Las dos claves para ahorrar sin importar lo que ganes

PreAhorroCómo ahorrar3 Comments

Ahorrar y terminar con 5000 euros mas el año

“Si ganase algo más podría ahorrar”. Seguro que tú también has escuchado esta frase a lo largo de tu vida e incluso puede que la hayas pensado. De hecho, esta es una de las razones más habituales por la que los españoles no ahorran.

A esta se unen otras como los gastos imprevistos o la deuda. La buena noticia es que lo que ganas al mes es mucho menos importante de lo que piensas para ahorrar. Da igual cuál sea tu salario y cuánto sean tus ingresos, hay dos cosas que tú también puedes hacer para mejorar tu situación financiera y tomar el control de tu dinero.

Cambiar tu forma de enfocar el ahorro

El método para ahorrar que funciona no es el tradicional ni el que has aprendido de tus padres. Para cambiar tu situación tienes que dejar de hacer lo que llevas años haciendo.  Como decía Albert Einstein, “no esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo”.

Y lo que debes hacer es empezar a anteponer tu futuro financiero al presente. En otras palabras, deja de ahorrar a final de mes y empieza a hacerlo al principio. Así evitarás uno de los tres errores más repetidos con el dinero y desterrarás de una tacada excusas que ahorrarías si te quedase algo al final de mes o cuando ganes más.

En el coaching de Luis Pita te damos las herramientas para hacerlo de forma automática y gradual para que sea un cambio duradero.

Descubre dónde ahorrar y hazlo

Sólo con ahorrar al final de mes ya estarás haciendo más que la mayoría de españoles y estarás ahorrando todos los meses, sin esfuerzo ni trabajo. Por fortuna, es posible ir un poco más allá. La clave para ahorrar más está en saber dónde buscar y tener claro que gastos son prescindibles y cuáles no.

Así, hay gastos fáciles de eliminar en lo emocional. A nadie le molesta pagar menos por el seguro de coche, por la factura eléctrica o por el móvil. La cosa cambia cuando pasamos a otros gastos fijos como la compra. Ahorrar en el supermercado es más fácil de lo que parece, pero implica ciertos cambios de hábitos si no tienes claro cómo hacerlo.

Lo mismo ocurre con los gastos en ocio o ropa. Tienen un componente emocional más difícil de combatir. La solución es practicar el concious spending, que podría resumirse como gastar en lo que te hace feliz y recortar el gasto en todo lo que no.

Si te faltan ideas, aquí puedes ver cómo lo hicieron tres personas mileuristas.

En el coaching te ayudaremos a identificar esos gastos que te hacen feliz y te daremos pautas para evitar caer en las trampas del consumismo. Además, descubrirás los trucos de ahorro que mejor funcionan.

Empezar el Curso Alta Rentabilidad

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es ahorrar mucho más cada mes, aprovecha el coaching de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”. Más de 25.000 alumnos lo han completado en 2018 y ha ganado el premio al mejor curso de finanzas personales y ahorro. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes sin esfuerzo

2- Si ya tienes ahorrados más de 30.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos este curso gratuito

3- Y si te ha gustado este artículo, compártelo aquí con tus amigos:

Si te ha gustado... ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

3 Comments on “Las dos claves para ahorrar sin importar lo que ganes”

  1. Muy buen profesional Luis, aportas una buena información sobre el dinero y el ahorro. Me ha gustado la profesionalidad y transparencia con la que trabajas, resolviendo en todo momento mis dudas de forma rápida y clara.
    Un saludo

  2. ¡Qué grande eres y qué razón tienes!

    Por supuesto que hay que ahorrar, por supuesto que hay que invertir, por supuesto que hay que arriesgarse.

    Saludos!

  3. Muy buenos consejos, definitivamente.

    Realmente ahorrar es muy fácil, pero tienes que saber cómo hacerlo. Si no, es imposible. Básicamente todo en la vida funciona así, realmente.

    Da igual que sea ahorrar o freir un huevo, no podrás hacerlo bien hasta que alguien no te ayuda o no descubres cómo hacerlo tu mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.