Fondos de inversión: ventajas e inconvenientes

PreAhorroArticulos, InvertirHacer un comentario

Fondos de inversion ventajas y desventajas

Los fondos de inversión son un Instrumento de Inversión Colectiva (IIC) que consiste en agrupar el patrimonio de unos cuantos ahorradores para que una entidad lo gestione y administre con el fin de ampliar ese capital. Al ser un instrumento colectivo permite que los ahorradores tengan un poder de negociación y alcancen una diversificación mayor al que tendrían individualmente. Los fondos obtienen su máxima eficiencia a partir de los tres años, con lo que están considerados como un instrumento de ahorro a medio plazo.

Algunas de las ventajas de los fondos de inversión son, por tanto, la diversificación que permiten desde la primera aportación y la seguridad, pues el partícipe es propietario en todo momento de sus participaciones, por lo que no se vería afectado en caso de que la gestora o el depositario quebraran.

¿Quieres obtener una alta rentabilidad por tus ahorros? Aquí te enseñamos cómo.

En realidad, los fondos son el producto financiero que permite una mayor diversificación ya que un sólo fondo de inversión puede tener parte del patrimonio en distintos mercados (deuda y bolsa), países, sectores, y activos(materias primas, acciones, bonos, divisas) existiendo además una amplísima variedad de fondos en función del perfil de riesgo del cliente. En la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hay registrados más de 23.000 fondos de inversión en más de cien categorías distintas, lo que da una idea de las posibilidades que ofrecen en materia de diversificación.

Es la misma CNMV la entidad encargada de la supervisión y de la regulación de su funcionamiento. No se puede comercializar un fondo de inversión en España sin que la Comisión haya dado su visto bueno y permitido su registro. Además, la ley establece estrictos límites en el nivel de endeudamiento que pueden aceptar, por lo que no es posible que uno de ellos entre en situación de insolvencia. Son, por tanto, productos muy seguros.

Otra ventaja de estos instrumentos de ahorro es su transparencia: los fondos de inversión tienen una comisión de gestión y de depositaría que ya está restada en la rentabilidad que aparece en la ficha de cada uno de ellos. Además, el partícipe recibe numerosa información, tanto antes como durante la inversión sobre la evolución del fondo, la composición de su cartera o los costes soportados, pues está -como decíamos antes- gestionado y administrado por una entidad especializada en inversión y ahorro.

Los fondos de inversión son abiertos en el tiempo, no existe un horizonte temporal predeterminado y éste se ajustará a las necesidades de cada cliente, siendo otra de sus ventajas su liquidez, ya que el dinero puede recuperarse en cualquier momento sin penalización, algo que no ocurre con los instrumentos de ahorro a largo plazo, como los Planes de Pensiones y los PPAS.

Un ahorrador puede invertir en un número ilimitado de fondos de inversión y sin limitaciones de capital. Y en caso de fallecimiento del partícipe, el capital invertido pasa a los herederos.

El fondo de inversión tiene una gran ventaja fiscal que es la de no tener que pagar impuestos hasta que no se liquida. Si el ahorrador traspasa todo o parte de su dinero de un fondo a otro no tiene que tributar por el beneficio obtenido, sino que difiere el pago hasta el momento en que hace efectiva la inversión y se confirma el beneficio neto. Dicho de otra forma, sólo pagará al recuperar el dinero y mientras puede ir saltando de un fondo a otro en función de sus intereses sin tener que abonar el 19,5% en 2015 y el 19% en 2016 como poco en concepto de impuestos, algo que sí tiene que hacer por ejemplo con un depósito.

Además, igual que ocurre con la inversión en acciones, si el fondo de inversión genera una pérdida neta para el partícipe, éste puede compensarla con el resto de ganancias patrimoniales que integran la base imponible del IRPF hasta en los cuatro años siguientes al de la pérdida, si en ese mismo año no obtuvo ganancias.

Por tanto, debido a sus ventajas fiscales y su capacidad para dar respuesta a las necesidades del ahorrador en los plazos medios de la planificación, los fondos de inversión suelen ser la columna vertebral de una buena planificación financiera.

Si no tienes claro si un fondo de inversión es para ti o necesitas otro producto, habla con un asesor financiero para que te oriente en tus inversiones. Aquí puedes concertar una cita gratuita.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.