BEPI: qué es el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho

PreAhorroPréstamos y deudaHacer un comentario

Qué es el BEPI

Quizás el término BEPI no te diga gran cosa. Puede que incluso te suene a la nueva red social de moda. Sin embargo, es el principal motivo para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad si tienes deudas que no puedes saldar.

Qué es el BEPI

Este término jurídico es el acrónimo de Beneficio de Exoneración del Pasivo. Como es fácil que hayas deducido, es el mecanismo que te permite librarte de las deudas que no puedes pagar una vez decides acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

El BEPI está regulado por el artículo 178 bis de la Ley Concursal y supone un último paso en la segunda oportunidad frente a las deudas.

De forma muy resumida, así es como funciona la Ley de Segunda Oportunidad y en qué punto se activa el BEPI.

  1. El primer paso de la segunda oportunidad es negociar con tus acreedores para llegar a un acuerdo de pago con la supervisión de un mediador concursal. Esto se hace a través del Acuerdo Extrajudicial de Pagos o AEP donde se plantea una reestructuración de la deuda e incluso algunas quitas. En otras palabras, negociar que te perdonen parte de la deuda y un nuevo esquema de pagos que de verdad puedas afrontar.
  2. Si el primer paso falla, que suele ser lo habitual, el mediador concursal declarará tu concurso y solicitará el BEPI como siguiente fase de la Ley de Segunda Oportunidad.

Lo normal en este punto es que no dispongas de dinero ni patrimonio suficiente para hacer frente a las deudas.  Por eso mismo, ahí es donde el juez dictaminará la exoneración de la deuda y el porcentaje que se condona. Es decir, te perdonarán una parte o el total de la deuda de forma inmediata y definitiva o provisional y dependiente de un plan de pagos.

Requisitos para acogerte al BEPI

¿Quiénes pueden solicitar el BEPI o Beneficio de Exoneración del Pasivo? Básicamente quienes pueden solicitar la segunda oportunidad.

Los tres requisitos para pedir el BEPI son:

  • Ser persona física, incluidos los autónomos (este proceso está pensado para particulares, no para empresas, que siguen la Ley Concursal).
  • Haber liquidado todo tu patrimonio y haber concluido el concurso por insuficiencia de masa activa. Dicho de otra forma, que no tienes dinero ni bienes para pagar (la vivienda habitual tiene su propia consideración).
  • Ser un deudor de buena fe (aquí puedes ver en qué consiste).

Modalidades del beneficio de exonoeración

Hay más de un tipo de BEPI, como ya hemos mencionado. Este beneficio de exoneración puede ser definitivo o no dependiendo de tu situación y de tus bienes.

BEPI definitivo

Este tipo de exoneración de deudas tiene carácter inmediato y definitivo. Para que lo entiendas mejor, las deudas se cancelan para siempre sin que exista ningún tipo de condición adicional.

Los únicos requisitos para acceder a la exoneración de deudas definitiva e inmediata son:

  • Debes satisfacer todos los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados. Estas son las deudas que hayas generado después de declararse el concurso o solicitar el BEPI, por un lado, y los créditos privilegiados, por otro.  
  • Haber pagado un mínimo del 25% de los créditos concursales o haber intentado un Acuerdo Extrajudicial de Pagos.

Eso sí, recuerda que la segunda oportunidad deja un periodo de 5 años tras la concesión del BEPI para revisar bienes o derechos que pudieses haber ocultado. Es la forma en la que la ley protege al acreedor si, por ejemplo, tienes una casa que habías escondido o dinero en una cuenta en el paraíso.

Esto no quiere decir que no puedas comprar una nueva casa, por ejemplo. Puedes comprar lo que quieras y tener un trabajo sin que te puedan embargar ni un euro por esas deudas que ya han quedad saldadas.

BEPI provisional

El beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho también puede ser provisional y depender de una serie de condiciones. Esto ocurre cuando acuerdas que te perdonen una parte de la deuda a cambio de aceptar un nuevo plan de pagos para la que queda, entre otras cosas.

En este caso no es necesario disponer de solvencia inmediata, pero sí de capacidad de ir pagando una parte de la deuda mes a mes.

Los requisitos para este tipo de BEPI son:

  • Aceptar un plan de pagos.
  • Haber cumplido con las obligaciones de colaboración e información concursal que marca la ley.
  • No haber disfrutado del BEPI en los últimos 10 años. Así se evita crear un círculo vicioso de insolvencia.
  • No haber rechazado un trabajo en los últimos 4 años. Por trabajo se entiende una oferta de empleo adecuada a tu curriculum, experiencia y capacidades, no cualquier trabajo.
  • Aceptar que se inscriba en el Registro Público Concursal durante un plazo de 5 años la obtención del BEPI.

¿Por qué se puede revocar un BEPI provisional?  Igual que con el BEPI definitivo, si has ocultado bienes durante el proceso te revocarán la exoneración provisional.

También lo harán si se elimina la buena fe del deudor, algo muy en línea con el ejemplo anterior. Incluso podrían revocarlo si mejora sustancialmente tu situación económica podrían dar marcha atrás al BEPI. Un ejemplo sería si te toca la lotería, por ejemplo.

Si pasan 5 años sin que se impugne este BEPI provisional, podrás pedir la exoneración definitiva, un BEPI definitivo e inmediato para olvidarte de tus deudas.

BEPI discrecional

¿Qué pasa si incumples con el plan de pagos? Ahí es cuando se activa esta es una modalidad de BEPI especial.

Este tipo de BEPI no se otorga automáticamente si cumples una serie de requisitos: depende de lo que diga el juez. El juez tiene la potestad de concederlo o no.

El BEPI discrecional se suele pedir cuando no has podido hacer frente al plan de pago. Que te lo concedan o no dependerá del juez. Sin embargo, lo más habitual es que si has destinado al menos el 50% de tus ingresos embargables a saldar el plan de pagos, el juez acceda.

Quién te puede ayudar a conseguir el BEPI

Solicitar el beneficio de exoneración de pasivo no es algo que sea recomendable hacer por tu cuenta. Unos buenos expertos en la materia te ayudarán a conseguir mejores resultados y más rápido.

Hemos realizado un acuerdo con los mayores especialistas de España en la aplicación de ley de segunda oportunidad. Rellena este formulario y te llamarán en menos de 24 horas:

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2034.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

1- Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este CURSO GRATUITO

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomiendo el CURSO ALTA RENTABILIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.