Errores típicos que encuentran los planificadores financieros

PreAhorroFinanzas Personales1 Comment

victor martin planificador financiero ovb

Víctor Martín se dedica a ayudar a las personas a poner en orden sus finanzas y alcanzar sus metas financieras. Forma parte del equipo de planificadores financieros de OVB (la mayor empresa de planificación financiera en Europa, para conocerla mejor pincha aquí)) que realiza la sesión gratuita del curso Libertad Financiera. Hemos querido que nos cuente los cinco errores más habituales que se encuentra en sus sesiones de asesoramiento. Ésta es su respuesta:

Después de asesorar cerca de un millar de personas, se repiten en las sesiones ciertos errores comunes que hacen que las personas tengan menos libertad y tranquilidad en sus vidas. Mi objetivo es conseguir que las personas puedan conocer y alcanzar la libertad financiera para que así, resuelto este tema, disfruten de todo lo demás. Estos son los errores más típicos que encuentro:

No ahorrar lo suficiente

«No ahorro, ¿para qué?» Esta es una de las frases que más escucho. Es muy común, entre la gente, decirse y comprarse a sí mismos excusas como “es pronto para ahorrar”, “aún soy muy joven”, “ya tendré más dinero”, “ahora tengo que disfrutar”, etc. Y sin embargo, todo esto que suena tan bien lo único que hace es acrecentar el problema que tendremos en el futuro con nuestro dinero.

Y lo que realmente hay que entender es que cuanto antes empecemos más fácil y cómodo será conseguir dicha libertad financiera.

Víctor Martín planificador financiero

Ahorrar con una fórmula que no funciona

A la hora de ahorrar la mayoría utilizará la fórmula que conoce de toda la vida: cobrará su sueldo, le restará los gastos y ahorrará lo que sobre. Ahorrar a final de mes no funciona. Cuando ahorras lo que sobra después de gastar es fácil que no ahorres casi nada debido a los imprevistos y caprichos que van surgiéndonos a lo largo del mes.

Prácticamente el 95% de la gente a la que ayudo usan esta forma tan inefectiva de ahorrar.

Confiar ciegamente en la pensión pública

Si hablamos de la jubilación y teniendo en cuenta la problemática socioeconómica que existe a día de hoy en España, muchos de mis clientes dudan en si seguir confiando en el sistema público o valorar otras alternativas. Este sistema se diseñó para una sociedad que hoy ya no existe y este es el motivo de la falta de eficacia.

En muchas ocasiones la frase mas repetida entre mis clientes es que el gobierno “algo hará” para resolver este problema. Es por ello que yo les pregunto si están dispuestos a delegar esta responsabilidad en otros que no sean ellos mismo o quieren tener un plan B por si ese “algo harán” no llega nunca.

Si nos fijamos en países como Alemania o Suecia, que ya han solventado este tema podemos observar que la solución pasa por combinar ambos sistemas; público y privado.

Contratar malos productos de ahorro

 Es cierto que también suelo encontrarme con personas que ya tienen adquirido el hábito de ahorrar. En estos casos, el error más común es la mala elección de la herramienta de ahorro debido al desconocimiento del sector. Es por ello que en todas mis reuniones dedico un tiempo para explicarles a mis clientes la siguiente idea:

“Para ir a cualquier sitio puedo escoger varios medios de transporte. Todos me llevarán allí, pero la diferencia estará en lo que cada uno me aporta. Si escojo ir andando el esfuerzo será mayor y por el contario, si decido ir en coche mi camino será más fácil y cómodo”

 Lo mismo ocurre con las herramientas de ahorro. Si mi objetivo es ahorrar a largo plazo puedo utilizar una cuenta corriente, lo que me supondrá un mayor esfuerzo y tiempo (por su menor rentabilidad). Otra opción sería utilizar un producto diseñado especialmente para ese fin que me permita aprovecharme de las ventajas que me ofrece.

Fiarse de los consejos del director de tu sucursal bancaria

Para terminar, otro de los errores con los que me encuentro habitualmente es el de personas que tienen productos que no se adaptan a su situación y por tanto no quedan cubiertos sus objetivos reales. Algunos casos concretos pueden ser clientes que han contratado productos estructurados o planes de pensiones sin conocer las características en cuanto a fiscalidad, rentabilidad, etc porque se lo recomendaron en el banco. También me encuentro con muchas personas con hipotecas cuyas cláusulas desconocen, error que arrastrarán durante toda la duración del préstamo pudiendo ser de hasta 40 años u otras con productos de los cuales no conocen a que están referenciados , es decir, en que invierten.

El director de tu oficina bancaria no es un buen consejero porque tiene un conflicto de intereses a la hora de recomendarte dónde poner tus ahorros, ya que tiene una serie de objetivos comerciales que cumplir. Estos objetivos los marca el banco y casi nunca estarán en línea con lo que es mejor para el usuario.

En todos estos casos, ayudo a las personas a ponerse en marcha para ahorrar inmediatamente o si ya lo están haciendo, les ayudo a ahorrar mucho más. También les enseño cómo obtener una buena rentabilidad de sus ahorros y alcanzar sus objetivos a corto, medio y largo plazo.

_______

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

Mi nombre es Luis Pita y mi libertad financiera es de 14 años. Es decir, si mañana dejase mi empleo, podría mantener el mismo nivel de vida sin trabajar hasta 2036.

Soy autor del best seller “Ten peor coche que tu vecino” y me has visto enseñando ahorro y finanzas personales en TVE, Telecinco, Cuatro, La 2, Telemadrid y las principales radios.

1- Si quieres disfrutar de tanta libertad financiera como yo, te interesa este CURSO GRATUITO

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomiendo el CURSO ALTA RENTABILIDAD

One Comment on “Errores típicos que encuentran los planificadores financieros”

  1. Tienes razón Víctor, a mi me cuesta horrores ahorrar y lo peor de todo es que cuando he juntado algo de dinero y he ido al banco para ver qué podía hacer he terminado con acciones del banco que he vendido perdiendo dinero…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.