Los tres errores típicos del ahorrador español al invertir

PreAhorroArticulos, Invertir4 Comments

los errores mas habituales al jubilarse

“Llevo 20 años ayudando a mis clientes en sus inversiones, con un patrimonio bajo gestión de más de 90 millones de euros. El 95% de las personas con las que me he reunido cometen los mismos tres errores al invertir. Da igual que ahorren en los productos que les ofrece su banco o que inviertan por su cuenta, siempre se repiten los mismos fallos”, explica José Manuel García Rolán, uno de los asesores de inversiones mejor valorados en España. En este artículo, José Manuel te explica cada uno de los tres errores y cómo evitarlos.

Error 1: concentrar la inversión en el corto plazo

Según un estudio realizado por BlackRock, el 52% del dinero de los españoles está depositado en cuentas corrientes y depósitos. Es decir, está invertido en el corto plazo.

Concentrar la inversión en el corto plazo cuenta con un importante problema: la falta de rentabilidad. Al ahorrar para periodos inferiores a dos años (12 meses es el plazo medio del depósito en España) lo más importante será asegurar el capital invertido, es decir, no perder dinero. Así actúan la mayoría de productos destinados al corto plazo, que preservarán el principal de la inversión pero a cambio de una rentabilidad muy baja.

¿Quieres obtener una alta rentabilidad por tus ahorros? Aquí te enseñamos cómo.

Dicho de otra forma, tu dinero prácticamente no crecerá y entre la inflación y los impuestos es posible que el beneficio real sea hasta cercano al cero. Y es que existe una relación clara entre riesgo y beneficio según la cual a mayor riesgo, más beneficio y a corto plazo el beneficio no suele ser el objetivo, sino más bien protegerse del mercado.

En nuestra cartera de inversión o planificación patrimonial debemos marcar, al menos, tres objetivos temporales, o Bloques:

  • Primer Bloque. El objetivo de este primer bloque es el de disponer de liquidez para hacer frente a los imprevistos o gastos planificados a muy corto plazo, es decir, a menos de dos años. Es como un fondo de emergencia que además podremos aprovechar tácticamente para no perder oportunidades de inversión a largo plazo. La prioridad de este bloque será mantener la inversión principal, no perder dinero. La rentabilidad pasará a un segundo plano.
  • Segundo Bloque. Este bloque se destina a las inversiones y objetivos a medio plazo, es decir, con horizontes de dos a cinco años, como pueden ser la planificación de los estudios de los hijos, reformas en la vivienda, viajes, cambio de coche, etc. La prioridad en este caso será aumentar la rentabilidad incrementando, eso sí, el riesgo. La liquidez no será ya tan importante.
  • Tercer Bloque. El tercer bloque es para los objetivos a largo plazo, a más de cinco años vista como jubilarse o comprar una casa. Al aumentar el tiempo de inversión también podremos aumentar la volatilidad, ya que el objetivo será la rentabilidad. Al igual que en el segundo bloque, buscaremos instrumentos que nos favorezcan fiscalmente al tiempo que nos permitan beneficiarnos del interés compuesto, de modo que se incremente la rentabilidad real de los activos a largo plazo.

Error 2: concentrar la inversión en España

La segunda fuente de disgustos entre los ahorradores españoles es el hecho de no diversificar, de invertir casi todo su patrimonio en España. Un 74% de los activos del ahorrador medio están concentrados en España, según  datos de BlackRock. La explicación a este error tan habitual puede ser psicológica, pues tendemos a invertir en lo que más conocemos, lo que nos hace sentir más seguros.

El mejor ejemplo es la fórmula de inversión que encuentran muchas personas y que pasa por “ tener una cesta de acciones del Ibex 35: Santander, Iberdrola, Telefónica, BBVA, etc, un depósito en un Banco Español, un inmueble en España y un bono de deuda pública Española. Aunque estamos diversificando por clase de activo, estamos concentrando todo el riesgo en España. Si mañana la situación económica o política se deteriora, aumenta la prima de riesgo país, toda nuestra cartera se ve afectada negativamente.

España representa aproximadamente un 2% en la economía global, por lo que no debe representar el 90% de la cartera de inversión. Para evitar este error hay que diversificar adecuadamente la cartera de inversión. La principal ventaja de la diversificación es que permite reducir el riesgo en la cartera. Para ello hay que utilizar distintas clases de títulos, diferentes categorías de activos, sectores, zonas geográficas y estilos de gestión.

Error 3: invertir siguiendo los consejos del vecino o director de sucursal bancaria

Es muy común comprar una acción siguiendo el consejo de un vecino que ya ha invertido en la empresa y “está forrándose” cuando en realidad está asumiendo un enorme riesgo. Basta con echar la vista atrás unos años y recordar elcaso de Terra, en la que muchos particulares entraron como un negocio seguro aconsejados por amigos que llevaban ganado más de un 200% y terminaron perdiéndolo todo. La acción pasó de 157 euros a 3 euros en cinco años.

Otros invierten siguiendo los consejos del director de sucursal bancaria. No hay que ir muy lejos para recordar temas como las preferentes, la colocación de acciones de Bankia o los swap hipotecarios para darse cuenta de que los bancos se centran en colocar los productos que a ellos les interesa. 

Nos encontramos a diario con carteras de inversión que no reflejan el perfil ni los objetivos del ahorrador, y que, por el contrario, sí cumplen a la perfección los intereses del Banco. Es muy habitual que te ofrezcan ‘buenos fondos’ en base a rentabilidades pasadas, fondos garantizados caros, de baja rentabilidad y que atan al ahorrador; o los productos estrella de cada campaña comercial.

Además, los bancos no hacen seguimiento de lo que recomiendan y colocan, por lo que el ahorrador se queda solo una vez ha realizado la inversión. Esto quiere decir que si el fondo que has contratado cae o ya no es el mejor para tus intereses porque asume demasiado riesgo, nadie te lo va a decir.

Para evitar este error, gestiona tus inversiones siempre con un asesor con arquitectura abierta de producto. Es decir, alguien que te pueda ofrecer los miles de productos del mercado, no solo los de un banco concreto. De esta forma sabes que cuando te recomienda un producto es realmente el mejor para ti.

Apúntate a Invertir mejor y un asesor financiero te ayudará gratuitamente a lograr mayor seguridad y rentabilidad por tus ahorros.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

4 Comments on “Los tres errores típicos del ahorrador español al invertir”

  1. Carmen

    ¿Y qué hay de la ética en la inversión? ¿Vale todo? ¿Es posible saber al detalle que hacen con mi dinero?

    1. mm
      PreAhorro

      Buenas Carmen,

      Eres tú quien marca la ética de inversión vetando sectores o pidiendo a tu asesor que siga una serie de criterios en cuanto a empresas y fondos en los que invertir. El detalle de cómo y dónde se invierte tu dinero te lo darán la mayoría de asesores financieros. Otra cuestión diferente es saber en qué invierten exactamente los fondos por los que tu asesor apuesta Ese nivel de detalle será tú quien deba buscarlo generalmente.

  2. Jose

    Buenos días, ¿Serían tan amables de facilitarme el informe de Blackrock al que hacen referencia?

    Muchísimas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.