“El mayor error al solicitar un aumento es no pensar qué has hecho distinto para merecer un cambio salarial”

PreAhorroCómo ganar más dineroHacer un comentario

entrevista francisco fernandez yuste recursos humanos

En el artículo de hoy os compartimos la entrevista que realizamos a Francisco Fernández Yuste, profesional del ámbito de los Recursos Humanos y autor del blog Mejora Tu Éxito Laboral.

Fernando comparte con nosotros su experiencia y las claves para ganar más dinero en el mercado laboral y mejorar tu salario, desde cómo pedir un aumento hasta cuándo hacerlo.

¿Cómo puedo optimizar mi salario si estoy buscando un nuevo trabajo?

Afrontar un nuevo rumbo laboral no es una decisión fácil. Uno de los aspectos más complejos tiene que ver con la cantidad salarial deseada para afrontar un nuevo proyecto. No debemos olvidarlo, la razón principal por la que trabajamos es para poder percibir un salario con el que sobrevivir a los gastos que tenemos que afrontar. Por tanto, las condiciones económicas suponen uno de los factores más críticos a la hora de aceptar una oferta.

Mi primera recomendación es que inviertas un tiempo en saber qué cantidad quieres percibir. Para ello debes tener en cuenta distintos elementos. Algunos dependen de ti. Por ejemplo, el gasto mínimo que debes afrontar y también si vas a necesitar más ingresos a corto plazo para poder gestionar nuevos pagos que previamente no tenías (por ejemplo, una hipoteca, comprar un coche o un máster).

Por otro lado, también es esencial que sepas qué salario medio pueden pagar por un perfil como el tuyo. Aquí puedes apoyarte en estudios retributivos de consultoras, en tu propio salario y el de colegas que conozcas y también de la información que puedas consultar en ofertas de empleo. Tienes que ser muy realista con la situación de mercado para no ser descartado de muchos procesos de selección si tus expectativas no son realistas.

Mi recomendación es que tengas una banda salarial a partir de la cual aceptarás ofertas. Piensa en tu mínimo y en tu cantidad ideal para el cambio. Otra recomendación es que no haya más de 5.000€ de diferencia entre ambas cantidades.

Debes analizar con detenimiento cómo te va a pagar tu nueva empresa. El salario fijo es solo uno de los elementos que pueden ofrecerte. Puede que tengas una parte variable, retribución flexible o retribución en especie. Durante la entrevista debes averiguar cómo puede ser tu paquete retributivo y los beneficios que puedes obtener. Hay veces que la información será compartida por las personas que te entrevisten. Sin embargo, en caso de que tengas dudas, una buena forma de preguntarlo durante el proceso de selección es ¿podrías comentarme qué beneficios ofrecéis a los trabajadores?

Estos son los principales elementos retributivos que la compañía podrá aportarte:

  • Salario fijo: este elemento es que percibirás al 100%. Cuenta con esta cantidad para los planes financieros que tengas.
  • Salario variable: mucho cuidado con este componente. Como su propio nombre indica, es algo que no se asegura como el fijo. Es importante que averigües en la entrevista cómo se mide y qué indicadores tiene, con qué frecuencia se recibe y si está limitado a cierta cantidad. Hay trabajos en los que se percibe de forma realista y otros en los que es muy difícil conseguirlo. También deberás averiguar si es una cantidad objetiva, es decir, basada en indicadores muy sólidos, o si es discrecional, lo que significa que su cálculo es más complejo y depende de elementos más subjetivos.
  • Retribución flexible: opción muy interesante en la que puedes cambiar parte de tu salario fijo por productos exentos de IRPF. Esta medida supone un ahorro real y se puede conseguir una gran optimización salarial.
  • Salario en especie: puede que percibas algún beneficio que te permita ahorrar, por ejemplo, seguro médico. Que la compañía te proporcione estos productos podrá darte un valor añadido.

Por último, es esencial que averigües qué recorrido salarial puedes tener en la empresa. Para ello, hay una pregunta que te ayudará a conocer esta respuesta: ¿cómo funciona vuestra política de evaluación y desempeño?; podrás saber de esta forma cuándo podrán revisarte el salario. Ten mucho cuidado si la empresa no cuenta con ninguna política de este tipo, pues puede que no tengas ningún aumento cada cierto tiempo. Es cierto que las empresas reservan mucha información sobre estos temas, pero es importante que no solo pienses en la cantidad actual, sino que también tengas en cuenta cómo puede ir mejorando a lo largo del tiempo.

¿Por qué hay tan poca visibilidad sobre el salario en las empresas? Me llama mucho la atención ver que muy pocas compañías publican las condiciones exactas del salario.

 Hay muy poca visibilidad respecto a este tipo de información. Ahora te comentaré las principales razones por las cuáles será muy difícil que accedas a los datos reales de lo que puede pagarte una compañía. Me gustaría destacar dos razones:

  • Razones culturales: vivimos en una sociedad en la que constantemente nos comparamos con los demás. Esto también se vive en la empresa, en la que en muchas ocasiones los trabajadores intentan saber qué gana el resto. Molesta más saber que nuestro compañero gana 500 euros más que nosotros a que en otras empresas se pague 4.000 euros más por el trabajo que realizamos. Si hay tanto ostracismo con este tema es porque es algo que nos afecta de lleno y nos cuesta aceptar que otras personas puedan ganar más que nosotros.
  • Razones estratégicas: el mercado laboral es muy agresivo. Por ello, si una empresa fuera totalmente transparente con lo que ofrece, lo único que conseguirá es que otras compañías de la competencia sepan cuanto tienen que ofrecer a sus trabajadores para llevárselos. Además, internamente la gente de la organización también podrá marcharse en cualquier momento. Imagínate que tú sabes que el máximo que vas a ganar en la empresa es 2.000 euros más, independientemente de lo mucho que te esfuerces. Sabiendo ese límite, y dependiendo de tu ambición, habrá más probabilidades de que te muevas que si supieras el recorrido que puedes tener. Por último, y con esta época de crisis, muchas empresas pagan cantidades ridículas. Publicar esta información les haría perder un gran prestigio.

Dependiendo de lo compleja que sea la política de compensación y beneficios de la empresa, lo normal es que cada posición que hay en una compañía cuente con su propia banda salarial, teniendo un mínimo y un máximo, y también con una jerarquía en la que poder ir ascendiendo. Por ejemplo, imagínate que una empresa tiene la figura de Programador Junior en la que como mínimo se le paga 18.000€ y como máximo 26.000€. La siguiente categoría podría ser Programador Senior, y el tramo de banda podría estar entre los 27.000€ y los 35.000€. El problema es que será prácticamente imposible que accedas a este tipo de datos por todo lo que te he comentado previamente.

En relación con lo que comentas, ¿qué podría hacer si quisiera solicitar un aumento en mi actual empresa?

Ojalá existiera una receta mágica para conseguir un aumento. Sin embargo, es más complejo de lo que parece.

Como comentaba antes, algo que debes saber es cómo funciona la política de compensación y beneficios de la empresa, es decir, si va a haber algún momento del año en el que vayan a revisar tu salario. En ese caso, mi recomendación es que esperes en ese instante a luchar por el salario que creas merecer.

Sin embargo, puede ser que tu compañía no cuente con esas evaluaciones o que pasase un tiempo desde la última revisión. Aquí la mayoría de las personas que solicitan un aumento cometen un error: no ponerse en la piel de la compañía antes de pedirlo.

Es muy importante que pienses qué has hecho distinto para merecer un cambio salarial. Nunca valdrá con decir simplemente que quieres que te paguen más. Debes buscar indicadores en los que apoyarte para que puedan subirte el sueldo. Por ejemplo, si has tenido nuevas responsabilidades, un desempeño muy bueno o estás trabajando muchas más horas de las estipuladas. Solo recibirás un aumento si la empresa está consiguiendo más beneficios por lo que haces. Fuera de las etapas de revisión, las subidas son difíciles de conseguir, pero si tienes suficientes elementos para justificarlo, entonces lucha por ello. Hazle ver a la compañía las cosas nuevas que está ganando por tu trabajo.

También puedes conseguir un aumento de sueldo indirectamente si te pones a buscar trabajo y otra empresa apuesta por ti al lanzarte una oferta. Muchas veces las cosas se valoran solo se pierden, y, es posible que, si dices que te vas, tu compañía intente un último órdago para que te quedes a través de una mejora de tus condiciones. En ocasiones podrán contra ofertarte, pero esto no es algo que vayas a saber al 100%. Ten mucho cuidado si juegas con fuego al decir que has aceptado otra oferta. Puedes llevarte una sorpresa desagradable al tener que irte cuando realmente lo que querías es que te subieran el sueldo.

¿Te gustaría añadir algo más sobre cómo optimizar el salario a nivel laboral?

Me gustaría compartir una recomendación que muy pocos ponen en práctica. Se trata de diversificar los ingresos. Hoy en día, la gran mayoría de personas tienen una única fuente de ganancias basadas en su trabajo actual. Esto sería como apostarlo todo a una única carta. Con la inestabilidad que existe hoy en día, puede que la compañía quiebre en cualquier momento o que prescindan de un perfil como el tuyo. Por ello, es esencial que puedas ver qué actividades puedes hacer que te reporten algún dinero extra. No siempre es fácil hacerlo, pero te invito a que reflexiones sobre de qué maneras complementarias puedes obtener beneficios.

___

¿Y AHORA, QUÉ DEBERÍAS HACER?

1- Si lo que quieres es tener mucha libertad financiera, aprovecha el curso gratuito de Luis Pita, autor de “Ten peor coche que tu vecino”

2- Si ya tienes ahorrados más de 5.000 euros y quieres sacarles una alta rentabilidad,  te recomendamos el curso online Alta Rentabilidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.