Los ganadores de la lotería: cuánto tardan en perderlo todo

PreAhorroArticulos, Libertad financiera0 Comments

Los peligros de no invertir tu dinero
 

La lotería es el camino más rápido hacia la libertad financiera. ¿Quién no ha soñado con ganar El Gordo o el Euromillones para retirarse? Hay que tener cuidado con lo que se desea porque a lo peor puede que hasta se haga realidad. En este caso, ganar la lotería está lejos de ser la solución a todos tus problemas y un seguro hacia la felicidad.

La lluvia de millones puede solucionar los problemas económicos inmediatos y dar un alegrón momentáneo, pero de ahí a pensar que logrará esfumar todos los problemas de golpe media un mundo. Es más, según un estudio conjunto de la Universidad de Northwestern y la Universidad de Massachusetts titulado “Los ganadores de la lotería y las víctimas de accidentes: ¿Es la felicidad relativa?” al cabo de un año el estado de ánimo de quienes se hicieron millonarios y quienes sufrieron un siniestro era prácticamente el mismo.

La diferencia estriba en que los ganadores de la lotería tienen mucho potencial para terminar siendo infelices porque muchos acabarán perdiéndolo todo. Una investigación de las universidades de Kentucky, Pittsburg y Vanderbilt descubrió que quienes se embolsaron entre 39.000 y 118.000 euros con los juegos de azar terminaban arruinados en un plazo de entre 3 y 5 años.

Hay estudios que apuntan a que casi el 80% de los millonarios por azar dilapidan su fortuna en menos de una década y Paul Golden, del Fondo Nacional para la Educación Financiera en Estados Unidos, estima que un 70% lo perderá todo en un lustro.

Cómo gastan el dinero los ganadores de la lotería

La clave de esta hecatombe financiera se encuentra en la forma de gastar el dinero. Como ocurre cuando te dan un aumento y amoldas tu nivel de consumo a tus ingresos, muchas personas hacen lo mismo con la lotería, sólo que en este caso los cambios tienden a ser drásticos. Lo primero suele ser dejar el trabajo, pagar deudas, comprar casa y cuando ya no saben qué hacer, seguir gastando.

Un estudio de Oxford Economics analizó lo que habían hecho los 3.000 millonarios ganadores de la lotería británica en los últimos 18 años y descubrió algunos patrones interesantes.

El primero es que prácticamente la totalidad de los ganadores invierte en vivienda. Un 82% cambió su casa por una nueva con un gasto medio de 900.000 libras por piso. En total, los nuevos millonarios han invertido 3.300 millones en 7.958 viviendas. A esto hay que añadir 460 millones en nuevos coches, un 16% de ellos de marcas de lujo. Las vacaciones han supuesto 21 millones de libras en su viaje más caro, lo que supone una media de 7.100 libras por ganador.

Como gastan su dinero los ganadores de la lotería

Fuente: TheGuardian Pulsa en la imagen para hacerla más grande

Muchos de los millonarios británicos mantienen su fortuna y muchos son ahora empresarios de éxito. De hecho, un 15% emprendieron sus negocios y gracias a ello ahora hay 3.195 empleos más en el Reino Unido.

Los que lo perdieron todo

En el lado contrario están quienes no fueron capaces de gestionar todo el dinero que les llegó de golpe y terminaron arruinados. Estas son algunas de las historias mejor documentadas de ganadores de la lotería que lo perdieron todo:

Andrew Jackson Whittaker fue capaz de dilapidar los 314,9 millones de dólares que ganó con el Powerball en apenas cuatro años. Casinos, clubes de stripteases e incluso robos ayudaron a que terminase arruinado. Entre sus logros, el ganarse una demanda del Casino Caesar de Atlantic City por endosar 1,5 millones de dólares en cheques sin fondos o dar 1.500 semanales a su nieta, que terminó muriendo de sobredosis.

Ralph Stebbings y su mujer May ganaron en 2005 la friolera 143 millones de euros. Dejaron sus trabajos y se propusieron viajar por el mundo. El problema llegó cuando sus familiares hicieron lo propio pensando en vivir de las rentas de la pareja. Una mala gestión del dinero hizo que éste empezase a escasear. A esto se añadieron otros problemas de Ralph como tratar de apuñalar al novio de su hija. Finalmente Ralph falleció a los 43 años a causa de un infarto.

Billy Bob Harrell ganó 31 millones de dólares en 1997 con los que se compró un rancho, otras seis casas, coches de lujo… A esto se sumaron favores a amigos y un costoso divorcio. Dos años después, sin dinero ya, terminó suicidándose.

Janite Lee tardó algo más en gastarse los 18 millones de dólares que le tocaron en 1993. En concreto fueron ocho años en los que repartió el dinero entre obras de caridad y el juego, entre otras cosas.

Michael Carroll ganó 15 millones de euros en 2002. Cinco años después no quedaba nada de ese dinero. La culpa la tuvieron las cuatro casas que se compró en Reino Unido más la que adquirió en España para veranear y los cuatro coches de gama alta, además de las drogas. En 2006, ya en quiebra, fue condenado a nueve meses de cárcel.

William Post se hizo con once millones de euros en 1988 y lo primero que recibió fue una demanda de su ex novia que quería una parte del premio alegando que antes de la separación compraban juntos el boleto para jugar todas las semanas. A continuación su hermano fue detenido por contratar a un sicario para matarle. Lejos de desconfiar, siguió haciendo caso a familiares para meterse en negocios que nunca funcionaron, comprar casas, coches e incluso un avión que no podía pilotar por no tener licencia. Finalmente terminó en la cárcel, con una deuda de 685.000 euros y apenas 300 euros al mes para vivir.

Sharon Tirabassi, madre soltera, recibió 10,5 millones de dólares en 2005. Hoy en día viaja en autobús y vive de alquiler tras dilapidar la fortuna con un tren de vida propio de una estrella. En este caso por lo menos se preocupó de asegurar el futuro de sus hijos con un fideicomiso más que generoso.

José Manuel Calvo Vaz, un empleado municipal de Ourense, ganó 9 millones de euros en 2003. En enero de 2009 terminó quitándose la vida tras montar negocios sin éxito, comprar coches de lujo y ser excesivamente generoso con propios y extraños.

Como ves, quedarte sin nada es posible pese a contar con un patrimonio que bien invertido debería haber dado para vivir una y varias vidas. Para que te hagas una idea, imagina que obtienes un modesto 4% anual por esos 10 millones de euros, estarías recibiendo cada año 400.000 euros antes de impuestos y cerca de 315.000 euros tras pasar por Hacienda. ¿Suficiente como para llevar el estilo de vida que quieres? No para todos.

Si de verdad quieres tener tranquilidad financiera en la vida, déjate de loterías y aprovecha este curso gratuito. Te enseña cómo ahorrar el 20% de tu salario cada mes y sacar un alto rendimiento a tus ahorros.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.