Fondos de inversión: Categorías

PreAhorroDónde invertir2 Comments

Ahorrar ha muerto viva la inversion

En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores tiene registrados más de 23.000 fondos de inversión, lo que implica que la oferta es más que amplia. Aunque firmas especializadas en este instrumento de inversión colectiva como Morningstar los agrupan por categorías, seguimos hablando de unos 200 grupos distintos, lo que complica mucho la valoración de las diversas opciones y, por tanto, la elección final.

Las tres grandes distinciones que podemos hacer para clasificar los fondos de inversión se basan en los activos finales. Los fondos pueden invertir en renta fija (deuda) renta variable (acciones) o en otros activos como materias primas, capital riesgo, divisas o inmuebles.

Dentro de la categoría de deuda, el siguiente escalón pasa por la especialización. Por ejemplo, hay fondos que invierten en productos bancarios, como los fondepósitos y otros que invierten en productos de deuda a corto, medio o largo plazo. Otra opción para separar los fondos de renta fija consiste en saber si invierten en deuda pública (países, ayuntamientos, organismos públicos, etc.) o privada (emitidos por empresas). Por último, con un grado de especialización mayor, hay fondos que invierten en bonos convertibles, en deuda de alta rentabilidad o en bonos ligados a la inflación.

Por lo general, cuanta mayor sea la especialización o el plazo en el que se invierte, mayores son el riesgo y el potencial. Otra forma de jugar con el baremo riesgo-beneficio es invertir en activos de países en vías de desarrollo, tanto si son públicos (deuda de México) como si son privados (deuda de una empresa mexicana).

Conoce las ventajas e inconvenientes de los fondos de inversión

Fondos de renta variable

En la categoría de renta variable los dos grandes grupos los forman los que invierten en sectores(telecomunicaciones, financiero, energía, etc.) y los que invierten en zonas geográficas (bolsa europea, asiática, estadounidense, emergentes, etc.). Pero también hay fondos que invierten con otras estrategias, como son los fondos indexados(replican la evolución de un índice bursátil) los que buscan empresas de un tamaño concreto, los que eligenempresas que pagan dividendos más altos, o los que invierten en empresas socialmente responsables, por ejemplo.

Fondos mixtos

Existe una categoría intermedia entre la deuda y la bolsa que son los fondos de inversión mixtos, que tienen patrimonio en renta fija y renta variable y facilitan así la diversificación.

Los fondos mixtos intentan aprovechar las ventajas de las diferentes clases de activos para crear una cartera variada y eficaz: maximizar rentabilidad y minimizar riesgo.

Un fondo mixto defensivo no debería tener más de un 35% de su cartera en bolsa; un mixto moderado, entre un 35% y un 65%, y un mixto agresivo, más de ese 65%, pero menos de un 75%, que ya sería considerado como un fondo de bolsa puro. Por último, un mixto flexible puede variar los porcentajes según decida su gestor.

En el grupo de los fondos mixtos se encuentran la mayoría de los fondos garantizados, pues invierten la mayor parte de su patrimonio en deuda y una pequeña parte en bolsa, de la que depende el grueso su rentabilidad.

Un fondo garantizado sólo asegura el capital si se mantiene hasta el vencimiento. Entonces, si el fondo ha obtenido beneficios, el partícipe recupera con la inversión su parte del beneficio. Si el fondo ha tenido pérdidas, la entidad gestora ejecuta la garantía y el partícipe recupera el dinero invertido en su totalidad. Es decir, no existe riesgo de perder la inversión, pero sí de no ganar nada o muy poco en el plazo que se contrate el fondo, que suele ser de varios años.

Otros activos o estrategias

La tercera categoría de la que hablábamos son los fondos de inversión que compran activos que no son ni deuda, ni acciones. Son inversiones muy especializadas con sus respectivas características. Por ejemplo, las materias primas nunca se compran de forma física, sino financiera; lo mismo que la divisa, que se adquiere a través de activos del mercado monetario. Los inmuebles, por contra, sí se compran, pero unas veces se dedican al alquiler, otras a la venta; pueden ser viviendas, centros comerciales, solares, etc.

La complicación máxima de un fondo de inversión la encontramos en los fondos libres, fondos de cobertura o hedge funds, un instrumento de gestión libre que puede invertir en cualquier producto cotizado, en cualquier país del mundo, en cualquier divisa y que está pensado para perfiles de riesgo muy elevados.

Uno de los factores que multiplica el número de fondos disponibles es la combinación de estrategias. Por ejemplo, hay fondos que compran activos de empresas británicas de pequeño tamaño y otros que se decantan por bancos de la zona euro o farmacéuticas norteamericanas. Algo que también ocurre en la renta fija, donde se puede comprar deuda de empresas originarias de países emergentes, o de empresas estadounidenses de alta calificación crediticia.

Los fondos son ideales para trabajar con los tres bloques de la planificación financiera.

Otras clases de fondos

Ha sido toda esta diversificación la que ha creado un tipo de productos muy especial, los fondos de fondos. Son instrumentos diseñados por entidades que carecen del conocimiento necesario para invertir en países o sectores donde otras firmas son especialistas. Crean un fondo que invierte en otros fondos y así pueden ofrecer inversiones de calidad en mercados o sectores que desconocen.

Por terminar, explicar que existen unos fondos de inversión que cotizan, los ETFs, que tienen un comportamiento y fiscalidad más parecidos a los de las acciones bursátiles, por lo que los dejamos aparte.

Si no tienes claro si un fondo de inversión es para ti o necesitas otro producto, habla con un asesor financiero para que te oriente en tus inversiones. Aquí puedes concertar una cita gratuita.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es tener mucha libertad financiera, aprovecha el curso gratuito de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos el curso online Alta Rentabilidad

2 Comments on “Fondos de inversión: Categorías”

  1. Buenas tardes.
    Últimamente oigo y leo bastante sobre fondos de gestión pasiva y fondos de gestión activa.
    Según entiendo yo, estos últimos son mayoría y normalmente son aquellos que cobran unas comisiones más altas. Algo así como el 2,5% mas o menos.
    Los fondos de gestión o quizás debería de decir estrategias de inversión pasivas están formadas por fondos de gestión pasiva que de normal solo tienen una comisión de entre el 0,2 al 0,8%.
    Mi pregunta. Son estos fondos igual de fiables que los que yo llamo tradicionales?
    Conozco varios comercializadoras de estos fondos y últimamente parece que están apareciendo algunas más. Indexa, Finizens, Popcoin… ves seguras estas plataformas?
    Un saludo.

    1. mm

      Hola Juan,
      La diferencia entre la gestión activa y pasiva es el papel de la gestora. En los primeros hay un equipo gestor que busca fórmulas para mover el dinero y conseguir un buen rendimiento ajustado al riesgo que corran. Precisamente por que se gestionan de forma activa, moviendo el capital y desarrollando estrategias de inversión, las comisiones son mayores (hay que pagar al equipo gestor por su trabajo).
      Por su parte, los fondos de gestión pasiva se limitan a replicar el movimiento de un índice. Si ese cae, ellos también lo harán. En cuanto a la fiabilidad de los fondos de gestión pasiva, son 100% fiables, no hay trampa ni cartón. Hacen lo que haga el índice de referencia.
      Otra cuestión son plataformas como las que comentas. Se trata de roboadvisors que lo que hacen es crear carteras compuestas principalmente por fondos de gestión pasiva y cobran una serie de comisiones por hacer estas carteras de gestión pasiva. Los tres ejemplos que has puesto son empresas fiables con buenos analistas y gestores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.