Claves para elegir tu cuenta corriente

PreAhorroArticulos, Libertad financieraHacer un comentario

Cómo elegir tu cuenta corriente

Una cuenta corriente es una herramienta imprescindible hoy en día. Gracias a ella podemos domiciliar pagos y acceder a nuestro dinero en cualquier momento. El problema es que una cuenta corriente puede no ser el mejor lugar para tus ahorros. Para buscar una cuenta corriente que se adapte a tus necesidades hay una serie de consejos clave que debes seguir.

Lo primero que debes buscar es no perder dinero con tu cuenta corriente, es decir, que no cobren comisiones por mantenimiento ni otras de las que ya hemos visto. En el peor de los casos debería costarte cero euros tener tu cuentan y para ello debes negociar las comisiones que te están cobrando. Aquí te damos las claves para hacerlo con éxito.

A partir de ahí puedes intentar conseguir algo mejor, pero tampoco pierdas la cabeza. Una cuenta corriente no está ahí para darte dinero. Si quieres una alta rentabilidad para tus ahorros hay otras formas de conseguirlo y no son con tu cuenta corriente, sino con productos de inversión adecuados que puede recomendarte un planificador financiero independiente.

¿Quieres obtener una alta rentabilidad por tus ahorros? Aquí te enseñamos cómo.

Lo que sí puedes hacer es tratar de maximizar lo que obtienes por ella con una de estas dos opciones:

  • Cuenta remunerada con intereses. Las encontrarás, pero son cada vez más escasas y con una oferta limitada en el tiempo. Es decir, te pueden ofrecer una rentabilidad del 3% TAE pero sólo por un mes. Por eso mismo no debería ser un elemento clave en tu elección salvo casos concretos como el 5% que ofrece Bankinter el primer año para saldos de hasta 5.000 euros.
  • Cuenta que te paga por tus recibos. Uno de los motivos para tener cuenta corriente es domiciliar recibos. En este sentido puedes buscar una que te devuelva una parte de los recibos del hogar que tengas. Estas alternativas también están limitadas a una cantidad al año.

¿Qué deberías valorar al contratar la cuenta? Además de lo anterior, pon por encima de todo que la gestión de la cuenta sea sencilla. Para que lo entiendas mejor, hay un buen ejemplo: la Cuenta 1,2,3 de Banco Santander. Estamos ante una de las mejores opciones para tener el dinero del fondo de emergencia, ese ahorro que siempre deberías tener disponible.

El banco de Ana Patricia Botín te da un 3% hasta 15.000 euros y además te bonifica si domicilias el pago de impuestos y de recibos de educación de los niños. También te paga por los seguros que tienes con ellos y te regala acciones del banco (aquí hay que tener cuidado porque su comisión como bróker de seguros es alta y puede no salirte a cuenta). Es decir, te paga por tener tu dinero con ellos. A cambio, te obliga a tener tarjetas y hacer un uso bastante elevado de ellas (por lo menos una operación al trimestre con la de crédito). Si no cumples, no se aplican las condiciones favorables que has visto, pero ellos siguen cobrando por mantenimiento y emisión de la tarjeta. El truco está en que la mayoría de españoles se ve capaz de cumplir con las condiciones, de ser disciplinado en el gasto. La mayoría no lo hará y terminará pagando comisiones que después deberá renegociar.

La cifra para saber si lo estás haciendo bien o mal en tu vida. Puedes calcularla aquí.

Si no quieres ser como la mayoría busca opciones que realmente se adapten a tu forma de gestionar tu vida y tu tiempo. En otras palabras, no sudes por ganar un 2% por tu dinero del día a día y preocúpate por ganar un 6% por tu preahorro a largo plazo, el que de verdad cuenta y que te permitirá alcanzar la libertad financiera.

Estos mismos consejos podrás aplicarlos a cualquier comisión del banco, incluidas las que pagas por tus planes de pensiones, fondos de inversión o las que cobra tu bróker en general. Al final, todo es negociable con el banco y ellos tienen muy claro hasta dónde pueden llegar para retenerte.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.