeros: ventajas y riesgos

PreahorroDónde invertir4 Comments

depósitos extranjeros

Los mejores depósitos están en el extranjero. Es una realidad tan clara como que los depósitos son un producto pensado para ahorrar y no para invertir.

La única diferencia es que ahora también se pueden contratar desde España de forma muy sencilla. Por eso cada vez nos llegan más dudas sobre cómo hacerlo, si el dinero está protegido, cuáles son las ventajas y riesgos y, sobre, si merece la pena invertir en depósitos extranjeros y en concreto en depósitos europeos.

Eso es precisamente lo que vamos a ver.

¿Por qué son más rentables los depósitos extranjeros?

Los depósitos a plazo fijo de países como Italia, Portugal, Estonia o Lituania superan con creces la rentabilidad de los depósitos españoles. Es un hecho que puedes comprobar con una visita rápida a la plataforma Raisin, que es donde se pueden contratar este tipo de depósitos.

Si el rendimiento de los depósitos en la Eurozona en teoría está ligado a los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), ¿Por qué en España los bancos no ofrecen depósitos al 4% como en Europa? La razón es que los bancos tienen libertad de establecer la remuneración que quieran para los depósitos.

Ahí influye, por un lado, el tipo de interés de la zona euro, y por otro, cuestiones como la clasificación crediticia del país y la italiana es peor que la española.

Para que lo entiendas mejor, las entidades financieras tienen diferentes formas de financiarse. Una de ellas es a través del BCE, que les paga intereses por el exceso de liquidez (dinero en cuentas en lugar de prestado). Para tener más dinero en cuenta, los bancos ofrecen depósitos a los usuarios a un tipo inferior y ‘se llevan la diferencia.

También pueden emitir deuda, pero muchos pequeños bancos prefieren financiarse a través de los depósitos en lugar de emitir bonos.

Con los depósitos extranjeros ocurren cosas curiosas como que BBVA ofrezca una remuneración del 4% en Italia, pero que los depósitos de BBVA en España no lleguen al 3%.

¿Son seguros los depósitos extranjeros?

Esta es la primera pregunta y la más importante. La gran ventaja de los depósitos extranjeros es su mayor rentabilidad. ¿Qué pasa con la seguridad? ¿Está protegido tu dinero en un depósito extranjero?

Los depósitos de los bancos de fuera de España están respaldados por el fondo de garantía de depósitos de cada país. En el caso de los depósitos europeos, la normativa de la Unión Europea (UE) obliga a que se aseguren hasta 100.000 euros por titular y banco.

Es decir, con un depósito europeo tendrás la misma protección que con uno español. La única diferencia es que será el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de cada país el que cubra esa cantidad en caso de quiebra del banco.

Aquí es donde merece la pena que tengas en mente la solvencia del país en cuestión y de su sistema bancario. La forma de averiguarla es a través de agencias de calificación como Moody’s, Fitch o Lipper.

👉 Una de las desventajas de un plazo fijo extranjero es que en caso de quiebra la reclamación la tendrás que hacer al país donde esté radicado el banco y en su idioma original.

Tienen inversión mínima

Una de las desventajas de los depósitos extranjeros que se pueden contratar desde España es que todos tienen una inversión mínima inicial elevada. Como poco tendrás que invertir 10.000 euros, aunque los hay con mínimos superiores.

Del mismo modo, también tiene una inversión máxima que generalmente ronda los 100.000 euros.

Se pueden cancelar anticipadamente

En realidad, dependerá de cada entidad y depósito. Los depósitos con plazos más largos sí que suelen permitir la cancelación anticipada, pero los depósitos extranjeros a 12 meses normalmente no.

Cómo se contratan depósitos extranjeros desde España

La tecnología ha facilitado el acceso a depósitos de bancos europeos. Si quieres un plazo fijo de otro país ya no necesitas viajar para abrirte una cuenta.

Todo el proceso se puede online a través de la plataforma Raisin, que se dedica a conectar a entidades europeas con ahorradores de todo el continente.

El alta no te llevará más de 15 minutos, aunque incluye una videollamada para verificar tu identidad. A partir de ahí, solo tendrás que elegir el depósito que quieras e invertir en él. La rentabilidad que generes irá a una cuenta de Raisin tras vencer el plazo de inversión.

👌Por si te lo preguntas, no cobramos un euro de Raisin ni de ninguna otra de las plataformas, bancos o productos que mencionamos en el blog.

Hay que pagar impuestos

Los depósitos extranjeros no están exentos de pagar impuestos. Tributan en el IRPF como cualquier otro depósitos. Esto quiere decir que Hacienda reclamará entre un 19% y un 28% de las ganancias que hayas generado.

Sin embargo, estos depósitos tienen una particularidad: pueden incluir una retención en origen y sufrir de doble imposición. Esto ocurre cuando el país donde contratas el depósito retiene un dinero a cuenta de IRPF (retención en origen) y después la Agencia Tributaria española hace lo propio, con lo que estarías pagando dos veces el mismo impuesto en países diferentes.

Para evitarlo existen los acuerdos para evitar la doble imposición. Raisin informa directamente de qué depósitos extranjeros incluyen retención y cuáles no. Con los que sí la incluyan tendrás que enviar un Certificado de Residencia Fiscal de la AEAT que puedes ver aquí y que no te llevará más de 10 minutos conseguir.

También hay que rellenar el modelo 720

Los trámites fiscales no terminan ahí. Si tienes bienes por valorados en más de 50.000 euros en el extranjero tendrás que rellenar el Modelo 720 de declaración informativa de bienes en el extranjero.

Este modelo no implica el pago de impuestos. Sirve para que Hacienda sepa qué inversiones y bienes tienes fuera del país.

Este modelo se presenta una vez al año y después de la primera vez solo tendrás que volver a rellenarlo si el valor de tus inversiones aumenta en más de 20.000 euros.

¿Merecen la pena los depósitos extranjeros? Opinión

Por mucho que su rentabilidad sea mayor, los depósitos extranjeros no dejan de ser depósitos. Esto quiere decir que es un producto de inversión conservador enfocado al corto plazo.

Dicho de otra forma, que puede servir para obtener rentabilidad por un dinero que vas a necesitar en dos años para comprar una casa o un coche, por ejemplo, pero no para invertir a largo plazo.

😨 Esto también aplica a los depósitos estructurados y los depósitos combinados por más que quieran venderlos de otra forma desde las entidades financieras.

En el mejor de los casos los puedes usar para rentabilizar tu fondo de emergencia.

Con esto en mente, ya es cuestión de prioridades y de cantidades. En otras palabras, si te compensa el riesgo y los trámites añadidos para ganar 1 punto porcentual de rentabilidad a unas cantidades que normalmente serán limitadas.

Si tienes un fondo de emergencia de 20.000 euros o buscas opciones conservadoras para 70.000 euros porque vas a comprarte una casa, ese punto porcentual ya puede suponer una cantidad interesante, pero para una inversión de 10.000 estamos hablando de 100 euros al año. Que sí, que es dinero, pero que también merece la pena que valores si te compensa el esfuerzo adicional.  

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este curso gratuito:

EMPEZAR CURSO GRATUITO LIBERTAD FINANCIERA

4 Comments on “Depósitos extranjeros: ventajas y riesgos”

  1. ¿Esto de los depósitos en el extranjero es seguro? ¿Tú lo has probado?

    1. Buenas Luis,

      Personalmente no invierto en depósitos, por lo que no puedo decir que haya probado el servicio. Lo que sí te puedo decir es que estos depósitos en el extranjero son tan seguros como el país en el que se contraten y estando en la UE, todos gozan de una protección similar.

  2. Buenas Luis,

    Con esto de los depósitos en el extranjero me surge la duda de si merece la pena el riesgo por la rentabilidad adicional que ofrecen este tipo de depósitos.

    1. Buenas Beatriz,

      Ese punto porcentual de rendimiento que ofrecen los depósitos en el extranjero es bastante significativo a largo plazo. A partir de ahí, es cuestión de prioridades y, también, del capital disponible. La mayoría de estos depósitos incluyen una inversión inicial de 10.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *